LIBERTAD DE EXPRESIÓN :
Estupor en Argentina por el asesinato de un periodista

Una gran movilización inundó el
jueves 27 de marzo las calles de la
capital de Jujuy, provincia del norte
de Argentina, para reclamar a
las autoridades el esclarecimiento
del asesinato del reconocido periodista
Juan Carlos Zambrano, que
murió de un balazo el 19 de marzo,
presuntamente, de Roque Fernando
Chauque, único detenido
hasta el momento. Familiares,
compañeros de trabajo y seguidores
marcharon por el centro de la
ciudad para denunciar el crimen
de Zambrano.

03/04/08 · 0:00
Edición impresa

Una gran movilización inundó el
jueves 27 de marzo las calles de la
capital de Jujuy, provincia del norte
de Argentina, para reclamar a
las autoridades el esclarecimiento
del asesinato del reconocido periodista
Juan Carlos Zambrano, que
murió de un balazo el 19 de marzo,
presuntamente, de Roque Fernando
Chauque, único detenido
hasta el momento. Familiares,
compañeros de trabajo y seguidores
marcharon por el centro de la
ciudad para denunciar el crimen
de Zambrano.

Los investigadores barajan diversas
hipótesis sobre el asesinato, incluso
la de índole pasional, aunque
familiares y colegas no descartan
que el hecho esté vinculado con su
práctica periodística. En ese sentido,
el abogado de la familia, Bruno
Aguilar, ha aclarado que la víctima
recibía amenazas y que estaba por
querellar al edil del Partido Justicialista,
Pablo Lozano, con quien había
tenido fuertes polémicas por el incremento
del precio de los billetes
del transporte urbano. Según el letrado,
Zambrano había catalogado
al concejal de “delincuente pagado
por los empresarios del transporte”.
La agencia de noticias de la Corriente
de Trabajadores Argentinos
de Jujuy relató que los seguidores
de Lozano habían pegado en los últimos
días carteles en contra del periodista
en el centro de San Salvador
de Jujuy. Sin embargo, en la mañana
del mismo 19 de marzo se pudo
ver a los militantes de Lozano despegando
los afiches.

Con la gente, el programa que dirigía
Zambrano, se emitía en el
Canal 7 de Jujuy y sus televidentes
solían llamar al programa para pedir
que investigase sus denuncias.
“Averígüelo, Zambrano”, era la frase
más usada por sus seguidores.
También era columnista político en
el informativo del mismo canal y en
LW8, una emisora de AM. El dueño
del medio para el que trabajaba,
Guillermo Jenefes, también senador
nacional por Jujuy, pidió al gobierno
provincial el esclarecimiento del caso
para que “no se interprete que se
ha acallado su voz porque lo que decía
no le gustaba a mucha gente. Eso
sería muy triste, un grave atentado
a la libertad de expresión”. La
Unión de Trabajadores de Prensa
de Buenos Aires reclamó al gobierno
provincial “que se den garantías
para el ejercicio de la actividad
periodística”.

Desde Miami, el presidente de la
Comisión de Libertad de Prensa e
Información de la Sociedad Interamericana
de Prensa, Gonzalo Marroquín,
remarcó la necesidad de
una investigación ágil “con el ánimo
de dar con los instigadores y autores
materiales de este crimen”.
Aunque el móvil del crimen todavía
permanece en la oscuridad, queda
el recuerdo de un periodista honesto,
creíble e identificado con las
luchas sociales de los humildes del
norte argentino.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto