ESPACIO EUROPEO DE EDUCACIÓN SUPERIOR : RESISTENCIAS ESTUDIANTILES ANTE LA PRIVATIZACIÓN
La iniciativa privada marca las pautas en el proceso de Bolonia

Mientras la ANECA
comienza a evaluar las
primeras propuestas de
títulos de grado (más de
la mitad promovidas por
universidades privadas),
los estudiantes continúan
sus movilizaciones contra
el proceso de Bolonia.

06/03/08 · 0:00
Edición impresa
JPG - 63.9 KB
ECI

Sin prisas pero sin pausa, la convergencia
hacia un Espacio Europeo
de Educación Superior (EEES) sigue
avanzando ante el desconcierto
de diversos colectivos universitarios,
cuyas críticas al proceso son
continuamente ignoradas por las
instituciones implicadas en la toma
de decisiones. Hace unos tres años,
el debate suscitado por la posible
desaparición de la licenciatura en
Historia del Arte contribuía a paralizar
el diseño de los programas de
grado. Finalmente se decidió que
fuesen las propias universidades las
que presentaran sus propuestas para
los títulos que sustituirán a las actuales
diplomaturas y licenciaturas
en 2010: los grados. El pasado 15 de
febrero se cumplía el primero de los
plazos establecidos por el Ministerio
de Educación y Ciencia y
tan sólo 17 de las 50 universidades
públicas lo hicieron. Más de la mitad
de los 207 programas de grado
presentados hasta ahora corresponden
a la iniciativa privada. Estas
propuestas serán evaluadas por la
Agencia Nacional de Evaluación de
la Calidad y Acreditación (ANECA)
y verificadas por el Consejo de Universidades
en el plazo de tres meses
para su implantación en el próximo
curso académico de 2008-2009.

Está previsto que el resto de universidades
públicas y privadas se
sumen al proceso durante el próximo
año para cumplir el objetivo de
implantar un EEES en 2010. En la
mayoría de los 46 países que firmaron
la Declaración de Bolonia en el
año 1999 el sistema universitario ya
se ha adaptado ampliamente a la
estructura de grado y posgrado que
se fija en el EEES, inspirada en el
modelo anglosajón del bachelor y
máster, donde el sector privado lidera
la educación universitaria.
Si en España predomina la incertidumbre
ante el inminente
cambio estructural de la educación
superior, las críticas al proceso y
los síntomas de privatización; en
otros países europeos más adelantados
en lo que a la adaptación al
EEES se refiere (Francia, Italia o
Alemania) ya se dejan sentir las temidas
consecuencias.

En el modelo del EEES, los títulos
de grado pierden especificidad
respecto a las diplomaturas y licenciaturas
actuales y se convierten en
meros cursos de transición hacia el
posgrado, tradicionalmente entendido
como formación privada.

Formación devaluada

Cómo han denunciado desde la
Coordinadora Andaluza de Estudiantes
en su comunicado para las
movilizaciones estatales del 6 de
marzo, el Real Decreto aprobado
por el Gobierno el 10 de octubre
de 2007 establece un grado de formación
muy generalista y devaluada,
lo que hace casi imprescindible
cursar un posgrado para poder
recibir una formación más específica
y valorada. Precisamente,
los títulos de posgrado adaptados
al EEES han sido los programas
que más se han agilizado en
España, donde se llevan impartiendo
durante dos cursos académicos.

Son el principal referente
actual de la nueva estructura del
sistema educativo superior y, después
de la sustitución de las diplomaturas
y licenciaturas por el título
de grado, conservarán esa primacía.
Que el proceso lo estén liderando
las universidades privadas,
puesto que la mayor parte de
las públicas ha preferido dejar los
cambios para el año que viene,
también es un hecho relevante. La
publicidad que tanto el MEC como
las universidades están dando a
los nuevos títulos del EEES nos
anticipa la campaña de marketing
del próximo curso académico.

EEES Y SUBIDA DE TASAS UNIVERSITARIAS EN ALEMANIA
_HERENA TORIO (HAMBURGO)
La introducción del grado y el
posgrado comenzó en Alemania
en 2003 y actualmente
estas titulaciones representan
el 61% de los estudios que
pueden cursarse en universidades
germanas. Los nuevos
planes de estudio suponen la
reducción de la oferta formativa
que anteriormente caracterizaba
la enseñanza universitaria
alemana: aquellos
seminarios que no tengan interés
para el mercado laboral
son recortados de la oferta lectiva.
También restan libertad al
alumnado para combinar
materias en función de sus
intereses propios, en aras de
la uniformidad y equiparación
internacional.
Pero el debate fundamental
que el proceso de convergencia
ha suscitado en Alemania
viene de la privatización de la
enseñanza universitaria: desde
2003, diez de los 16 estados
federados alemanes han introducido
tasas de entre 500 y
900 euros por semestre.
Como respuesta, las organizaciones
estudiantiles de las universidades
afectadas han
organizado campañas de boicot
al pago de las tasas, así
como manifestaciones a lo
largo y ancho del país. El boicot,
similar al que se desarrolló
en las universidades de la
antigua RFA a principios de los
años '70 y que logró consolidar
la educación superior gratuita,
consiste en ingresar el
pago del mencionado importe
en una cuenta gestionada por
un abogado. Si una «masa crítica»
participa de la acción, la
universidad se verá obligada a
aceptar a los estudiantes objetores.
De lo contrario, el importe
de las tasas es automáticamente
ingresado a la
universidad para evitar anulaciones
de matrícula. En ninguna
universidad hubo una
«masa crítica» suficiente el
pasado semestre, así que la
acción se repetirá en abril.

Tags relacionados: Educación Universidad Educación
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto