Criminalización mediática de la huelga de estudiantes
‘El Mundo’ se inventa un asalto violento estudiantil

Cuatro estudiantes han prestado declaración tras las acusaciones que un periodista propagó y que, según varios testigos, no encajan con los hechos.

, Redacción
28/10/12 · 13:58

No dejes que la realidad te estropee un buen titular. La frase, que se atribuye a William Randolph Hearst, magnate precursor de la prensa amarilla, es la que mejor resume el “trabajo” que David Vigario, del diario El Mundo, realizó sobre el piquete estudiantil que recorrió el 17 de octubre la ciudad de Mérida. Pese a que Vigario, como ha reconocido vía Twitter, no estuvo en el lugar de los hechos, encabezó su pieza con una frase lapidaria: “Asaltan un colegio al grito de ‘dónde están los curas que los vamos a quemar’”.

En el interior del texto aseguraba que los estudiantes habían intentado robar ordenadores, atemorizado a los alumnos del colegio, herido a una profesora y hasta les acusaba de introducir mangueras por las ventanas de las aulas. Todo ello sin citar fuentes y sin aportar pruebas. Vigario llega a asegurar que la intención del piquete era “arrancar los crucifijos”, dotando a la protesta contra el desmantelamiento de la educación de un carácter guerracivilesco y anticlerical.
 
“La primera mentira, sobre la que se han ido añadiendo más, era que habíamos entrado en el colegio, cuando entramos en el recinto pero nunca en el edificio”, afirman los estudiantes La versión de los estudiantes presentes en el piquete difiere mucho de lo relatado por El Mundo. En un comunicado elaborado a raíz de estas acusaciones, desmienten rotundamente las mismas. “La primera mentira, sobre la que se han ido añadiendo más, era que habíamos entrado en el colegio, cuando entramos en el recinto pero nunca en el edificio”, afirman los estudiantes. En la versión de Vigario, la policía tuvo que acudir al colegio de inmediato, pero los estudiantes prueban con fotos que “venía con nosotros desde el principio de la manifestación, llegaron con nosotros al colegio, nos dejaron pasar y si hubiera pasado algo de lo que cuentan habrían entrado, porque estaban a diez metros y nos veían en todo momento”. Los estudiantes reflexionan que “si es ver- dad, como dice El Mundo, que ‘los profesores se encararon’, ¿por qué no avisaron a la policía, que estaba a unos metros?”.
 
Otra de las acusaciones que formula Vigario es que derribaron a un empleado de mantenimiento que intentó impedir la entrada al recinto. Los estudiantes desmienten este extremo y aseguran que franquearon la entrada al recinto al encontrarse abierto, y que ya en el aparcamiento del colegio el que les salió al paso fue el director, que dialogó con ellos y, tras corearle esloganes como “menos crucifijo y más trabajo fijo” y otros en defensa de la educación pública, abandonaron el recinto 15 o 20 minutos después.
 
La profesora herida
 
En la versión de Vigario se da a entender que los estudiantes agredieron a la profesora. Sin embargo, la docente se pilló los dedos con una ventana, cosa que no aclara el texto y que “sería un accidente laboral”, apunta Rafa García, señalado como instigador en El Mundo. La bola, o mejor dicho, el bulo, fue creciendo cuando se hicieron eco otros medios. Los informativos de Telecinco y Antena 3 daban por buena la versión de Vigario y añadieron de su cosecha imágenes del piquete recorriendo un centro educativo, dando por hecho que estaban grabadas en el interior del colegio salesiano, cuando esas imágenes –en las que no se aprecia ningún signo de violencia ni se escuchan las consignas citadas por El Mundo– fueron tomadas en la universidad y en el instituto público Emérita Augusta.
 
Al director del colegio salesiano lo han invitado a varias tertulias, como la de El gato al agua de Intereconomía, donde quitó hierro al asunto calificándolo de chiquillada, pese a la insistencia de los tertulianos del programa en con-vertirlo en un agravio. En los micrófonos de Punto Radio reconoció que “asalto, asalto, no fue”. Aun así, el colegio presentó una denuncia, y tres días después del incidente, tras la alarma creada en algunos medios de comunicación, cuatro estudiantes, uno de ellos menor de edad, fueron trasladados a comisaría para prestar declaración.
 

Señalado como instigador

 
Unos meses después de la portada de La Razón en la que señalaba a cuatro estudiantes como los instigadores de la primavera valenciana, El Mundo ha repetido la jugada y señaló en su portada a Rafa García, militante de las juventudes comunistas, como “instigador” del asalto. Rafa considera todo “una gran bola” y se siente víctima de “un circo mediático”. “Incluso la Delegación del Gobierno ha reconocido que yo no en- tré, ¿cómo voy a ser el instigador?”. A pesar de eso, García es uno de los cuatro detenidos acusados de desórdenes y presentará una denuncia contra El Mundo.
Tags relacionados: Número 184
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

  • |
    El Buho
    |
    10/02/2014 - 9:01am
    ¿Que clase de periodistas tenemos en es País?. Ver para creer. Estos son los verdaderos instigadores de la violencia. En fin, que cada uno saque sus propias conclusiones: El Buho
  • |
    alpla
    |
    09/02/2013 - 9:36am
    lamentablemente el daño ya está hecho. Los massmierda en masa se hicieron eco de la noticia.
  • Sentada en Mérida el 17 de octubre. / Estudiantes Mérida
    separador