MEDIOS COMUNITARIOS | AMENAZAS DE MULTAS
Tele K librará la batalla por su supervivencia

La televisión comunitaria del madrileño barrio de
Vallecas se enfrenta a un proceso de tintes kafkianos.

, Redacción
01/06/12 · 7:28
Edición impresa

La Comunidad de Madrid ha ordenado
a la Comunidad de
Vecinos del Edificio Torre de
Valencia el cese de las emisiones
desde su inmueble, en el que se
encuentran los elementos técnicos
que hacen posible la difusión
de la señal de Tele K, Canal 33 y
Solidaridad TV en TDT. En el caso
de que no cese la difusión, los vecinos
tendrán que asumir una
multa de 30.000 euros al día.

Para Paco Pérez, director de
Tele K, la situación generada “es
un escándalo”. Explica que con esta
orden “ejecutan una sentencia
de 2008 del Tribunal Supremo, que
a su vez va motivada por un expediente
que abrieron en 2005, cuando
nosotros no emitíamos desde
estas instalaciones”. En sus 17
años de emisión, “nunca se nos ha
abierto ningún expediente sancionador,
y se nos hace víctimas de
uno en el cual no estamos en curso”,
denuncia Paco Pérez.

La Comunidad de Madrid ha requerido
la licencia de emisión de
Tele K y las otras cadenas a la comunidad
de propietarios, pero la cadena
comunitaria no puede exhibir
ese documento porque el gobierno
anterior no llegó a aprobar el reglamento
que desarrollaba el procedimiento
para obtenerlo, aunque les
corresponda por derecho. “Tenían
un plazo de 12 meses que vencía en
abril de 2011, y no lo hicieron, pero
nuestra emisión está amparada de
manera transitoria por la ley general
del audiovisual, y además, el título
habilitante se deriva de la propia
ley”, argumenta Paco Pérez, refiriéndose
a la Ley General del
Audiovisual de 2010. Aunque les
ampara, para el director de Tele K,
“contempla los medios comunitarios
de muy mala manera, porque
no deja de ser un código de comercio
en materia de telecomunicaciones
dictado por los grandes grupos;
a losmedios comunitarios se les relega
a un papel marginal”.

Para Paco Pérez, esta decisión
responde a una estrategia política
de acoso a los medios críticos, “no
se entiende de otra manera, llevamos
19 años y ¿porque se produce
ahora esta amenaza?”. El director
de Tele K cree que “esto hay que
contextualizarlo dentro de la criminalización
y persecución de la protesta
:
a las personas se las detiene,
se las identifica, se les agrede, y a
losmedios críticos se nos acosa”.

Desde Tele K no descartan que
este proceso esté relacionado con
la participación de Tele K en
el proyecto de Tomalatele, vinculado
a activistas audiovisuales del
15M, o a la emisión del programa
“Amanece que no es poco”, también
vinculado a las asambleas del
movimiento.

Tele K va a resistir y luchar

Tras conocerse la noticia, la emisora
celebró una asamblea extraordinaria
para decidir la estrategia a
seguir. El director de Tele K explica
que allí se decidió que la emisora
“va a mantener su emisión, resistir
es vencer, y esta resistencia
va a servir para denunciar la bajísima
calidad de la democracia en
España y, en concreto, en Madrid”.
La estrategia pasa por desobedecer
el requerimiento para desmantelar
las instalaciones de emisión.
“Nos han dicho que hay que desmontar,
nosotros no vamos a hacerlo,
pero si se llega a la situación de
que nos obliguen en el plano jurídico,
pediremos medidas cautelares
en defensa de la libertad de expresión
y de información”, explica
Pérez.

Además de esta decisión, la
asamblea ha organizado un calendario
de movilizaciones y visibilización
del conflicto en el espacio
público. El 24 de mayo realizarán
un programa especial desde la
Puerta del Sol, y para el día 29, han
convocado una manifestación, de
Atocha a Sol, contra el cierre de los
medios comunitarios (Tele K y
Canal 33). La protesta transformará
el lema de la candidatura olímpica
Madrid 2020, cambiando el “ciudad
aspirante” por “ciudad asfixiante”.

Tags relacionados: Número 175
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Foto: Sarah Bienzobas
separador