"Si llega el comunismo libertario tal vez no tengamos más remedio que cerrar el periódico"

Diez integrantes de la redacción de Diagonal responden las preguntas de 17 lectores del periódico sobre los principales obstáculos a los que se ha enfrentado el proyecto y los principales desafíos para el futuro.

21/06/10 · 20:18

 

GONZALO: ¿Habéis tenido alguna presión política? Contadnos alguna anécdota jugosa sobre alguna de esas "recomendaciones" a entrar en el redil.

HÉCTOR ROJO Y MARTÍN CÚNEO: Tras la publicación de los chanchullos de la alcaldesa de Lasarte en Somoto (Nicaragua) nos llamaron de una comisaría de San Sesbastián para decirnos que nos habían denunciado, pero el tema se quedó en nada. El escándalo que generó el artículo, allá por 2006, llevó este año a la creación de una comisión de investigación en Lasarte.
Después de que consiguiéramos vincular en un número al Jefe de la Policía Judicial con la Operación Malaya, una de las veces que llegamos a apuntar más alto, hubo presiones para que desveláramos nuestra fuente dentro de la investigación. Cuando publicamos que el presidente de Coca Cola España, Marco de Quinto, estaba detrás de la creación de un parque temático del Rally en un espacio protegido y había construido su casa en unos terrenos de bastante dudosa legalidad, las llamadas del gabinete de prensa de Coca Cola no se hicieron esperar. Las amenazas de denunciarnos por ello volvieron a quedarse en nada.
Poco después, publicamos que Coca Cola Zero utiliza en el Estado español aditivios prohibidos por su posible peligrosidad en países como EE UU o México. Poco después, Público y El País publicaban casi el mismo artículo: la proliferación de los “bulos de internet” curiosamente con el caso de la Coca Cola Zero en primer lugar.
RAFAEL CALLEJA: También incluiría la denuncia de Falange cuando destapamos la relación de uno de sus líderes con la venta de drogas y el hallazgo de la placa robada del antifascista Carlos Palomino en un coche en Toledo. A uno de nuestros fotógrafos, que lleva tiempo documentando las redadas racistas contra migrantes en Madrid, la Policía ya le ha dado un toque serio y lo ha multado. Igual que a una antigua coordinadora de Fotografía, que fue multada en una concentración de apoyo a los mapuches, acusándola de ser la organizadora. La SGAE también nos hizo una llamadita pidiéndonos explicaciones después de publicar un especial sobre ellos... y se les dijo que ellos ya tienen ’sus medios’ para defender sus intereses y que nosotras estamos en el otro lado; que no se líen.
LAURA CORCUERA: Recuerdo también alguna presión por los artículos sobre el movimiento estudiantil universitario y la reforma de Bolonia. Parece que a algunos mandamases de ciencia y educación no les hacía mucha gracia que gente con conocimiento de causa publicara determinadas informaciones que podían minar la imagen ministerial.

* * *

ROBIN JUD: ¿Habéis diagnosticado en algún momento la sensación de "autocensura"? ¿Qué informaciones publicadas creéis que han sido las más "peliagudas" o susceptibles de ocasionar la activación de la represión?

PABLO ELORDUY: Autocensura no, pero es evidente que no podemos publicarlo todo. En la web y en la calle, hay muchos bulos que parecen información, pero que no tenemos formas de contrastarlas. Las más peliagudas, sin duda, las noticias sobre las redadas. Aunque se escude en la crisis, al PSOE no le viene nada bien que se diga que su política migratoria ha sido más represiva que la del PP; tampoco que expongamos cómo, después de que hicieran posible el que llaman "milagro de la economía", hayan hecho una reforma laboral modificando la Ley de Extranjería y de Asilo. A la policía no le debe gustar mucho que hayamos documentado que, a pesar de lo que ha declarado en varias ocasiones el ministro del Interior, las redadas contra migrantes se han seguido produciendo.
M.C.: Las razones normales por las que se censura un artículo en cualquier periódico no existen en Diagonal. Sí existen temas en los que ni nosotros como colectivo ni la izquierda en general tiene una sola visión, y en ocasiones visiones totalmente encontradas. En ese sentido, intentamos no herir sensibilidades y recoger diferentes visiones de los distintos sectores de la izquierda.
Sobre las informaciones más peliagudas que pudieran activar la represión, éstas siempre han sido denuncias muy concretas que afectan a empresarios, políticos, etc. Las grandes denuncias, en plan “El BBVA financia la venta de armas” nunca han tenido ningún tipo de reacción. En cambio, denuncias muy concretas como que una alcalde del PSOE en Lasarte (Ana Urchuegía) se estaba beneficiando de un chiringuito de la cooperación en Nicaragua tuvo muchísimas consecuencias en el pueblo. Y para nosotros, ya que nos cayó una denuncia, que quedó en nada, porque todo lo denunciado era rigurosamente cierto.

ROBIN JUD: ¿Cuál ha sido el número de DIAGONAL del que, en estos cinco años, más orgullosos os sentís? ¿Por qué?

P.E: En Culturas creo que nos gustó mucho cómo quedó el especial Jazz. En cuanto a las portadas, la que dedicamos al expolio de los caladeros africanos o aquella en la que documentábamos con fotos que continúan produciéndose las redadas a inmigrantes que Rubalcaba sigue negando.
H.R.L.: De tantos números me gustó especialmente el que publicamos sobre las redadas a migrantes hace poco o las investigaciones de María José Esteso sobre los niños robados desde la instauración del Franquismo hasta los años ’80.
L.C.: Cada miembro del colectivo elegiría uno de los 131 realizados. Pero el número -1 tiene un valor especial, obviamente no por su valor informativo y periodístico (desde entonces hemos mejorado mucho), sino por lo que supuso como arranque de un periódico que seis meses después, el 3 de marzo de 2005, empezaría a ser quincenal. La emoción y orgullo fueron muy grandes con ese primer número impreso, como la primera vez de cualquier experiencia. El titular de aquella primera portada fue “La Cultura de la especulación”, con una gran excavadora a cinco columnas.
M.C.: Muchas veces lo que queda de un número, después de sacar tantos, es la imagen de la portada. Las que recuerdo más son los primeros diez números. Aunque no eran especialmente buenos, eran donde estábamos aprendiendo a marchas forzadas. A fin de cuentas, nos pusimos a hacer un periódico sin tener ni idea de cómo hacerlo. Una de las mejores portadas es para mí una en la que aparecía un gran montaje con el Seargent Pepper de los Beatles con las caras de todos los que habían apoyado la guerra de Iraq. En 2006, el número que sacamos cuando entró el ejército a sangre y fuego en Oaxaca también es uno de los mejores, con una gran foto a cinco columnas. El 101 también fue muy importante, no sólo por haber llegado hasta allí, sino por ser el primero de una nueva época.

* * *

XAVI LORAJOLER: ¿Hasta que punto pensáis que Diagonal es "Diagonal" en el sentido de que sirve de punto de contacto entre movimientos sociales generalmente muy peleados entre sí?

ÓSCAR CHAVES.: El tratar de conectar realidades antagonistas entre sí, el unir en un gran archipiélago las islitas que, desde posturas abiertas y transformadoras, trabajan por cambiar el actual orden de cosas, es una de nuestras razones de existencia. En ese sentido, busca ser una gran plaza, un foro plural y heterogéneo para la izquierda, un lugar en el que mucha gente pueda encontrarse, reconocerse, discutir y construir alternativas colectivamente. No siempre lo logramos, y a menudo se nos critica por ser "demasiado plurales" o "tratar de contentar a todo el mundo", pero en estos años, al menos, las páginas del periódico han servido para abrir o profundizar en debates que atraviesan los movimientos, dar a conocer proyectos y herramientas útiles para éstos, poner en contacto a organizaciones y colectivos entre sí... todo esto nos ha servido para aparecer, hoy, como un espacio en el que muchas personas y grupos se reconocen.
M.C.: La verdadera historia del nombre de Diagonal empieza en 2004 en una pizarra con 200 posibles nombres. El Salto, El Periscopio (invertido), El Carabo, El Buho, La Negra, La Chispa… eran algunos de ellos. Cuando terminamos de tachar los nombres que no nos gustaban nos dimos cuenta de que habíamos tachado las 200 propuestas. Y con razón. Un miembro de la asamblea abrió un diccionario al azar y dijo: “Diagonal”. Evidentemente a todos nos pareció horrible. Pero cuando leyó una de las definiciones nos pareció que podría valer: “Una línea recta que corta y une diferentes líneas paralelas”.

XAVI LORAJOLER: ¿Habrá algún día una edición catalana/en catalán? (¿queréis que os echemos un cable en este sentido :-)? ¿Creéis posible algo así sin quitarle terreno a la Directa?

P.E: Ahora mismo no es un objetivo. En efecto, la referencia en Catalunya es la Directa, que es un medio con el que tenemos muy buena relación y que hace un trabajo estupendo allí. Lo principal es que haya varios proyectos de comunicación que sumemos en este proceso de conectar redes y de propiciar un cambio social, no que alguien intente copar "el mercado" de los medios alternativos. Otra cosa distinta es que haya gente interesada en traducir artículos de DIAGONAL a distintos idiomas, eso nos parece bien, aunque entendemos que es un trabajo bestial y a la hora de ponerlo en marcha nos haría falta asegurar que vaya a tener una continuidad, lo que hoy por hoy sólo ha cuajado con el galego.

XAVI LORAJOLER: ¿Pensáis algún día escribir la historia del proyecto?

H.R.L.: Será entonces que nos vamos haciendo mayores, pero la verdad es que no tengo ni idea, creo que como colectivo nunca se ha debatido. Otra cosa será que a alguien se la haya pasado por la cabeza. De manera informal, lo máximo que hemos hablado es de editar algún recopilatorio de textos ya publicados.

* * *

QUERCUS: ¿Cuáles son los principales problemas que en un futuro creéis que podéis tener?

P.E.: El principal problema sería que cundiese el desaliento, como dice la canción. Éste es un problema con el que carga desde siempre cualquier experiencia como la nuestra. Más que las divergencias entre el colectivo, el problema sería no tener claros lo que queremos hacer y si vale la pena intentarlo. Pero no creo que vaya a pasar, es más posible que ocurra todo lo contrario, que cada vez se sume y colabore con el proyecto más gente.
M.C.: El principal problema o amenaza que veo a medio plazo es que el colectivo no consiga renovarse, que una nueva generación no coja el relevo. Si bien es cierto que ya no queda nadie como empleado de los que empezaron en 2005, y eso es una buena noticia, el grueso del colectivo sigue siendo la misma que entonces. Esto no es necesariamente negativo, pero existe el riesgo de que los movimientos, sobre todo los nuevos que surjan, vean a Diagonal como algo ajeno, en donde no pueden participar. Y eso sí sería grave. Por eso es muy importante que gente cercana a los movimientos sociales, interesada en la información, se integre en DIAGONAL.

QUERCUS: Si no contáis con patrocinadores, accionistas... ¿cuál es vuestra forma de financiación?

P.E.: Las suscripciones en primer lugar. Algo de publicidad, que tiene que cumplir las condiciones que DIAGONAL ha estipulado al respecto, ventas en puntos de distribución, kioscos (sólo en Madrid), alguna donación esporádica, alguna fiesta que sale bien, algo de merchandising. Pero para conseguir más financiación necesitamos sobre todo visibilidad. Que el periódico llegue a gente que todavía no lo conoce.
M.C.: Las suscripciones suponen entre el 60% y 70% de la financiación de Diagonal. Sin los suscriptores y suscriptoras DIAGONAL no podría ni haber sacado el número -1.

* * *

JON IZKUE: ¿Hay intención de aumentar el volumen y convertirlo en semanal?

P.E.: Para una parte del colectivo sería deseable, y necesario, que fuésemos un semanal, pero eso no es posible ahora mismo. No tenemos medios económicos y eso lastra las fuerzas con que contamos. Hacer que DIAGONAL salga cada semana es un objetivo, claro, pero no menos importante es mejorar la web. Y para que estas dos metas sean compatibles necesitaremos aumentar las fuerzas, los medios, las colaboraciones, la visibilidad... Y para eso necesitamos que suban las suscripciones. Total, que no es por falta de ganas, sino, de tiempo y de dinero.

* * *

FCO JAVIER YÁÑEZ: ¿Qué criterio de elección tenéis para elegir los contenidos que conforman el periódico?

P.E.: Tenemos una reunión de coordinación quincenal, abierta a todo el colectivo, a las personas que colaboran, simpatizan, nos ayudan a hacer DIAGONAL, en la que marcamos los temas principales de los próximos números. A partir de ahí, cada sección los trabaja en otra reunión y se autogestiona, es decir, toma nota de las líneas que se han marcado en la reunión de contenidos y gestiona los artículos, análisis, los espacios y tiempos que se dan a cada tema. El criterio principal que compartimos es que podamos aportar una visión propia y crítica sobre temas que tratan los mass media y hablar de lo que estos medios no hablan, ya sea por intereses comerciales o por puro desinterés por lo que sucede al margen de sus agendas o sus acuerdos comerciales.
M.C.: Tenemos tres criterios principales. El primero: buscamos noticias que no pueden encontrarse en los medios de comunicación empresariales, censuradas, ignoradas o se relegan a un breve porque atacan directamente a sus vías de financiación (la publicidad de grandes multinacionales, la composición empresarial del mismo grupo mediático, los bancos que les prestan dinero, las autoridades que les hacen favores políticos como concesiones de licencias o filtraciones…). El segundo criterio es ofrecer un enfoque radicalmente distinto de las noticias que salen en los medios de comunicación al uso. Por ejemplo, si los medios no dejan de machacar con la “piratería” en Somalia, nosotros no podemos mirar a otro lado, tenemos que argumentar y demostrar que los verdaderos piratas son las factorías pesqueras españolas. Y el tercer criterio es reflejar el trabajo, el pensamiento y las acciones de los movimientos que desde la izquierda transformadora intentan cambiar el mundo.

* * *

EDURNE ESPONA: Desde mi ignorancia periodística... ¿Tengo alguna posibilidad de escribir un artículo en DIAGONAL?
P.E.: Por supuesto. En la web tenemos un apartado para la gente que quiere colaborar en redacción y se explican todos los pasos. Un enorme porcentaje de los artículos los firman personas de diversos lugares que nos ofrecen su visión, su saber y sus conocimientos de forma militante. Por resumir, lo fundamental es que tengas ganas; después, que orientes los temas hacia lo que más te guste o te interese; que insistas (escribiendo, corrigiéndote, leyendo…) y que seas flexible a la hora de asumir que una vez envías el texto hay un proceso de edición y corrección que, a veces, hace que un texto cambie.

* * *

LAN LANTES ALT: Sois una de mis principales fuentes de información. Un par de preguntas. ¿Existe un "mercado anarquista"? ¿Si aconteciera el comunismo libertario, qué publicaríais?

P.E.: No sé qué es exactamente eso del mercado anarquista, pero seguro que funcionará mejor que los otros mercados. Si llega el comunismo libertario tal vez tengamos que cerrar, aunque no se me ocurre que íbamos a hacer entonces. Quizá dedicar más tiempo a leer, dar más espacio a las páginas de Culturas, Saberes, Servicios. Algo se nos ocurrirá.

* * *

JORDI JUAN MONREAL: Atendiendo al hecho que DIAGONAL va dirigido a un espacio plurilingüe como es el Estado español, los lectores de otros territorios que de manera habitual nos expresamos en otras lenguas diferentes al castellano, podremos ver reflejada esta pluralidad lingüística en forma de un DIAGONAL parcialmente en catalán, euskera o gallego?

H.R.L.: En papel, de momento está bastante complicada la cosa. Pero en la web, acabamos de estrenar una sección titulada En Galego, donde gente de Galiza va a traducir contenidos de DIAGONAL y en un medio plazo puedan aparecer contenidos propios. Y para reflejarlo en otras lenguas, pues si alguien se anima el hueco está abierto también. Además, en las ediciones de Cantabria, Asturies y Aragón han salido textos publicados en sus respectivas lenguas. Y, para terminar, me encanta que me hagas esta pregunta porque en el próximo número dedicamos un par de página a las lenguas minorizadas en Saberes. Ya nos contarás que te parecen.
M.C.: Uno de nuestros principales problemas es que la geografía del Estado es demasiado amplia para 48 páginas. Nuestra incapacidad de reflejar todo lo que se mueve en los distintos territorios también se refleja en la cuestión de los idiomas. Lo ideal sería que no hubiera sólo un DIAGONAL, sino cinco o diez, personalizados para cada territorio, como ediciones locales que reflejen, además de la información estatal e internacional, toda la información cercana, apegada al terreno… Todo esto, por supuesto, en el idioma que elija utilizar la redacción local. Para que esto sea posible necesitamos gente que vaya conformando redacciones locales como las que ya existen en Cantabria, Asturias, Aragón o Sevilla, que quieran sacar adelante un proyecto semejante.

JORDI JUAN MONREAL: Siendo evidente que la reproducción de las noticias sigue, aunque sea mínimamente, una lógica territorial, ¿podremos ver secciones de Galiza, Països Catalans o Euskalherria?

H.R.L.: Por supuesto, si hay gente que anima a sacarlas adelante, como se hace en Cantabria, Asturies, Aragón y se intenta en Canarias y Andalucía. Necesitamos que haya grupos de apoyo y redacciones locales para que esto pase.

* * *

FRANCISCO SÁNCHEZ: ¿Cómo elegís las portadas del DIAGONAL? ¿En base a qué criterios (temática candente, importancia del tema, etc.)?

H.R.L.: Pues en principio lo decidimos en una reunión que hay tres o cuatro días antes del cierre. Luego también depende de cómo queden los textos. Realmente, es una mezcla de prioridades políticas, temática candente, importancia del tema, calidad y originalidad de los contenidos. Otro criterio es, a veces, que no estén reflejando esos mismos temas todos los periódicos en sus portadas esos días o que las fotos no hayan sido difundidas por nadie antes.

FRANCISCO SÁNCHEZ: ¿Qué mecanismos tenéis para que DIAGONAL no se convierta en un periódico hecho por un grupo concreto de gente de Madrid (con sus virtudes y defectos), sino que también reciba comentarios, opiniones, artículos, etc., de otras personas tanto de Madrid como del resto del Estado?

H.R.L.: La organización es descentralizada, aunque con mucho fallos y cosas que mejorar. Cada sección tiene su propia organización propia e independiente, para poder fomentar esa descentralización las secciones tienen, por ejemplo, listas de correo para proponer y discutir temas y sus enfoques. Además muchos textos llegan tras las propuestas de lectoras o integrantes de movimientos sociales que recibimos. ¿No sé si alguien podría adivinar qué sección actual se coordina desde América Latina? ¿y desde Barcelona?
M.C.: En el último plenario de territorios de DIAGONAL confirmamos la estructura “confederal” del proyecto. Es decir, cada redacción local es autónoma en sus decisiones dentro de la aceptación de unas normas comunes que hacen que sean DIAGONAL y no otra cosa. Todo esto, por supuesto dentro una coordinación continua entre todos los grupos. Que esta estructura descentralizada funcione depende en gran medida de que la gente se vaya sumando a las redacciones locales, que mande contenidos, ayude en la distribución o que se suscriba.

FRANCISCO SÁNCHEZ: ¿Cómo se lleva esa combinación de militancia y trabajo remunerado que se da en DIAGONAL? Me imagino que habrá gente que cobre por trabajar en DIAGONAL y otros/as lo hagan voluntariamente.

P.E.: Viviendo en el alambre, consumiendo, como grupo e individualmente, lo menos posible y haciendo campañas de promoción para dejar claro que necesitamos que la gente se suscriba y apoye a DIAGONAL para que pueda continuar.
IRENE. G. RUBIO: Como bien dices, el colectivo editor se compone de personas que están empleadas en DIAGONAL y de otras que se buscan las castañas fuera. La combinación de los tiempos de militancia y empleo (y de cuidados, ocio, tareas y placeres varios...) no es fácil, y muchas veces nos vemos obligados a hacer malabarismos.
M.C.: Desde el principio del proyecto estuvimos de acuerdo que para que el proyecto tuviera la calidad suficiente y durara en el tiempo, tenía que haber gente que se dedicara completamente a él. Sin embargo, el trabajo asalariado representa una mínima parte de todo lo que se hace. Sin los cientos de colaboradores y el trabajo de decenas de miembros del colectivo nada de esto sería posible.

* * *

JOSÉ MIGUEL JONQUERA: ¿Decide el Colectivo Editor la orientación de las informaciones (no me refiero a los artículos de opinión y colaboraciones) sobre el conflicto vasco?

H.R.L.: Nuestra orientación general se encuentra desde el principio o incluso antes de surgir el periódico en diferentes documentos. Puedes hacerte una idea ya sea en el texto El salto adelante, publicado en el último número de Molotov, o en nuestra web actual. Las directrices generales y las prioridades se deciden en una reunión y después es la sección y la persona que coordina cada sección o temática quién decide si un texto se publica o no. Después, es todo el colectivo quien en las asambleas cada 15 días crítica esos contenidos. En el caso del conflicto vasco después del estallido del la bomba de ETA en la Terminal 4 de Barajas decidimos sacar un texto colectivo.
M.C.: La orientación de ese texto, la de dar voz a los movimientos más allá de la espiral acción-reacción entre el Gobierno y ETA, y avanzar hacia un proceso de paz real con peso para los colectivos sociales, sin exclusiones, sigue siendo la guía de nuestra cobertura del conflicto.

* * *

JOTA ETCHE: ¿Aún recuerdan los tiempos en los que estaban en un cuartito de un piso de la calle Hortaleza? ¿Qué queda de aquello en el proyecto?

O.CH.: Muchos nos acordamos perfectamente porque lo vivimos en primera persona, pero, por suerte, ha habido muchas incorporaciones al colectivo a lo largo de estos años que han ido conociendo los diferentes locales donde se ha ido instalando DIAGONAL. Creo que el impulso inicial que juntó a un nutrido número de personas en las reuniones que dieron origen al proyecto en el local de la Fundación Aurora en la Calle Hortaleza, la apuesta que realizó el antiguo periódico Molotov, continúa igual a día de hoy. El mismo empecinamiento en sacar cada 15 días un periódico de actualidad crítica sin apenas medios, el mismo trabajo de decenas y decenas de colaboradores que número tras número ayudan a construir este periódico junto a los compañeros de la redacción, y la misma ilusión por construir algo más que un medio de información horizontal desde la izquierda. Ahora DIAGONAL tiene un local más grande, más colaboradores, más trabajadores y un mayor número de suscriptores, pero nos organizamos y trabajamos de una manera muy similar que cuando empezamos. Y, sobre todo, seguimos manteniendo la misma pulsión por transformar el actual estado de cosas. En ese aspecto, siempre hemos sido más colectivo que hace política desde planteamientos abiertamente anticapitalistas que medio de información al uso.

* * *

GONZALO: ¿Qué problema les gustaría a la redacción de DIAGONAL que estuviera resuelto en España en el próximo lustro? ¿Y en el mundo?

P.E.: Respuesta macro: el principal problema es el capitalismo. Si en los próximos cinco años lográsemos deshacernos de sus estructuras, también de las que tenemos más interiorizadas, supongo que nos podríamos dar por satisfechos. En micro, y a nivel estatal, creo que algunos de los principales problemas son el paro, la precariedad, el acceso a la vivienda, aunque me temo que para resolver eso sólo vale la respuesta macro.
PATRICIA MANRIQUE: El ’principal’ problema es complejo, porque es un cruce de sistemas de dominación y explotación: capitalismo, patriarcado, racismo, autoritarismo... y no es algo que tenga algo así como una ’solución’ en cinco años, todxs lo sabemos. Podemos trabajar para ir deshaciéndonos de sus estructuras, también las que tenemos más interiorizadas, y así dentro de cinco años, sabremos que seguimos en el camino de la confrontación y la transformación, y que no hemos ido hacia atrás, cosa sencilla en caso contrario.

* * *

CLARA I. GUILLÓ GIRARD: Quería preguntar sobre el "control" de calidad de los artículos. En ocasiones siento que algunos están basados en la opinión personal de quien los escribe y no en un trabajo de investigación periodístico serio, y sobre todo en base a entrevistas a sus protagonistas. La verdad es que es lo único que no me gusta como subscriptora.

H.R.L.: Creo que en alguna pregunta ya respondíamos algo sobre la organización del periódico y de las secciones que es el principal control de calidad... Existen varios controles, pero no siempre son 100% efectivos. Influye mucho a qué persona se le pide un texto, a quiénes se llama para que expresen sus opiniones o para que nos asesoren sobre una determinada cuestión. También es fundamental la edición del texto por la persona que coordina la sección antes que se publique. Y a veces simplemente se cae a última hora algún texto y no da mucho tiempo para publicar algo mejor o llega demasiado tarde y no nos da tiempo para buscar alternativa. Aunque tampoco pasa demasiadas veces. Eso sí, a veces el objetivo del texto, simplemente, es dar la voz a esas personas protagonistas. Aunque a nivel personal, la opinión personal de quien escribe siempre se nota en cualquier texto, hay que alejarse del mito de la objetividad...
P.E.: Es cierto que hay una fina línea entre algunos reportajes que sacamos y un análisis o una opinión, sin embargo procuramos que cada cosa esté en su lugar y casi siempre intentamos contar con la visión de alguien que conozca el tema, porque vive en el territorio del que se habla, o siga el tema desde hace tiempo. De todos modos me temo que la opinión disfrazada de reportaje está presente en los medios que más presumen de objetividad. Elegir a quién se pregunta también es una forma de que el redactor exprese su opinión.

* * *

JOSÉ CARLOS: Mi pregunta va dirigida a la marginación de ciertos temas en el periódico, como, entre otros, la verdad sobre el terrorismo. No recuerdo una sola noticia o artículo sobre la realidad del atentado de bandera falsa del 11-S, que ha aparecido incluso en medios "burgueses" como la televisión rusa o periódicos y revistas de todo el mundo, y ha sido denunciada públicamente por personalidades como Hugo Chávez, Ahmadineyad, ex ministros alemanes y británicos y hasta ex miembros del propio Gobierno estadounidense. ¿Por qué no se informa de la Operación Gladio, presuntamente todavía activa, reconocida por el propio parlamento italiano, en que la OTAN realizó las masacres contra civiles atribuidas oficialmente en su día a los anarquistas o las Brigadas Rojas? ¿Por qué no se informa de la manifestación del pasado 11 de Marzo contra el terrorismo de bandera falsa o se entrevista a algún miembro de la asociación por la verdad sobre el 11-S? Podría decirse lo mismo de muchas otras cuestiones como el climategate o la creación fraudulenta del dinero.

P.E.: Estamos trabajando en el tema de la operación Gladio desde el punto de vista de la memoria histórica. Sobre el 11-S, en septiembre de 2008 sacamos un especial aportando datos que cuestionan la versión oficial. A veces se nos escapan temas por cuestiones de tiempo y porque priorizamos otros asuntos y a veces no contamos con fuentes que demuestren fehacientemente lo que ha sucedido.
M.C.: La principal razón por la que no publicamos la “verdad sobre el terrorismo” es porque no la conocemos. En la historia han existido auténticas conspiraciones como el incendio del Reichstag o el acorazado Maine, o como la explosión en el golfo de Tonkin que justificó el inicio de la intervención norteamericana en Vietnam. Pero también ha habido multitud de teorías que han resultado falsas. Nosotros, como un periódico que quiere ser honesto sobre lo que publica, sólo puede difundir informaciones que consideremos contrastadas. Ahora mismo hay suficiente información para decir que la historia oficial de cómo se produjo el 11-S tiene muchísimas grietas, y eso fue lo que publicamos. Que todo fue por orden directa de George W. Bush no podemos demostrarlo, por mucho que algunos de nosotros lo piense.

* * *

TRASGUBLANCO: ¿Quería saber si en el equipo de DIAGONAL hay algún profesional del medio ambiente (ambientólogo o Licenciado en Ciencias Ambientales) como asesor en la sección de Medio Ambiente para contrastar la información?

IZÁSKUN SÁNCHEZ.: A la hora de tratar temas de entorno participa una ambientóloga y un biólogo, además estamos en contacto directo con distintas organizaciones estatales y algunas redes internacionales que trabajan temas de ecología, género y soberanía alimentaria que en muchos casos proporcionan información y a veces escriben artículos.
P.E: Como en todos los temas, procuramos acudir a fuentes que presenten solvencia y que quieran aportar sus conocimientos. Si lo preguntas porque te dedicas a ese campo, te devuelvo la pregunta ¿te apetecería colaborar asesorando o informando sobre estos temas?
SORAYA GONZÁLEZ: En los artículos de colaboradoras/es, la información (especialmente las fuentes de información citadas) es contrastada por la persona que coordina cada sección, que realiza una labor de edición de los artículos. Además está el filtro de la coordinación de cierre. Estas personas que coordinan no son siempre expertas en los términos que planteas (licencienciaturas/máster), pero sí poseen una amplia experiencia en los temas como redactoras y muchas veces también como activistas en las temáticas de sus secciones.
En el caso concreto de los temas sobre medio ambiente (la extinta sección ’Entorno’ ahora imbricada en ’Global’), la primera persona que coordinó estos temas fue un chico que venía del campo de las ciencias ambientales y había sido activista en organizaciones ecologistas. Después hubo una co-coodinación por parte de dos chicas, una de ellas licenciada en Ciencias Ambientales que trabaja en una consultora cooperativa sobre cuestiones medioambientales y la otra periodista con experiencia en investigación sobre cambio climático y energía, también activista en organizaciones/grupos de corte ecologista y feminista. Ahora coordina estos temas otra chica con larga trayectoria como redactora en estos temas y que también participa en espacios sociales de acción y reflexión ecologista relacionados con la soberanía alimentaria.
Desde el principio hemos tenido la enorme suerte de contar con el respaldo de personas de Ecologistas en Acción con mucho trabajo riguroso, experiencia y sabiduría tras sus espaladas. Cuando tenemos alguna duda acudimos a ellas como fuentes asesoras, también compartimos dudas con otras personas expertas con las que hemos ido tejiendo alianzas por el camino. Lo ideal sería tener un grupo asesor en cada sección/temática que pudiera no sólo contrastar la información sino proponer temas. Lo hemos pensado muchas veces, pero es difícil exigir esta implicación quincenal a personas que están dedicando su tiempo profesional y activista en otros proyectos.

TRASGUBLANCO: ¿Cómo afrontáis posibles noticias de última hora para incluirlas en una publicación quincenal?, o lo que es lo mismo, ¿cuánto tiempo transcurre desde que cerráis la edición hasta que comienza el envío de ejemplares?

H.R.L.: El periódico se termina los domingos antes de salir el ejemplar. Aunque dentro de muy pronto esperemos que esto se cambie, ya os contaremos. El domingo se manda el periódico se manda a imprenta, pero los textos los cerramos bastante antes. Eso hace que se pierda algo de actualidad. No obstante intentamos que con un buen curro de previsión, profundidad y atemporalidad en los textos no se note tanto. En cuanto a los temas de actualidad, intentamos reunirnos la semana de antes para ver si hay algo que deberíamos cambiar sin darle la vuelta a todo el periódico.
P.E.: Hay noticias de última hora, como el terremoto de Haití o las revueltas en Grecia que tenemos que incluir sí o sí. Pero no son tantas. Hay también una parte grande de actualidad insustancial que no sacamos, por ejemplo lo que dicen Zapatero o Rajoy en tal o cual mitin, y temas importantes que preferimos preparar bien antes que sacar una visión desinformada sólo por cubrir el expediente.

* * *

ANÓNIMO: Supongo que algunas de las personas de DIAGONAL trabajáis para otros medios y/o participáis en otros proyectos. ¿Nos decís algunos de ellos, que creáis nos puedan interesar también a los lectores de DIAGONAL?

M.C.: Para una buena parte del colectivo, DIAGONAL se ha convertido en la principal militancia. Pese a ello mucho siguen colaborando con otros medios de contrainformación, en procesos como la Semana de Lucha Social, el Centro Social Seco, la escuela de la Prope, distintos espacios ocupados, sindicatos alternativos (sobre todo CNT y CGT) y diversos colectivos sociales.
L.C.: Somos bastantes las personas que compaginamos la militancia y trabajo no asalariado en DIAGONAL con un trabajo remunerado relacionado con la comunicación. Algunas de nosotras trabajamos en el ámbito del periodismo científico (SINC) y de la cultura científica (CSIC), otras en el mundo de los gabinetes de prensa relacionados con el tejido asociativo (FRAVM), otras en cooperativas de comunicación y diseño (PANDORA MIRAVIGLIA, FREEPRESS)... Alguna está ayudando en la construcción de una agencia de comunicación con perspectiva de género, pero para dar detalle de esto último, mejor esperar a que suceda…
JOANA GRENZNER: Somos un colectivo y un equipo de redacción-colaboraciones diverso y con muchas relaciones de colaboración, pero algunos de los proyectos de comunicación en los que personalmente he colaborado son la revista catalana El Triangle, El Temps, la Directa, medios vascos como el periódico Gara o Ardi Beltza, la revista Viento Sur...Yo formo parte de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género, en concreto del núcleo catalán de la Red, que en breve pondrá en marcha una agencia de noticias con visión de género en los territorios de lengua catalana.

* * *

XAVI LORAJOLER: ¿Por qué seguís utilizando SPIP en la web?
OCH: La verdad es que siempre hemos ido un poco por detrás de los tiempos en cuestiones cibernéticas. En su momento elegimos SPIP porque dentro de los gestores de contenidos en software libre era el que mejor podía responder a las necesidades de un medio de comunicación cooperativo (y porque las compas de Dabne se ofrecieron a hacerlo), pero somos conscientes de las limitaciones que tiene hoy, sobre todo de cara a nuestros planes de futuro a medio plazo, que pasan por poner en marcha una web con funcionalidades 2.0. De momento, nos inclinamos por probar en Drupal, ya veremos...

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto