LIBERTAD DE EXPRESIÓN // INDYMEDIA LONDRES Y EUTSI.ORG
Dos casos de censura en la red desde el inicio de año

La censura por publicar imágenes “obscenas y pornográficas” lleva a la página antiautoritaria Eutsi.org a cambiar de servidor. La red Indymedia sufre la incautación de uno de sus servidores en el Reino Unido por no ceder datos privados a la policía.

05/02/09 · 0:00
JPG - 14.9 KB
 
MATERIAL OBSCENO. Por albergar imágenes como ésta y similares, el portal
antiautoritario eutsi.org fue clausurado temporalmente por Blue Host.

Dos noticias de parecidas características
han recorrido la red en las últimas
semanas. La primera llegaba
desde Estados Unidos, a través de
una nota de prensa que denunciaba
la censura sufrida por la página de
“izquierda antiautoritaria” Eutsi.org.
La segunda llegaba desde el Reino
Unido, por la nueva intervención policial
a su servidor de Indymedia situado
en Manchester.

La decisión de Blue Host, empresa
proveedora del alojamiento de
Eutsi.org, de clausurar de forma unilateral
el contrato llegó a los miembros
del colectivo sin notificación
previa y en ella declaraban que Eutsi
no había cumplido las “condiciones
del servicio”. Sobre este asunto se pidió
desde el colectivo las explicaciones
pertinentes y la respuesta recibida
aludía a la inclusión de material
pornográfico y contenidos obscenos.
Eutsi.org, por su parte, ha declarado
a través de su comunicado de prensa
que “cualquiera que haya entrado en
Eutsi sabe que eso no es así, pero los
gringos tienen distinta opinión”.
Según el colectivo, “despanzurrar en
Gaza o Bagdad son acciones castas,
que no merecen censura, pero reflexionar
sobre la identidad sexual, o
denunciar el heterocentrismo es pornográfico
y obsceno”. Desde el propio
colectivo que gestiona los contenidos,
la razón para la censura puede
deberse a la sensibilidad que han
mostrado en el tratamiento fotográfico
que emplean para ilustrar “el excitante
debate en torno a la corriente
queer y a las reflexiones sobre la dimensión
farmacopornográfica de
nuestro mundo. Eutsi.org siempre
ha cuidado mucho el trabajo iconográfico
de ilustración de los artículos
como parte integrante de su trabajo
de contrainformación. Por ello, el
colectivo privilegiaba mensajes visuales
fuertes, alejados lo más posible
de la simple ilustración descafeinada
al uso, tratando de rescatar
ese espíritu irreverente y provocador
de los fanzines de la contracultura,
o del punk de los orígenes”.

A la caza de Indymedia

El 22 de enero un servidor de
Indymedia situado en Manchester
fue intervenido por la policía británica.
Según apuntan desde la propia
página, la confiscación del servidor
es derivada de la publicación de datos
personales del juez que instruía
la causa contra activistas de la campaña
Stop Huntingdon Animal
Cruelty (una campaña que denuncia
la crueldad ejercida sobre los
animales en las prácticas cinegéticas).
La policía del estado de Kent
había escrito a los responsables de
la página requiriendo la retirada de
la información personal del juez.
Indymedia, por su parte, ya había
realizado dicha operación por quebrantar
su política de publicación.

Pero el requerimiento policial también
incluía los datos que el servidor
pudiera guardar sobre el autor del
post (comentario o noticia). La red
Indymedia no tiene un sistema que
guarde la información privada ni las identidades de las personas que publican
en sus páginas y así se lo comunicaron
a la policía, que, a pesar
de todo, recogió la máquina en las
instalaciones de UK Grid (empresa
dedicada al alojamiento de servidores).

Se cree que puede existir una
orden judicial para la retirada de la
computadora, pero lo que se entregó
es un mirror, una réplica del servidor
que no contiene información
de los usuarios. Esto fue una medida
de seguridad para evitar la directiva
europea que obliga a las páginas
a dar datos sobre los usuarios
en caso de requerimiento judicial.
Esta intervención policial afectó a
Indymedia Londres, al proyecto global
de documentación de Indymedia,
a la campaña “La soja mata”,
a otra contra los alimentos genéticamente
modificados y una campaña
canadiense contra los Juegos
Olímpicos de 2010.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto