FRANCIA // YA SÓLO FALTA EL MERO TRÁMITE DE APROBACIÓN EN LA ASAMBLEA, TRAS SU PASO POR EL SENADO
A la tercera, guillotina digital

A pesar de ver frenado
el intento de extensión
de su proyecto contra
las redes de P2P a la
Unión Europea, Nicolas
Sarkozy no ha abandonado
sus planes para
restringir el servicio de
internet a sus usuarios.

13/11/08 · 1:31
Edición impresa
JPG - 10.7 KB
MIL CIUDADANOS. Se calcula que verán clausurado al día su acceso a internet.

El Senado francés ha terminado
por aprobar el proyecto de ley que
permitirá cercenar el acceso a internet
de aquellos usuarios a los
que se acuse, mediante los famosos
“tres avisos”, de violar la propiedad
intelectual por intercambiar
archivos en redes P2P.

A falta del mero trámite de ratificación
en la Asamblea Nacional, el
plan aprobado el 29 de octubre
prevé arrancar con el envío diario
de 10.000 correos electrónicos a
los usuarios más activos. Si esta
primera llamada de atención no disuade
al internauta, recibirá un segundo
aviso mediante correo certificado
con acuse de recibo para
que cese en su actividad. La ministra
francesa de Cultura, Christine
Albanel, explicó ante su comisión
que se enviarán 3.000 advertencias
diarias a los usuarios que no desistan.
Finalmente, cada día, mil
ciudadanos verán clausurado su
acceso personal a internet durante
períodos que oscilan entre los tres
meses y un año.

Víctor Domingo, presidente de
la Asociación de Internautas, cree
que estamos ante un debate que
“no afecta sólo a las redes P2P, sino
que es una cuestión de libertades
civiles”. La propiedad intelectual
puede ser muy respetable, “pero
los derechos fundamentales están
por encima”. Conquistas básicas
como libertad de información,
la intimidad, la privacidad de las
comunicaciones se ven cuestionadas
de manera reiterada: “Antes,
la excusa era la lucha contra el terrorismo,
pero ahora es simplemente
una defensa de intereses
corporativos”, lamenta Domingo.

De nada ha servido en Francia
el frenazo de la Unión Europea al
propósito del presidente francés,
Nicolás Sarkozy, de extender su
iniciativa a todos los países miembros.
Bruselas rechazó asumir como
propio el ejemplo francés e insiste
en que sólo una autoridad judicial,
no las autoridades administrativas,
puede ordenar el corte de
un acceso a internet.

Las vicisitudes técnicas de la medida
pueden suponer un quebradero
de cabeza para las autoridades,
las empresas suministradoras
y, naturalmente, los usuarios. A las
dificultades para identificar personalmente
a un supuesto infractor
(múltiples usuarios pueden compartir
un mismo punto de acceso
la red y un mismo equipo informático)
se une el temor a que el corte
de un acceso repercuta también
los servicios de telefonía fija o televisión,
que hoy día suelen suministrarse
en paquetes conjuntos. Por
el momento, la cartera gala
Cultura prevé una partida de 3,5
millones de euros para acometer
las medidas técnicas necesarias
compensar a las empresas por los
gastos que les suponga perseguir,
identificar, advertir y castigar a sus
propios clientes.

Domingo se alegra de que, “por
ahora”, no cunda el ejemplo francés:
“De momento, hemos ganado
una primera batalla [con las medidas
de la UE que amparan al usuario],
pero estamos seguros de que
volverán a la carga y habrá que pelear
de nuevo ante las próximas
elecciones europeas”.

Tags relacionados: Tecnologías P2P
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

MIL CIUDADANOS. Se calcula que verán clausurado al día su acceso a internet.
MIL CIUDADANOS. Se calcula que verán clausurado al día su acceso a internet.
separador

Tienda El Salto