"CATALUNYA: PROCESO A 14 NEONAZIS ""CASUALS"" "
De ultras del Barça, a grupo de matones a sueldo

La policía ha sacado a la luz las prácticas mafiosas
de un grupo extremadamente violento de los Boixos
Nois, a los que acusan también de un asesinato.

07/10/10 · 8:00
Edición impresa

Tras el levantamiento del secreto sumarial
decretado por el Juzgado de
Instrucción 33 de Barcelona se conocen
más datos sobre la detención en
febrero de 14 miembros de los ‘casuals’
–la facción ultra, españolista y
más violenta de los Boixos Nois del
FC Barcelona– por la comisión de innumerables
delitos, desde principios
de septiembre. Los 27.000 folios de
los que consta el sumario revelan
ahora, tras una larga investigación
de los Mossos d’Esquadra, una densa
trama de tráfico de drogas, extorsiones
y palizas dirigida por destacados
miembros de esta facción.

Entre los encarcelados en febrero
constan Ricardo Mateo, líder del
grupo, así cómo Antonio Torn, alias
‘Antoñito’. Ambos son dos históricos
de los Boixos Nois del FC
Barcelona y acumulan numerosos
antecedentes penales. En el caso de
‘Antoñito’, por las amenazas de
muerte vertidas contra el ex presidente
blaugrana Joan Laporta, que
cuando llegó a la presidencia del
club cortó en seco los privilegios de
los que disfrutaba el grupo. Y es que
en la etapa anterior gozaban de la
cobertura del ex policía nacional
Manuel Santos –entonces responsable
de seguridad del club– y del amparo
del ex presidente y empresario
hotelero Joan Gaspart. Aquellos privilegios
llegaron al extremo de homenajear
con un minuto de silencio
oficial al neonazi Sergio Soto, muerto
en accidente de tráfico y uno de
los skin heads que en un Informe
Semanal emitido en 1995 afirmaba
que “matar a un travesti no es un delito,
es un honor”.

Antes de la expulsión decidida
por Laporta, los ‘casuals’ ya habían
entrado en la deriva delictiva y habían
dado sus pasos iniciales, instruidos
por un agente de la Guardia
Civil, con las primeras extorsiones y
en los primeros robos de droga a traficantes.
Corría 2003 y los ‘casuals’,
que se hacían pasar por agentes de
la Guardia Civil, secuestraron a dos
magrebíes en Cambrils (Tarragona),
a uno de los cuales le amputaron
un dedo. En aquella incipiente
red criminal también estaba integrado
José Luis L.S, alias ‘Tronco’, vinculado
directamente al Frente Atlético
(ultras del Atlético de Madrid).
Entre los imputados también destaca
Efrén Simón Suárez, presidente
y jugador del club de la tercera división
catalana Bada Bing. El equipo,
integrado por ‘casuals’, protagonizó
en enero de 2009 una múltiple
paliza racista cuando jugaban ante
el Rosario Central, equipo barcelonés
formado por jugadores de origen
argentino. Por esos hechos,
Suárez fue condenado a dos años y
un mes de cárcel.

Los imputados, estructurados
jerárquicamente bajo el mando de
Mateo, obsesionados con las artes
marciales y con ribetes de instrucción
militar, extorsionaban al sector
del ocio nocturno barcelonés
desde hace años y se habían especializado
en el robo de droga a
narcotraficantes.

En los 17 registros policiales realizados
en febrero se decomisaron
nueve pistolas, una metralleta inutilizada
así como toda una flota de
motos y coches de lujo y placas policiales.
Las investigaciones de los
Mossos han atribuido también a esta
trama el asesinato del ciudadano
búlgaro Kristo Vasileu, cometido
en mayo de 2009 ante las puertas
de TV3 en Sant Joan Despí tras el
robo de una partida de cocaína.

Además, al grupúsculo de ‘casuals’
se le atribuyen al menos dos
desalojos ilegales de casas okupadas
en Barcelona, realizados por encargo
de los propietarios de los inmuebles
vacíos para evitar los procesos
judiciales y recuperar la finca.

El primer caso, en 2009, sucedió
en la casa okupa de la calle Benavent
del barrio de Les Corts: 15 ‘casuals’
con idéntica indumentaria,
armados con bates de béisbol y porras
extensibles, dirigidos “de forma
rápida, violenta y organizada”
por un individuo de unos 40 años,
entraron en la casa y consumaron
el desajolo, según la investigación
de la policía autonómica.
Semanas después, en el centro
okupado L’Encoberta de Sants,
propiedad de una entidad bancaria
portuguesa, el intento fue abortado
tras una inmediata concentración
popular de respuesta. Tras ver las
imágenes de las detenciones de febrero,
activistas del movimiento
okupa reconocieron a algunos de
los ‘casuals’ como los “matones”
que les habían desalojado. La tarifa
se desconoce, aunque en 2003
‘Antoñito’ aceptó encargarse de
propinar una paliza a Joan Laporta
por 30.000 euros.

DIEZ AÑOS DESPUÉS, UNA AGRESIÓN NEONAZI EN SABADELL QUEDA CASI IMPUNE
_ Tras once años de espera, el
juicio celebrado en marzo contra
cuatro neonazis acusados
de un delito de robo con violencia,
lesiones y amenazas, ha
quedado prácticamente bajo el
umbral de la impunidad. A
pesar de la petición del fiscal,
que solicitaba cinco años para
cada imputado, el juez sólo ha
condenado a tres meses a uno
de los acusados y por un único
delito de amenazas. Los
hechos se remontan a la
madrugada del 3 de octubre de
1999 en Sabadell (Barcelona),
cuando un grupo de seis neonazis
atacó a una pareja de
jóvenes que se dirigían al centro
social okupado La Fileria, le
robaron la mochila y el teléfono
móvil a uno de ellos. Posteriormente,
el mismo grupo se dirigió
al Ateneo Popular Insurrecte,
donde irrumpieron con una
pistola y amenazaron de muerte
a los presentes. La policía,
alertada por los vecinos, localizó
y detuvo al grupo, al que le
fue incautada la mochila y el
móvil del joven agredido, que
ingresó en el hospital con
diversos hematomas y una herida
abierta en el cráneo.
Todos los detenidos eran miembros
de Alternativa Europea, un
grupo neonazi que se integró
después en el [Movimiento
Social Republicano (MSR)->http://www.diagonalperiodico.net/aragon/Nueva-convocatoria-del-partido.h... de
Juan Antonio Llopart, natural
también de Sabadell. El neonazi
condenado, Tomás Ángel Tomey,
tenía dos antecedentes por agresiones
y ha formado parte de las
listas electorales del MSR. Entre
1999 y 2000, la Plataforma
Antifeixista de Sabadell contabilizó
hasta 150 agresiones fascistas.
Fuentes de los juzgados
penales de Sabadell han reconocido
a DIAGONAL que los
imputados recibieron con "satisfacción"
una sentencia que las
víctimas de la agresión han calificado
de decepcionante. Los
agredidos han señalado que
este tipo de condenas da alas
"a la [impunidad de la extrema
derecha->http://diagonalperiodico.net/La-impunidad-de-los-ultras.html] para seguir actuando
violentamente contra cualquier
persona". Cabe señalar que la
demora en la celebración del juicio
(diez años), fue una estrategia
preconcebida por la defensa.

Tags relacionados: Barcelona Número 134 Drogas
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador