ANNUAL | Primo de Rivera ocultó un informe en el que se depuraban responsabilidades
La corona reivindica el símbolo del último colonialismo español

En 1921 tuvo lugar un acontecimiento que marcó la política española de las siguientes décadas: el desastre de Annual, una matanza que desencadenó una brutal respuesta por parte del Ejército español.

20/11/12 · 11:48
Edición impresa

El 1 de octubre, Juan Carlos de Borbón condecoró con la Cruz Laureada de San Fernando al Regimiento de Caballería Acorazado de Alcántara, que participó en la derrota española de Annual. El hecho ha pasado desapercibido, pero encierra la reivindicación de un acontecimiento en el que la corona española jugó un papel clave. Lejos de dar por finalizado el periodo colonial, cerrado de facto en 1898, y de seguir los postulados anticolonialistas que el movimiento obrero y el progresismo español estaban defendiendo, las autoridades políticas y el Ejército se embarcaron en la ocupación paulatina del territorio marroquí en distintas zonas (Yebala, Locus, Chauen, Rif y Kert). Son zonas que se tomaron desde el siglo XIX y con el paso de los años, merced a las políticas colonialistas impuestas tras la Conferencia de Berlín de 1885, de la que España es actor terciario, pero que no renuncia a su parte.

Fue una ocupación económica –pues se explotaban los recursos naturales de la zona– y militar-política, que sirvió para ascender en la escala militar a un grupo de oficiales que con el tiempo determinarán la historia del país. Económicamente la zona del Rif era la más próspera, merced a las minas de hierro que tenía y que fueron explotadas por el capitalismo español. El general Fernández Silvestre quería llegar hasta la Bahía de Alhucemas para derrotar a los rifeños, que se estaban organizando bajo el mando de Abdelkrim. Para ello se estableció con sus tropas en Annual. El 22 de julio de 1921 las tropas de Abdelkrim atacaron y el ejército de Silvestre huyó hasta refugiarse en Arruit. Los rifeños arrasan en una matanza sin precedentes. Las fotografías conservadas de la época son espeluznantes. Arturo Barea, autor de La forja de un rebelde, muestra en su novela el cuadro de lo que fue la toma de Arruit y el desastre de Annual.

El fracaso de Fernández Silvestre era evidente. Esto llegó hasta la opinión pública española e internacional. La campaña por la desocupación de Marruecos y la lucha por la descolonización era evidente entre el obrerismo que se movilizaba. En el Rif, el 18 de septiembre se proclamó como Día de la Independencia y se estableció la República del Rif, que fue disuelta en 1926.

La venganza de los españoles fue cruel y despiadada. Grupos de militares africanistas y de la Legión Española (fundada en 1920 por Millán Astray) detenían a rifeños y les sometían a torturas y muertes violentas. Amputaciones masivas o decapitaciones eran los métodos utilizados. También se amedrentó a la población con bombardeos selectivos a la retaguardia y a la población civil. Fue una de las primeras ocasiones en las que se utilizó armamento químico para atacar a la población. Los aviones portaban bombas de TNT y de gas mostaza que se lanzaban sobre la población rifeña. El efecto de las bombas aún se hace notar en la zona.

El expediente Picasso

La guerra de Marruecos fue uno de los motivos que desembocaron en la dictadura militar de Miguel Primo de Rivera en septiembre de 1923. Acallar a la opinión anticolonial, reprimir al movimiento obrero y comenzar una campaña (junto con Francia) para derrotar a los rebeldes rifeños. Y esto teniendo en cuenta que Primo de Rivera fue en un primer momento crítico con la intervención de España en Marruecos, para convertirse después en furibundo defensor de la ocupación y la venganza.

Previamente a establecerse la dictadura, se comenzó a investigar lo sucedido en Annual en el llamado Expediente Picasso . Instruido por el general Juan Picasso González, se trataba de un informe de más de 2.400 folios, donde se depuraban responsabilidades de lo sucedido y que se tardó meses en recopilar. Cuando todo estaba dispuesto para que pasara a trámite parlamentario, Primo de Rivera estableció la dictadura y el informe quedó en suspenso. La dictadura quería tapar responsabilidades. Pero con la proclamación de la Segunda República el informe fue rescatado y se pudo comprobar la responsabilidad de Alfonso XIII (abuelo del actual monarca) en el desastre y las consecuencias posteriores. El documento fue publicado, si bien durante el Franquismo se volvió a ocultar.Hoy se puede consultar en una edición de 1976, editada en Buenos Aires.

 

CLAVES DE LA OCUPACIÓN

La ocupación no era colonialista al puro estilo de la época. España no fomentó en ningún momento las infraestructuras de la zona. Era una ocupación formal del territorio. En la Península había una clara oposición al colonialismo encabezada por el movimiento obrero.

Las levas de reservistas afectaban sobre todo a la clase obrera, que no tenía dinero para poder librarse de las guerras que se iniciaban en la zona. Eso llevó a las grandes movilizaciones de los sindicatos en defensa de los intereses obreros y contra la política imperialista de España que pagaban los trabajadores (la Semana Trágica es consecuencia de esta política). Además, hay que tener en cuenta que al calor de esa guerra fueron creciendo militares como Franco o Millán Astray.

Tags relacionados: Número 184
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

ANNUAL. El rey condecoró al Regimiento de Caballería Acorazado de Alcántara, que participó en el desastre de Annual. / mde.es
separador

Tienda El Salto