COLOMBIA // LOS GRUPOS MEDIÁTICOS ESPAÑOLES, OMNIPRESENTES EN COLOMBIA, SE ALÍAN CON EL PRESIDENTE DEL PAÍS
Prisa y Planeta blanquean la imagen de Uribe

La concentración del 4 de febrero “contra las FARC”
es la última expresión de la estrategia comunicativa
del presidente colombiano Álvaro Uribe. Los medios
españoles y sus contrapartes en Colombia se han lanzado
a una campaña de lavado de imagen tras un año
en el que se han destapado las intensas relaciones entre
el narcotráfico y los paramilitares con los colaboradores
y familiares de Uribe. La diplomacia española
se adhiere a las tesis de Bush y las imagenes de Chávez
y Uribe reciben un tratamiento mediático en sintonía
con la posición del Gobierno y las empresas españolas
ante la crisis entre Colombia y Venezuela.

21/02/08 · 0:00
JPG - 66.5 KB
 
MADRID. Las concentraciones convocadas el 4 de febrero culminan la campaña de limpieza de imagen de Uribe / José Alfonso

Según los medios de comunicación
del Grupo Caracol Radio, en información
ofrecida el pasado 23 de enero,
Álvaro Uribe Vélez se ha convertido
en el presidente más popular de
toda América Latina. El índice de popularidad
del 80% que se le atribuye,
es similar al que tenía cuando llegó
al Gobierno en 2002.
La noticia procede de una encuesta
solicitada por Prisa a la empresa
Invamer-Gallup, multinacional encuestadora
habitual en el panorama
político colombiano. La encuesta,
realizada por entre el 17 y el 19 de
enero, abarca tan sólo mil consultas
telefónicas distribuidas en cuatro
ciudades: Bogotá, Cali, Medellín y
Barranquilla. Los trabajos de investigación
de Invamer-Gallup han sido
cuestionados en varias ocasiones
por falta de imparcialidad y de
posicionarse al lado del proyecto
uribista. Como ejemplo, la multinacional
mantuvo durante toda la
campaña a la alcaldía de Bogotá el
que la victoria sería del candidato
conservador y ex alcalde de la ciudad
Enrique Peñalosa. Sin embargo,
los resultados finales fueron
apabullantes. Samuel Moreno, candidato
del izquierdista Polo Democrático
Alternativo, se imponía con
43,7% de los votos frente al 28,1%
que obtuvo Peñalosa.

Según Vicente Martínez, miembro
de la Asociación Colombiana de Sociólogos:
“Las encuestas políticas en
Colombia no se han caracterizado
precisamente por su imparcialidad.
Gallup es un fiel ejemplo de esta realidad”.
Las declaraciones realizadas
hace unos meses por Jorge Londoño,
gerente de Invamer-Gallup, al prestigioso
diario francés Le Monde, parecen
reafirmar lo anterior: “La gente
se está endureciendo frente al diálogo
y le está pidiendo más al presidente
y al Ejército”, asumiendo más un
papel de asesor de Uribe que el correspondiente
a su profesión.

El epicentro del terremoto

Prisa, accionista mayoritaria de Radio
Caracol, ha difundido la encuesta
de popularidad de Uribe no sólo en
Colombia. Se ha utilizado también
Unión Radio, la mayor red de emisoras
radiales en lengua española con
28 millones de oyentes repartidos,
además de Colombia, en el Estado
español, EE UU, México, Costa Rica,
Panamá, Argentina y Chile. Diarios
españoles como El País, Cinco Días,
Diario Jaén, El Correo de Andalucía,
Odiel Press en Huelva o La Voz de
Almería se han hecho eco de la noticia
al igual que se han utilizado las
plataformas de Prisa en México
(Radiópolis), Chile (Padahuel) o
Bolivia (El Nuevo Día), entre otros.
En junio de 2005, el presidente Álvaro
Uribe agradecía la “fe y confianza”
de los inversionistas extranjeros
en Colombia, al inaugurar la nueva
sede de emisoras de Caracol Radio, y
condecorar con la Orden Nacional al
Mérito al fallecido presidente del
Grupo Prisa, Jesús de Polanco. “Esta
nueva inversión de Caracol en Colombia,
en esta ocasión liderada por
el Grupo Prisa, es una muestra de
confianza en nuestra patria”, dijo
Uribe en la ceremonia.

Caracol Radio está integrada en el
Grupo Latino de Radio (GLR), un
holding de más de 1.200 radios que
el grupo Prisa controla en América
Latina, además de televisiones, varios
diarios de prensa, portales de internet
y encuestadoras. Bajo la cadena
Caracol operan más de 10 cadenas
de emisoras de AM y FM en distintas
frecuencias de todo el país.

Imagen controvertida

El año 2007 fue crítico para el Gobierno
de Uribe. La parapolítica estuvo
durante meses en todos los medios
de comunicación. 40 parlamentarios
del arco político uribista fueron
investigados y varios de ellos
detenidos. Igualmente, salieron a la
luz las relaciones familiares y políticas
de Uribe con el cártel de Cali,
una realidad silenciada durante mucho
tiempo. Relación que se ponía
de manifiesto con el descubierto
vínculo de su principal asesor José
Obdulio Gaviria con el narcotráfico.
Gaviria acompañó personalmente a
su primo, Pablo Escobar, durante la
campaña ‘Medellín sin Tugurios’ financiada
por el cártel de Cali. Fue
importante también el caso de Santiago
Uribe Vélez, hermano del
presidente, quien coordinaba las
acciones del grupo paramilitar denominado
‘Los Doce apóstoles’,
también con vínculos con Pablo
Escobar. Otro caso famoso es el de
William Vélez, primo del presidente,
que acompañó a Escobar en una
campaña, y que es compañero de
partido de Mario Uribe, otro primo
del presidente en el Senado, quien
presentó el proyecto de ley Justicia
y Paz que otorga el perdón y el olvido
a los crímenes de Lesa Humanidad
cometidos por paramilitares.

Con la famosa marcha contra las
FARC se ha diseñado una nueva
campaña, para eliminar de los medios
de comunicación y de un solo
plumazo las vinculaciones de Uribe
con el narco-paramilitarismo o los
cuestionamientos a la ineficacia del
Plan Patriota (un proyecto contra insurreccional,
disfrazado de lucha
contra el narcotráfico), al tiempo que
se ha habilitado un nuevo debate nacional
sobre un cambio constitucional
que permita a Uribe presentase a
las presidenciales en 2010.

Tanto Prisa como Planeta cuidan
la figura de Uribe con imágenes
e informaciones donde predominan
sus abrazos con el rey, Zapatero
o Rajoy, por encima de denuncias
internacionales por represión
social y sindical, violación de
derechos humanos, atentados contra
las comunidades indígenas, o
sus ya referidas relaciones con el
narco-paramilitarismo.

LOS 'MASS MEDIA', ALIADOS INDISPENSABLES DE LAS EMPRESAS ESPAÑOLAS EN COLOMBIA
_ D. M. (BOGOTÁ)
_ «Los medios de comunicación
españoles en Colombia están
desarrollando el papel de legitimación
de la peor crisis humanitaria
existente en los países de
occidente». Así denuncia Edgar
Robledo, experto en comunicación
social de la Universidad de
Simón Bolívar, el papel de los
grupos mediáticos españoles.
También denuncia a DIAGONAL
que «la presencia de más de
136 multinacionales españolas
en territorio colombiano
marca no sólo la actuación internacional
del Gobierno español
en la reciente visita de
Uribe a Madrid, sino también el
papel que desarrollan sus multinacionales
mediáticas en
Colombia, ¿o es que acaso existen
dudas sobre el papel financiador
a través de la publicidad,
y en algunos casos incluso de la
participación indirecta en el
accionariado, por parte de estas
corporaciones en los grupos
mediáticos españoles?».
En ese sentido, BBVA, SCH, Gas
Natural, Unión Fenosa, Cepsa o
Repsol, por enunciar algunas,
son fácilmente identificables como
clientes del departamento de
publicidad no solamente de Caracol
(Prisa) o del diario El Tiempo
(Planeta) en Colombia, sino
de sus múltiples empresas mediáticas
a lo largo y ancho del
continente, así como en el Estado
español.
El conservador Grupo Planeta,
que a finales de julio de 2007 se
hizo con el 55% del accionariado
del diario más importante de
Colombia, El Tiempo, también se
ha posicionado claramente en la
rehabilitación política de la figura
de Uribe. Para ello no solamente
utiliza el principal medio de comunicación
colombiano, sino
también su influencia en los
medios españoles (Antena 3,
donde es accionista de referencia
junto a De Agostini, Onda Cero,
Radio España, La Razón, el
gratuito ADN o el Avui catalán
donde coparticipa en su accionariado
con Godó).
Pero lo más sorprendente de
esto no es solamente la manipulación
mediática de los índices
de popularidad de un presidente
vinculado al paramilitarismo
y al narcotráfico. Los grupos
de comunicación
españoles en América Latina
están siendo la fuente de propagación
de declaraciones
como la emitida por Zapatero
tras la entrevista con Uribe el
23 de enero: «El gobierno español
está y estará con el Gobierno
de Colombia cuando deba
enfrentar un problema de soberanía»,
palabras con las que se
alineó con las tesis de Bush
respecto a Colombia y la actual
crisis diplomática que este país
vive con Venezuela.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto