"ANÁLISIS // ""EL PAÍS"" NO PUBLICÓ EL RESULTADO FINAL DEL SUFRAGIO"
Una victoria que molesta

Tanto ‘El País’ como
‘El Mundo’ convirtieron
en un empate el triunfo
cosechado por Evo
Morales con el 67,41%
de los votos en el
referéndum revocatorio
de Bolivia.

04/09/08 · 0:10
Edición impresa
JPG - 11.1 KB
7 DE DICIEMBRE. Fecha del nuevo referéndum para aprobar la Constitución.

Después del recuento del
total de los votos, los
lectores de El País no
saben que Evo Morales
logró el apoyo del 67,41% de votos
en el referéndum revocatorio
del 10 de agosto porque los datos
que facilitó el periódico fueron los
provisionales, señalando primero
que había logrado entre el 56% y
el 60% y después el 63%. Tampoco
sabrán los lectores que el partido
del Gobierno mantiene la gobernación
del departamento de
Oruro, donde el prefecto, partidario
de Evo Morales, logró el
50,86% de los votos. El País manejaba
la información del día 11
de que había perdido y el 12 titulaba
que “El Gobierno pierde
Oruro (...)”. También adjudicarían
el 70% de los votos al prefecto
(gobernador) opositor del departamento
de Santa Cruz que fue en
realidad de 66,43% y el 66% al gobernador
también opositor de
Tarija que acabó con 58,06%. El
diario español nunca difundió los
datos definitivos.

No solamente eso, preguntemos
a un estudiante de periodismo cómo
titularía la noticia sobre un referéndum
revocatorio en el que el
Gobierno lograse el 67,41% de los
votos. Y ahora veamos cómo lo hizo
El País: “Bolivia se hunde en la
división” (11-8-2008), “El Gobierno
pierde Oruro y la oposición La
Paz y Cochabamba” (12-8-2008).
Ningún lector conocería la victoria
de Evo Morales leyendo los titulares.
El día 11 de agosto, El Mundo titulaba
con el dato provisional de
la victoria de Evo Morales: “El 60%
de los bolivianos ratifica al presidente
Evo Morales en el referendo”.

Pero comenzaba con la recurrente
tesis del empate: “Con los
resultados que arrojan las encuestas
a pie de urna, se configura un
empate entre las dos Bolivias”.
Hay otra cosa curiosa en El País
ese mismo día, un breve perfil de
cada uno de los protagonistas. De
forma que del vicepresidente Álvaro
García Linera dicen que “perteneció
al Ejército Guerrillero Tupak
Katari y cumplió condena por
terrorismo” y del prefecto opositor
de Cochabamba “ex militar que se
ganó la simpatía por la transformación
de la ciudad en su gestión como
alcalde”. Pero la realidad fue
que García Linera, aunque perteneció
a ese grupo armado, la razón
de su arresto fue estar acusado de
destruir unas torres de tendido
eléctrico, se le aplicó prisión preventiva
durante cinco años, finalmente
el juicio no progresaría y el
presunto delito prescribió sin sentencia
ni condena. En cuanto a
Manfred Reyes, lo de ex militar podrían
haberlo explicado mejor. Por
ejemplo que colaboró con la dictadura
militar del golpista Luis
García Meza, quien fue condenado
a 30 años de cárcel por crímenes
de Estado. Reyes estuvo relacionado
con la masacres y centenares de
desapariciones y detenciones durante
esa dictadura militar. En
cuanto a la “simpatía” que dice El
País que se ganó este prefecto, se
pronunciaron en su contra el
64,81% de los votantes de Cochabamba,
mientras que García Linera
recibió el apoyo del 67,41% de los
votantes de todo el país.
En El Mundo, una crónica del
corresponsal informa sobre un
grupo indígena afín a Morales:
“Degollar a dos perros, frente a las
cámaras de televisión, fue una de
las últimas acciones de los temibles
Ponchos Rojos”. Pero eso
ocurrió hace ocho meses, en diciembre
de 2007. El texto habla de
“una organización paramilitar,
formada por unos 20.000 indígenas”.
Se trata de las milicias denominadas
efectivamente Ponchos
Rojos, pero que entregaron sus armas
un mes antes, por cierto, fusiles
checos de los años ‘30 en su
mayoría inservibles.

El día 12, El País sigue insistiendo
con su interpretación.
“Empate catastrófico”, lo califica.
Curiosa forma de denominar a
conseguir el 67,41% de los votos.
También encontramos en El
Mundo del día 12 errores en los
resultados, que no se rectificaron
cuando se supieron los datos definitivos:
“Por ejemplo, el gobernador
de Santa Cruz, Rubén Costas,
con el 66,6% de los votos a
favor, obtuvo mayor apoyo en su
provincia que Morales a nivel nacional”.
No fue así porque Costas
consiguió al final el 66,43 % de
los votos mientras que Evo
Morales alcanzó el 67,41 %. Ese
dato definitivo de apoyo para Evo
Morales sólo mereció un breve
de EFE el 17 de agosto. Ningún
medio informó de cuál era la página
oficial del centro electoral
boliviano para que los lectores
pudieran conocer de primera mano
los resultados.

Como se puede observar, todo
adaptado a un mismo guión de
ocultar una victoria que molesta.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

7 DE DICIEMBRE. Fecha del nuevo referéndum para aprobar la Constitución.
7 DE DICIEMBRE. Fecha del nuevo referéndum para aprobar la Constitución.
separador

Tienda El Salto