Un paso atrás
, periodista de investigación y ex director de RTVE Digital
07/02/08 · 13:22

España estuvo a punto de
convertirse en país de referencia
de la UE en el desarrollo
de la TDT. La
oportunidad se perdió hace cuatro
años. El modelo a implantar era el
británico Freeview, un proyecto público
y gratuito liderado por una
gran televisión pública con millones
de horas de contenidos capaz de poner
en marcha cerca de 30 canales
en los que tuviera cabida la información,
el entretenimiento, el deporte,
la educación, la cultura, el cine y los
servicios al ciudadano. Todo estaba
previsto para comenzar las emisiones
coincidiendo con los campeonatos
europeos de fútbol y las Olimpiadas.
El futuro se abría para la televisión
pública y España, junto al
Reino Unido, lideraría la tecnología
digital en Europa.
Pudo haber sido pero no fue. Sorprendentemente,
la llegada del Gobierno
del PSOE lo paralizó todo.

Primero con la creación de una comisión
de sabios –algunos de ellos
declararon no ver nunca la televisión–
que tardaron un año en decidir
el rumbo del ente público. Se perdió
un tiempo de oro. Las ayudas públicas
no llegaron a los operadores,
hasta el punto de que algunos directivos
de las cadenas privadas llegaron
a decir públicamente que la mejor
TDT era la que no existía. La televisión
de pago por satélite seguía
estando de enhorabuena pues no tenía
rival. Al mismo tiempo, el presidente
Zapatero optó por conceder
dos nuevas licencias nacionales en
abierto a dos operadores privados,
la Sexta y Cuatro, y por reducir considerablemente
TVE, prescindiendo
de la mitad de su plantilla. Durante
todo este tiempo en Europa se siguió
desarrollando la TDT y la alta definición.
Alemania y Holanda se unieron
con fuerza al proyecto y España
quedó relegada al furgón de cola. La
televisión pública y gratuita perdió
una gran oportunidad de desarrollarse.

No se necesita ser muy
experto ni sabio para saber a quién
beneficia todo esto. Mientras asistimos
al “fuego amigo” desatado por
la compra de derechos de emisión
entre Mediapro y Prisa, uno a veces
piensa en aquellos años, no hace
mucho, en los que la televisión pública
jugó un importante papel. En
lo que fue y no le dejaron ser.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto