ENTREVISTA / JOSÉ LUIS MARTÍN, EDITOR DEL SEMANARIO SATÍRICO 'EL JUEVES'
“Los humoristas tenemos la tarea de tocar los temas que son tabú”

Este verano ‘El Jueves’ tuvo
el mérito de ganarse su
primer secuestro judicial
desde la Transición y
un juicio por injurias al
Príncipe para dos de sus
humoristas. Hablamos con
José Luis Martín sobre el
caso de la famosa portada.

06/09/07 · 0:00
JPG - 9.7 KB
LA REDACCIÓN. Imagen de la sede de El Jueves en Barcelona./Bárbara Boyero

El 30 de agosto se producía el por
ahora último capítulo del vodevil
judicial protagonizado por la portada
de El Jueves donde se caricaturizaba
a los príncipes de Asturias.
Ese día, el juez de la Audiencia Nacional
Fernando Grande-Marlaska
decretaba la apertura de juicio oral
contra el guionista y el dibujante
de la conocida ilustración, para
quienes el fiscal solicita una multa
de 3.600 euros por un delito de injurias
al príncipe.

Desde El Jueves, como era de suponer,
la respuesta a lo ocurrido
desde el secuestro de su número no
ha sido otra que el buen humor. Así
pudo verse en una segunda portada
con Felipe y Letizia caricaturizados
como una abeja y una flor bajo el título
de ‘¡Rectificamos! Esta es la
portada que queríamos poner’, y en
un ‘Especial secuestro’ donde ofrecían
su visión personal. Después de
todo, la decisión de la fiscalía les ha
dado algunos motivos por los que
alegrarse. Tras el secuestro, el nombre
de El Jueves saltó a periódicos
de todo el mundo, las ventas de los
últimos números se han disparado
y, ya de paso, la polémica ha reabierto
el debate sobre el tratamiento
mediático de la monarquía. De todo
ello hablamos en una entrevista telefónica
con José Luis Martín, editor
de El Jueves y un histórico en las
viñetas de la revista.

DIAGONAL: ¿Cómo pensáis que
puede acabar la parte judicial de este
caso?

JOSÉ LUIS MARTÍN: Bueno, en
principio nosotros esperamos que
la parte judicial acabe en la absolución.
Vamos al juicio convencidos
de que no hemos infringido las leyes,
y nos defenderemos como gatos
panza arriba.

D.: Un aspecto que habéis comentado
es lo rápido que está yendo este
proceso.

J.L.M.: Eso es lo que más alucinados
nos tiene. Obviamente, hay alguna
fuerza o algún poder fáctico
que habrá dicho que esto se tiene
que liquidar muy rápido. Y efectivamente,
el caso lleva una velocidad
de crucero. Nuestro abogado dice
que no había visto nada así. Secuestraron
la revista el 20 de julio y
estamos hablando de que 40 días
más tarde tenemos la fecha del juicio,
además con agosto de por medio,
que es un mes donde las cosas
suelen ser ir mucho más lentas.

D.: Puede que las prisas se deban a
la presión mediática de este caso.

J.L.M.: Es posible. Nosotros en la
redacción hacemos la coña de que
El Jueves ha conseguido que la justicia
funcione rápidamente, así que
ahora vamos a intentar ver si conseguimos
arreglar las infraestructuras
o la calidad de la educación.

D.: Se ha comentado que tal vez no
habría pasado nada si la portada
no hubiera salido en la televisión.

J.L.M.: Es muy posible. Hay que tener
en cuenta que El Jueves emite
en el código de sus lectores. Publicamos
cosas muy fuertes, que es lo
que nos piden. Aquí la cuestión es
que alguien le puso El Jueves delante
al fiscal general del Estado y éste
se debió llevar las manos a la cabeza.
La portada llevaba en la web desde
el lunes y en el kiosco desde el
miércoles. Hasta que no salió en la
Televisión no saltaron las alarmas.

D.: ¿Habíais recibido antes alguna
llamada de atención por algún tema
de la Casa Real?

J.L.M.: Por parte de la Casa Real hemos
tenido alguna vez alguna carta,
que atentamente no expresaba disconformidad
con algún tema. No
muchas. Pero también hemos tenido
cartas pidiéndonos dibujos.
Cuando el Príncipe empezó el servicio
militar, pusimos un poster desplegable
como los de Play Boy. Y la
Casa Real nos escribió diciendo que
al príncipe le haría ilusión tener un
original. Pero una querella no la habíamos
tenido nunca.

D.: De hecho El Jueves tiene incluso
un libro, Tocando Los Borbones, sobre
la familia real.

J.L.M.: Sí. Para nosotros ése un tema
que nos gusta tocar, porque es
un tema tabú. Creemos que los humoristas
tenemos la tarea de tocar
temas tabú. Alrededor de la monarquía
hay un pacto de silencio muy
cerrado por parte de los medios de
comunicación. Y claro, nos gusta
justamente romper este pacto.

D.: ¿Ha habido otros secuestros en
la historia de El jueves?

J.L.M.: Hubo en el primer año. En
el ‘77, si no recuerdo mal, nos secuestraron
un par de números. Pero
fueron de otro tipo. Creo que los dos
fueron por temas de religión.

D.: ¿Qué os ha parecido en todo este
tema la reacción de los demás
medios de comunicación?

J.L.M.: La reacción fue muy tibia.
Al principio la reacción general fue
la de perdonarnos un poquito la vida.
La opinión era “el dibujo es horroroso,
pero no se merecen un secuestro
porque les va a dar más publicidad”.
Todo el mundo hablaba
del dibujo y no del secuestro, que es
la cuestión. El dibujo puede ser opinable,
por supuesto, pero aquí la
monstruosidad en mi opinión fue el
secuestro. El secuestro supone decirte
“usted es culpable” y no se puede
discutir. Además, se criticó más
por su ineficacia que porque se tratase
de una injusticia. En general no
he quedado muy contento con los
medios, que digamos.

D.: ¿Y la actuación de los políticos?

J.L.M.: Pues patética. Oír a los progresistas
del PSOE mirar para otro
lado: como dijo Pepe Blanco, que
tenía opinión, pero se la reservaba.
Y luego ves al PP clamando por la
libertad de expresión o a Esquerra
Republicana diciendo que nos daba
su solidaridad. Todos han ido a su
interés y a su rollo, sin preocuparse
por la libertad de prensa.


“Sí, se notó en las ventas”

D.: ¿Después de varios números,
se acabó notando mucho el revuelo
en las ventas?

J.L.M.: Sí, se notó mucho. Sobre
todo los números del ojo del huracán.
Lo que ha sido el número del
secuestro, el número siguiente y el
especial secuestro han vendido
muchísimo. Los dos primeros se
agotaron y el tercero ha vendido
una barbaridad. Nos ha conocido
mucha más gente. Y si hay algo
negativo es que ha habido lectores
habituales que se han quedado
sin él; que nos dicen “llevo comprando
El Jueves toda la vida y
estos números no hay forma de
encontrarlos”.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto