CAUSAS PENDIENTES // LAS DENUNCIAS DE TORTURAS DE OTAMENDI, PENDIENTES DEL TRIBUNAL DE ESTRASBURGO
Egunkaria, ¿caso cerrado?

Todavía queda pendiente el denominado ‘sumario financiero’ y la resolución de las denuncias por torturas, perdidas en el limbo judicial desde hace años.

, Barcelona
29/04/10 · 0:00

“Aún queda camino y hay que soldar
 primero la absolución, hasta
 que sea firme e irrecurrible”, insiste
 Martxelo Otamendi, puesto que
 las acusaciones populares ejercidas
 por la Asociación de Víctimas
 del Terrorismo (AVT) y la ultraderechista
 Dignidad y Justicia sopesan
presentar recurso ante el
 Supremo, a pesar del varapalo de
reprobación y la crítica explícita
 que la misma sentencia les dedica.
En caso de prosperar el recurso,
 el caso Egunkaria tendría hoy tres
frentes abiertos.
En el Tribunal
 Supremo, para ratificar o modificar
 la sentencia absolutoria. En la
Audiencia Nacional, la pieza separada
 del denominado ‘sumario financiero’
y donde están acusados
 de nuevo Joan Mari Torrealdai,
 Iñaki Uria y Txema Auzmendi, junto
 a Joxe Mari Sors, Ainoa Albisu,
 Mikel Sorzabal, Begoña Zubelzu y
 Fernando Furundarena. El tercer
 frente judicial abierto, en diversas
 instancias judiciales, es el relativo a
 las denuncias por torturas interpuestas
 por cinco de los detenidos.

Sumario financiero: ¿archivo?

Respecto al segundo sumario judicial, donde la acusación popular solicitaba 235 millones y 184 años de cárcel para 8 personas, la absolución decretada en el primer juicio abre la puerta a un cambio de instancia judicial. Al caer la acusación de “terrorismo” del sumario principal, es más que previsible que la causa sea remitida y derivada a la Audiencia Provincial guipuzcoana o a los juzgados de Tolosa, por una de supuesto delito económico. Aunque se da la doble circunstancia de que se trata de un procedimiento abreviado y de que las acusaciones particulares –Hacienda Foral de Gipuzkoa, ya retirada, y Gobierno Vasco, en vías de hacerlo– van a retirarse por no observar delito alguno.

Sólo quedaría entonces la acusación popular de la AVT. Según la doctrina Botín, sin acusación fiscal ni acusación particular, en el marco de un procedimiento abreviado, se archivaría la causa.

Una vez superados los trámites
 del Supremo y el itinerario del ‘sumario  financiero’, será el momento
de plantear los términos de la reparación,
 restitución e indemnización
que se derive del cierre de Egunkaria.
La AVT, de forma alarmista,
la ha cifrado en 60 millones.

La impunidad de la tortura

Las cinco denuncias interpuestas por torturas han sufrido un via crucis judicial de menosprecio, falta de investigación y silencio. Ninguna de las personas que han denunciado torturas ha sido citada por instancia judicial alguna, a excepción de Iñaki Uría, que casi sentó en el banquillo a cuatro guardias civiles en los juzgados de Donostia. Pero la Fiscalía consiguió, en abril de 2008, trasladar el juicio a Madrid –ahí se cometieron los malos tratos–, donde fue archivada sin más dilación. Similar carpetazo han sufrido las denuncias de Xabier Oleaga –pendiente de resolución ante el Constitucional– y las de Txema Auzmendi y Xavier Alegría, perdidas y extraviadas tras ser reiteradamente archivadas.

La interpuesta por Martxelo
 Otamendi, en cambio, llegó a
 Estrasburgo hace dos años, donde
 espera ser admitida a trámite. Ésta
tiene más visos de prosperar, ya
que el Estado español fue condenado
 en 2004 por no investigar las
denuncias por torturas interpuestas
 por 15 independentistas catalanes

. La reciente
 sentencia de la AN reconoce explícitamente
 la verosimilitud y credibilidad
 de la denuncia de Otamendi
 y la falta de eficiencia en su
custodia judicial. Gracias a ello se
 incrementan las posibilidades de
 que Estrasburgo condene al Reino
de España en el caso Egunkaria.
 Mención especial merece el caso
 de Joan Mari Torrealdai. No fue
 hasta 2008 cuando, sobrepuesto al
 dolor de la tortura y cinco años después
 del cierre, rompió su silencio y
 admitió las torturas sufridas, en una
 declaración hecha pública por la radio
 y televisión autonómica.

 

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto