"MOVIMIENTO ESTUDIANTIL // SIETE AÑOS DE PROTESTAS ""ANTIBOLONIA"""
Francia: reinventando nuestra autonomía

Después de tres meses de huelga en la universidad francesa –en esta ocasión
con mayor protagonismo de los profesores-investigadores– repasamos el
movimiento estudiantil francés antibolonia que se inició hace siete años.

16/04/09 · 0:00
Edición impresa
JPG - 10.3 KB
William Hamon
DIFERENCIAS CON 2006. La radicalidad de las reivindicaciones proviene del proceso de unión entre estudiantes y profesores.

Un curso más el movimiento
estudiantil continúa
en toda Europa
su proceso de maduración,
consolidando las universidades
como centros de crítica y autoorganización.
En Francia ya son
siete años desde que se iniciaran
las protestas contra la Reforma Licence-
Master-Doctorat. En aquella
ocasión el ‘caballo de Troya boloñés’
entraba en escena, armado
con las mismas promesas que hoy
observamos en otros países más
retrasados en el proceso (como el
caso español). Mucho ha llovido
desde entonces, años de luchas,
agridulces conquistas y derrotas
de las que seguir aprendiendo.

El punto de inflexión de este
proceso de emergencia del contrapoder
estudiantil, fue el movimiento
de la primavera de 2006
contra la precariedad, el Contrato
de Primer Empleo (CPE). Los estudiantes
tomaron el relevo de los
jóvenes suburbanos, que meses
antes habían hecho arder las periferias
francesas. Dado el movimiento
asambleario de los estudiantes
en más de 80 ciudades y
comarcas, se vivieron seis semanas
de bloqueos, ocupaciones y
otras acciones, con una huelga
general multitudinaria cada semana.
En el centro del conflicto
estaba la degradación de las condiciones
de trabajo y de vida que
se deriva del modelo neoliberal.

Los estudiantes consiguieron federarse
mediante asambleas generales
intergeneracionales a muchos
sectores precarios que se sumaron
a las protestas. Sarkozy
(todavía ministro de Interior) salió
reforzado tras impulsar una
modificación muy parcial de la reforma
(que incluía el CPE, pero
también la legalización del trabajo
nocturno a partir de los 15 años
y otros dispositivos de precarización).

El final de este movimiento
no tuvo el sabor de alegría victoriosa
que muchos quisieron vendernos.
La derrota se consolida
con el alzamiento del actual omnipresidente
un año después, aunque
a los estudiantes nos quedó
un gran fardo de experiencias, de
sonrisas y lágrimas cargadas de
buenas relaciones y de redes que
siguieron madurando.

Este curso empezaba cargado
de rabia: en 2007/08 la movilización
de los liceos contra la Ley de
Libertades y Responsabilidades
de la Universidad (LRU) había terminado
sin grandes conquistas.
De hecho se anunciaban nuevas
reformas que ya hemos analizado
recientemente (ver DIAGONAL
nº97). Los profesores-investigadores
y el personal trabajador de
la universidad iniciaron en enero
una protesta corporativista contra
las nuevas regresiones. El movimiento
estudiantil inmediatamente
recompuso sus herramientas
de movilización (ocupaciones,
bloqueo de clases, asamblea general
y coordinación nacional semanal).
Gracias a colectivos de
profesores-investigadores no ligados
a los sindicatos, se ha ido
quebrando el corporativismo, mediante
una creciente radicalización
de las reivindicaciones y de
las formas de protesta. Tras casi
tres meses de huelga, la retirada
de la LRU vuelve a estar encima
de la mesa y la convergencia de
luchas con los diferentes sectores
comienza a emerger ante la crisis.
A diferencia de la espontaneidad
de 2006, en este caso la radicalización
progresiva de la huelga universitaria
viene dada por un lento
proceso de aprendizaje entre profesores
y trabajadoras y estudiantes
más radicales y autónomos.
Está confluencia está dando al
movimiento un carácter global y
extensivo a largo plazo, a la vez
que mantiene los equilibrios que
lo hacen posible en la constante
inmediatez que les rodea.

Tags relacionados: Universidad Educación
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

William Hamon
William Hamon
separador

Tienda El Salto