RADIO ELO // ACLARACIONES AL ESPECIAL 'POLÍTICAS DEL SECTOR AUDIOVISUAL'
Y las radios libres... ¿dónde están?

Los textos que, sobre las políticas del tercer sector en general y las radios libres en particular, se publicaron en el especial del número 24 de DIAGONAL suscitaron una polémica que hizo que varios colectivos sintieran la necesidad de transmitir sus críticas y apreciaciones a dichos artículos. Entre ellos la Asamblea de Radio Elo, que lleva más de dos décadas en antena y que ve preciso diferenciar claramente entre radios libres y radios comunitarias. Texto de la Asamblea de Radio Elo.

04/06/06 · 21:39

Pensamos que nos avalan,
por un lado, los 20 años de
existencia en el dial de
Madrid y, por otro, la propia
estructura, funcionamiento y actividad
de la ELO, lo cual ha hecho
en conjunto que nuestra emisora se
haya convertido en una de las referencias
dentro del panorama de las
radios libres en el Estado español a
lo largo de todo este tiempo.
De las cinco páginas que abarca
el contenido dedicado a las radios libres
en este número del periódico,
más de la mitad de ellas aparecen
firmadas por personas colaboradoras
o integrantes de la Unión de
Radios Culturales de Madrid
(URCM) junto a otras. Ello nos induce
a pensar que la información
que se recoge carece de un cierto
grado de imparcialidad, estando
muy condicionada por la visión
particular de estas personas y las
asociaciones/colectivos que representan,
en este caso URCM, máxime
teniendo en cuenta que se trata
de una organización que federa a
emisoras de radio radicadas en la
Comunidad de Madrid y que, bajo
la denominación de culturales, integra
a medios con distintos modelos
organizativos e ideológicos. En este
sentido, consideramos que los citados
textos introducen, de esta forma,
un sesgo importante en la visión
general del panorama de las radios
libres en el Estado español, fundamentalmente
cuando dentro de
la citada Unión de Radios Culturales
de Madrid, la cual aparece en algunos
textos recientes bajo el epígrafe
de URCM, la totalidad de emisoras
son comunitarias y/o culturales y no
libres, y obviamente aglutinando
además medios exclusivamente
afincados en la Comunidad de
Madrid.

Es por ello que queremos dejar
claro que desde nuestro punto de
vista la consideración de un medio
radiofónico como libre o comunitario
va más allá del mero debate dialéctico
o terminológico. Son dos modelos
de radio y, en muchos casos,
formas muy distintas de hacer comunicación,
los que están en juego
en dicho debate.
Desde nuestro punto de vista y
basándonos en el Manifiesto de
Villaverde de 1983, fruto de los primeros
encuentros históricos de radios
libres en el Estado español, al
cual, curiosamente, se hace referencia
de una manera descontextualizada
y ambigua, a nuestro juicio, en
las páginas ya citadas, una emisora
libre se caracteriza por:

1. Un carácter no profesional, entendiendo
que la comunicación no
debe ser un medio de lucro.

2. Un funcionamiento autogestionario
basado en la toma de decisiones
de forma directa por todos aquellos
que participan activamente en
la vida de la radio.

3. Las radios libres son autónomas,
se constituyen al margen de
todo grupo de presión político o económico
que pueda alterar en su provecho
el mensaje a difundir y, obviamente,
rechazamos cualquier tipo
de publicidad directa o indirecta.

4. La radio libre es participativa.
Está al servicio de la comunidad
donde se integra, potenciando
la unificación de los conceptos
emisor/receptor.

5. Las radios libres surgen como
necesidad de llevar la comunicación
al marco cotidiano y como lucha
contra el monopolio y la centralización
de la comunicación.

6. Finalmente, las radios libres se
definen a sí mismas como medios
sin otro compromiso que el de difundir
la realidad sin cortapisas, así
como las distintas opiniones, haciéndolo
por otro lado sin otra limitación
que la que viene impuesta por
su propio modelo asambleario de
autogestión y su máximo órgano de
coordinación, la asamblea.
Las radios libres pretenden
potenciar toda una práctica de
comunicación basada en un enfrentamiento
radical con todo tipo
de relación social de dominación y,
por tanto, las radios libres apuestan
por una forma de vida alternativa
al capitalismo actual.

Por el contrario, las radios comunitarias,
que surgieron mucho después
que las libres, siendo Esteban
Ibarra el fundador de la primera radio
comunitaria (Onda Verde
Vallekana) en Madrid en 1984, cinco
años después de las emisiones de
la primera ‘radio libre’ de la historia
en el Estado español, Radio Pika de
Barcelona, en 1979, dependen de
asociaciones privadas (asociaciones
de barrio, juveniles, colectivos sociales),
que son las que dirigen y establecen
sus criterios en el desarrollo
de sus actividades diarias, pudiendo
funcionar dichas asociaciones
de manera asamblearia o no, y
contraer el compromiso de las radios
libres, o no; por lo general, en
la mayoría de las radios comunitarias
la autogestión colectiva se
reemplaza por una toma de decisiones
de tipo vertical. El que no exista
ese vínculo de funcionamiento con
la manera de actuar de las radios libres
tradicionales, puede deberse a
la falta de proyecto o bien al escaso
compromiso político-social de algunas
de las emisoras comunitarias, o
bien por un funcionamiento interno
jerarquizado y vertical. Por otra parte,
una de las fuentes de financiación
habitual en estas emisoras son
los concursos públicos para recibir
subvenciones y/o fondos de entidades
públicas y, en algunos casos, la
emisión de publicidad a través de
diferentes fórmulas, tales como patrocinios.
Es por ello que pensamos que un
dossier sobre radios libres sin contar
con las propias radios libres carece
de la objetividad necesaria y el
análisis circustancial que los propios
medios libres deben aportar en
este tipo de reportajes. Consideramos
que hablar de medios y radios
libres sin contar con las propias
protagonistas, esto es, las radios libres,
que existen en el Estado español,
sobre todo en Catalunya y
Euskadi, no parece que tenga mucho
sentido titularlo radios libres y,
mucho menos, dar una visión tan
sesgada de la opinión, la problemática
y situación de los medios libres,
muy distinta en muchos casos a otro
tipo de medios como los culturales
o comunitarios.

Por tanto, pensamos que la publicación
de un reportaje de cinco páginas
sobre radios libres en el Estado,
realizado en su amplia mayoría
con escritos de personas de medios
comunitarios de la Comunidad
de Madrid, y excluyendo a las radios
libres del mismo, no nos parece
que sea fiel a lo que las propias radios
libres tienen que aportar y decir
en este momento de crisis futura
para el sector en todo el Estado.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto