El piso es propiedad de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS)
El ayuntamiento desaloja a Rafaela con un gran despliegue policial

Con un gran despliegue policial y medio centenar de activistas antidesahucios protestando, la polícia desalojó a Rafaela de su casa de Lavapiés.

20/02/15 · 18:07

Rafaela y su hijo de 18 años han sido finalmente desalojados de la vivienda de la calle Provisiones en la que residían desde hace cinco años, en el barrio madrileño de Lavapiés, pese a los intentos de activistas antideshaucios por evitarlo. Se trata del mismo desahucio que la movilización popular logró aplazar el pasado 6 de febrero, y cuyo lanzamiento estaba previsto para las 09:30 horas de hoy.

Poco antes de las 06:00 horas, media hora antes de la concentración convocada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, un amplio dispositivo de la Unidad de Intervención Policial (UIP) y varias decenas de agentes de la Policía Nacional cortaban los accesos tanto a la calle Provisiones como a las calles adyacentes creando un amplio perímetro de seguridad, cuando apenas había en el interior de la vivienda media decena de activistas.

A la llegada de la Comisión Judicial, ya eran sin embargo más de medio centenar los vecinos de Lavapiés que protestaban tras el cordón policial por el desahucio de Rafaela de una vivienda que, denunciaban, “hemos pagado entre todos”.

Patricia, amiga muy cercana a la afectada, aseguraba que los servicios sociales se habían comprometido a dar alojamiento a Rafaela durante tres meses. “Pero espero que lo cumplan porque también habían prometido proporcionar un trastero para ubicar los muebles que hay en la casa”, se quejaba.

El piso que Rafaela ocupó “por necesidad” en 2010, es propiedad de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) con quien la afectada asegura haber tratado de “regularizar la situación” pero que se habría negado a negociar un alquilar social.

Los agentes de policía que han acompañado a la Comisión hasta la residencia de Rafaela, han procedido a identificar a todas las personas que se encontraban en el interior del edificio, incluidos los periodistas, a los cuales han obstaculizado la labor que realizaban documentando el acontecimiento.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto