LINCHAMIENTO MEDIÁTICO
Detienen a un dibujante por apología

El 17 de marzo pasado fue puesto
en libertad el dibujante zaragozano
de 31 años Gonzalo Royo, detenido
por un supuesto delito de enaltecimiento
y apología del terrorismo islamista,
que el Código Penal español
castiga con la pena de uno a dos
años de prisión. Del Olmo, juez instructor
del Juzgado nº 3 de la
Audiencia Nacional, tomó declaración
durante más de cuatro horas a
Gonzalo y decretó prisión eludible
con fianza de 10.000 euros.

29/03/07 · 11:56

El 17 de marzo pasado fue puesto
en libertad el dibujante zaragozano
de 31 años Gonzalo Royo, detenido
por un supuesto delito de enaltecimiento
y apología del terrorismo islamista,
que el Código Penal español
castiga con la pena de uno a dos
años de prisión. Del Olmo, juez instructor
del Juzgado nº 3 de la
Audiencia Nacional, tomó declaración
durante más de cuatro horas a
Gonzalo y decretó prisión eludible
con fianza de 10.000 euros.

Gonzalo fue detenido en su domicilio
de Zaragoza la mañana del
martes 13 de marzo. En el transcurso
de esta operación de la Guardia
Civil, autodenominada ‘Jineta’, intervinieron
alrededor de 15 agentes
de paisano. Gonzalo fue conducido
esposado desde la casa de sus padres
hasta la librería que regenta en
el popular barrio de La Jota y en el
registro del comercio.

La detención, dirigida desde la
capital española, fue obra de la denominada
Unidad Central de
Ciberterrorismo de la Guardia
Civil, que no tardó en difundir ese
mismo día un comunicado tremendista
con rápida y amplia repercusión
en los medios de formación
de masas. Precisamente, en
los días anteriores se producía la
manifestación madrileña del PP
contra la política antiterrorista del
gobierno y se difundía un supuesto
video de Al Qaeda situando a
España como objetivo por su intervención
en Afganistán.

El comunicado del Gabinete de
Prensa de la Guardia Civil decía que
“crearon y administraron una web
en la que a través de un foro yihadista
español hacían enaltecimiento de
terrorismo islamista”. Por último hacían
saber que la operación seguía
abierta y que no se descartaban nuevas
detenciones y registros, algo que
no llegó nunca a suceder.

Una de las caricaturas sobre Ariel
Sharón de Gonzalo, mereció el elogio
del New York Times y fue seleccionada
para una exposición colectiva
en Teherán sobre la causa palestina
y el Holocausto (judío) convocada
por el diario Hamshari y la
Casa de la Caricatura de Irán.
Gonzalo se presentaba en su página
web, que ahora permanece inoperativa,
como Muhammad Hassan,
“caricaturista musulmán”, y
admirador del afroamericano
Malcolm X. También relataba que
cambió su vida cuando su novia, una
chica africana, fue víctima de un asesinato
racista en 1997 y que se convirtió
en musulmán a los 19 años,
aunque no es practicante.

Su defensor Iván Jiménez-Aybar
(doctor europeo en Derecho y asesor
de la ONU en islamofobia) declara:
“ciertos grupos de opinión
pretenden resucitar el espíritu de las
cruzadas y el miedo hacia lo musulmán.
Los medios de comunicación
son capaces de crear un Islam ‘imaginario’,
trasladando a la opinión pública
aquella imagen de los musulmanes
que más interesa a la hora de
aumentar la audiencia”.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto