EL INMINENTE APAGÓN ANALÓGICO DESATA FUERTES CONVULSIONES EN EL MERCADO AUDIOVISUAL
El gigante mediático del ciudadano Roures

La deuda de Mediapro
asciende a 3.000
millones. Las nuevas
formas de difusión con
TDT de pago, internet y
telefonía móvil harían
rentable la inversión.

01/11/07 · 0:00
Edición impresa
JPG - 11.6 KB
DIBUJO: SERGIO FRUTOS

Mediapro nace en 1992. La empresa
de Jaume Roures da sus primeros pasos
con la prestación de servicios técnicos
a producciones de cine y televisión.
Fuentes del sector indican que
la empresa ofrecía precios muy por
debajo del mercado. Según dichas
fuentes, la irrupción de Mediapro como
prestador de servicio técnico
“destrozó el mercado” y pudo dominar
el sector en pocos años. Pero de
lo que Roures sabe realmente es de
gestión de derechos deportivos. Fue
responsable del departamento de
Noticias y Producciones Deportivas
y jefe de Operaciones Especiales de
la Federación de Organismos de Radio
y Televisión Autonómicas que
pagan los derechos por las transmisiones
futboleras y fue jefe del
departamento de televisión de
Dorna, empresa que gestiona los
derechos del motociclismo.

Roures fue asesor de imagen de
Johan Cruyff durante la última campaña
a la presidencia del F.C. Barcelona
y es socio del otro candidato,
“el hombre de la publicidad” Lluis
Bassat. No es extraño, por tanto,
que Mediapro sea hoy el dueño del
canal de televisión del F.C. Barcelona,
Canal Barça, y que haya
comprado los derechos del equipo
catalán. También ha comprado los
derechos de transmisión de 39 de
los 42 equipos de primera y segunda
división entre los que están los
del Real Madrid y su canal temático.
Con la reciente compra de la
Fórmula 1 se convierte en la empresa
más importante en la comercialización
de derechos deportivos del
panorama audiovisual español.

Globomedia, por su parte, ha sido
una de las productoras más destacadas
en el panorama televisivo
con series de mucho éxito, como
Médico de Familia, y está presidida
por Emilio Aragón. Con una aportación
externa del 3% crea la empresa
Árbol, que posteriormente se fusionará
con Mediapro dando lugar
al grupo Imagina. Ésta última es la
empresa que se crea a mediados del
año 2006 y se convierte en la mayor
productora integral de contenidos.

Con el crédito sindicado de 125 millones
de euros que otorgaron a
Imagina La Caixa, Banesto, Banco
Popular, ICF, Royal Bank of Scotland
y Banco Espirito Santo, el grupo
cuenta con más de 250 millones
de euros para afrontar nuevos proyectos,
como La Sexta. Esta cadena
está participada por el grupo mexicano
Televisa (40% de las acciones);
Gala Capital, con un 9%, y Grupo
Audiovisual de Medios de Producción
(GAMP), que posee el 51%.
Los accionistas de GAMP son Imagina
(Árbol y Mediapro), con el
69,9%; Bainet (12%); El Terrat (8,2%)
y BBK (9%), lo que da a Imagina el
control sobre La Sexta.

Imagina tendrá que rentabilizar
las inversiones por los derechos de
Fútbol y Fórmula 1 y tanto Prisa como
Telecinco, anteriores titulares de
los derechos respectivamente, han
puesto en duda la viabilidad de las
operaciones por la enorme deuda de
3.000 millones de euros. Responsables
de Mediaset (Telecinco) tildaron
de “novatos que están reventando
el sector de contenidos” a los gestores
de Mediapro. Pero Mediapro
sacó a subasta los derechos de la
Fórmula 1 días después de la compra.
Roures ve la inversión como un
activo de la empresa y confía en las
nuevas formas de difusión de contenidos
para asegurar el retorno del
préstamo y la rentabilidad.

Pero es obvio que la tarta publicitaria
se va a repartir con la entrada
de más de 30 canales nuevos en
abierto. Las cadenas en TDT no pueden
depender tanto de la publicidad
como hasta ahora y es ése el punto
débil de la operación. Quién tenga
los derechos del fútbol acabará por
tener la pole position en esta carrera.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto