DERECHOS DE AUTOR // LA CENSURA EN INTERNET SE AMPARA EN LAS LEYES DE PROPIEDAD INTELECTUAL
YouTube cede a las presiones de las grandes empresas

Los internautas vuelven a
encontrarse con el largo
brazo de la ley: YouTube
empieza a eliminar
contenidos de los
usuarios ante las quejas
de los oligopolios
audiovisuales por “violar
los derechos de autor”.

14/11/07 · 11:59
Edición impresa



Los internautas vuelven a tropezar
con el largo brazo de la ley, la
ley del más fuerte, ya que viejos
derechos ponen coto a las nuevas
libertades. YouTube ha empezado
a eliminar contenidos de los usuarios
ante las primeras quejas de
los viejos oligopolios audiovisuales.
De esta forma, la promesa de
un canal gestionado por los usuarios
se ve defraudada por el sometimiento
de Google a las exigencias
de los grandes media.

“Recibimos una carta de YouTube avisándonos de que habían
borrado el capítulo 4 de Adry la fea
porque Televisa alegaba copyright
infrigement y seis nuevas cartas
donde nos indican que, por la misma
razón, han borrado los capítulos
1, 2, 3, 6 y 7 de Rebelde”. Quienes
así se lamentan son los miembros
de Possible Worlds, un servidor de
proyectos artísticos, colectivos, sociales,
especialmente inspirado por
actividades zapatistas, a quienes
Google les ha retirado la saga completa
de dos ‘culebrones’ de contenido
sociopolítico porque Televisa,
el gigante audiovisual mexicano,
simplemente lo solicitó. La razón: el
canal consideró vulnerados sus
derechos de propiedad intelectual
porque la saga de Possible Worlds
utilizaba un título y detalles demasiado
próximos a los de dos exitosas
series de Televisa: La fea más
bella, versión de Yo soy Betty, la fea;
y Rebelde, ‘remake’ de la serie juvenil
Rebelde Way.

El trámite es sencillo. Según
YouTube: “Si piensas que un vídeo
del sitio infringe tus derechos de
copyright, envíanos un aviso de
copyright y lo retiraremos”. Así, sin
más. El portal de vídeos lo advierte
en su letra pequeña, pero en mayúsculas:
“No somos tus abogados”.
¿Cuál es el consejo de YouTube para librarse de la tijera? “La
mejor forma de asegurarte de no
infringir los derechos de copyright
es utilizar la habilidad y la imaginación
para crear un vídeo completamente
original”, sugiere con gracia
la web, además de recordarte
que crear contenido original es tan
fácil como “grabar a tus amigos haciendo
el ganso”.

Derechos de autor

Está claro que YouTube no va a enfrentarse
a demandas millonarias
por defender el derecho de los
usuarios a subir y reproducir cualquier
contenido. Por otro lado, una
enorme porción de sus vídeos son
meras grabaciones de programas
de la televisión tradicional. ¿Podría
sobrevivir YouTube si todos los
usuarios ejerciesen su simplificado
derecho de veto? Basta un vistazo a
las clasificaciones de los vídeos
más vistos en la última semana para
encontrar los resúmenes de la
jornada futbolística, las últimas andanzas
de los concursantes de
Gran Hermano narradas por Aquí
hay tomate, los dudosos chistes visuales
de LibertadDigitalTV o el resumen
de resúmenes televisivos de
Sé lo que hicisteis.

YouTube se enfrenta a las dramáticas
consecuencias de un amor
imposible entre usuarios incontrolables
y organizaciones empresariales
anquilosadas en viejas estructuras
de negocio. Por un lado,
los contenidos más abundantes parecen
provenir de los viejos canales
protegidos y, por otro, promueve
la presencia de nuevos iconos
anónimos que encuentran audiencias
inauditas siguiendo el peculiar
consejo de “grabar a los amigos haciendo
el ganso”. ¿No era esto lo
que hacían los protagonistas/activistas
de los politizados remakes
Adry la fea y Rebelde?

Para justificar esta doble actitud,
sin mojarse demasiado, YouTube se refugia en el resquicio
legal de la legislación estadounidense:
“Existen algunas circunstancias
muy limitadas en las que
el uso de fragmentos muy cortos
de una canción o un vídeo protegido
por derechos de copyright
puede ser legal incluso sin autorización”.
Este controvertido uso legítimo
está amparado por los artículos
107-118 de la Copyright Act
y viene a permitir el uso de cualquier
material con fines de crítica,
comentario, información noticiosa,
enseñanza académica o investigación.
Un extenso corpus de
sentencias jurídicas da fuerza de
ley, vía jurisprudencia, a esta doctrina.
Los creadores de la Betty zapatista
tendrían aquí su amparo,
si encontrasen recursos para enfrentarse
al ejército de abogados
de Televisa. Como ellos mismos
reconocen, “la pregunta es si queremos
pelear para que reinstauren
los vídeos borrados o simplemente
olvidarnos de YouTube”.

Las obras 'tributo' de Fanfiction

Una serie con un crecidito
Harry Potter convertido en
la peor pesadilla de sus
compañeros de piso. Un
relato con las andanzas
de Vito Corleone una vez
muerto. Es Fanfiction:
dícese de todo relato
escrito por un fan que
crea una historia alternativa
utilizando los personajes
y ambientes descritos
en la obra original. Aunque
su fama global -con
estrellas fichadas por editoriales
como Random
House- ha venido con
internet, ya existían obras
derivadas en la Grecia clásica,
incluso El Quijote
tiene las suyas. Hay millones,
pero la legalidad de
estas obras 'tributo' está a
merced del propietario del
copyright original, que
puede ejercer su derecho
a la censura. George
Lucas, por ejemplo, no las
quiere ni ver, al contrario
que la autora de Harry
Potter, JK Rowling, que ha
manifestado sentirse «muy
halagada». Hasta ahora.
La escritora inglesa ha
demandado a una editorial
estadounidense que
pretende publicar una
enciclopedia sobre el
mundo del famoso mago
a partir de los datos recogidos
en una web fanfiction.
Justo el próximo libro que JK quiere publicar.

Tags relacionados: Youtube
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto