ENTREVISTA / JESSE CHACÓN, MINISTRO VENEZOLANO PARA LAS TELECOMUNICACIONES Y LA INFORMÁTICA
“Desde la radios comunitarias nos critican mucho, dicen que somos de derechas

El 25 de octubre el ministro acudía a la Facultad de Políticas
de la Universidad Complutense para presentar la reforma
constitucional de Venezuela. Hablamos con Chacón
sobre los cambios en el panorama mediático venezolano.

15/11/07 · 0:00
JPG - 5.4 KB
 
JESSE CHACÓN. Es el ministro más antiguo del Ejecutivo de Chávez. Ha sido ministro de
Interior y Justicia, Comunicación e Información y de Telecomunicaciones e Informática/Agencia Bolivariana de Noticias

DIAGONAL: Ha habido quien ha
calificado la medida de no renovar
la licencia a RCTV como un ataque
a la libertad de expresión.

JESSE CHACÓN: Una cosa es revocar
o quitar la concesión sobre el
uso de un bien limitado de dominio
público, que es el espectro radioeléctrico,
y otra cosa es no renovarla.
En Venezuela se hace un golpe
de Estado en el año 2002 donde
participaron activamente los medios
de comunicación social, entre
ellos RCTV. No hay una revocatoria,
lo que ocurre es que a RCTV se
le dio una concesión de 20 años el
27 de mayo de 1987, pasan 20 años
y vence la concesión. La constitución
de 1999 le dio un mandato al
Estado para que creara una televisión
de servicio público. Llegado el
vencimiento de la concesión de
RCTV, el Estado dice: venció tu
concesión, no te renuevo, y creó la
televisión de servicio público que
es la televisora social Tevés.

D.: ¿Cómo es en el aspecto interno
la nueva televisora social Tevés?

J.C.: En Tevés toda la producción
es independiente. El contenido de
Tevés es producido por productoras
independientes venezolanas y
algunas extranjeras. Es la manera
en que, desde Venezuela, estamos
tratando de buscar una vía que
rompa algo que ha sido muy nefasto
para la comunicación, que es el
monopolio medio-mensaje. Es decir,
en América Latina y en toda
Europa el dueño del medio es el
dueño de todos los mensajes 24 horas
365 días al año.

D.: ¿Cómo se valora el trabajo de
Telesur?

J.C.: Telesur es una televisora que
ve a América Latina desde dentro.
Es como la contracara de CNN en
español, hecho por los latinoamericanos
para los latinoamericanos.
Ojalá que en Europa también se pudiese
ver. La gran mentira de los
grandes medios internacionales y
del poder que controla la red de telecomunicaciones
internacional es
que hablan de democracia, pero
son una dictadura completa. Telesur
no ha podido entrar en Argentina
ni en Europa porque a los grandes
conglomerados que tienen el
control de la televisión simplemente
no les da la gana.

D.: ¿Cuál es la relación del Gobierno
con las radios comunitarias?
J.C.: En América Latina el tema de
radio y televisión siempre fue controlado
por el sector privado, eran
muy perseguidas antes de que nosotros
llegáramos al Gobierno. Lo
primero es aclarar qué es para nosotros
‘radiotelevisión comunitaria’,
porque es diferente a ‘radiotelevisión
alternativa’. Para nosotros radio
televisión comunitaria es radio
y TV en manos de las comunidades.

D.: ¿Y las radios alternativas?

J.C.: Nosotros consideramos que
son necesarios los dos modelos. El
modelo de lo que se ha denominado
radio alternativa, de grupos que
de alguna manera lo que quieren
es levantar conciencia basados en
cualquier aspecto que quiera tocar
la sociedad, y la radio comunitaria,
que es la radio para que la comunidad
se encuentre.

D.: ¿Cómo ven las iniciativas de
medios comunitarios que están
siendo críticas, pero que intentan
escapar de la lógica del todo ‘blanco
o negro’?

J.C.: Lo vemos muy bien, nosotros
no intervenimos en nada en lo que
es la programación de un medio
comunitario. Quien otorga la concesión
es el Ministerio que yo dirijo
y jamás me he metido en eso.
Creo que es muy fructífero. Hay de
todos los sabores y nos critican
mucho desde las radios comunitarias,
dicen que somos de derechas,
porque el Gobierno no termina de
darles más y tenemos un problema
en la administración del espectro.

D.: ¿Es cierto que tienen obligación
de emitir los discursos institucionales
del presidente?

J.C.: Es una medida que obliga a
todo el sistema de comunicación en
Venezuela constitucionalmente. Si
el poder ejecutivo convoca a una
cadena tienen que conectarse, pero
eso ha sido así allá desde que se
aprobó la primera ley de telecomunicaciones
en 1940. Están obligadas
porque usan un recurso del
Estado.

D.: ¿Cuál es la postura del Gobierno
venezolano sobre el software
libre?

J.C.: Hemos aprobado un decreto
que obliga a toda la Administración
Pública a migrar a software libre.
Desde que llegamos al Ministerio
hemos estado trabajando en una línea
que es ‘industria del software’.
La semana pasada en un evento lo
declaramos: “el Estado venezolano
no invierte dinero en software propietario,
el Estado venezolano solamente
invierte en software libre” y
hemos comenzado todo un cronograma,
ministerio por ministerio,
para migrar todas las aplicaciones,
desde lo más simple a lo más complejo,
a software libre.

D.: ¿Existe un plan para la educación
en software libre?

J.C.: El principal problema que
nos encontramos en el tema del
software libre fue el tema cultural.
El usuario habitual tiene el Windows.
Cuando le quitas Windows
y le pones software libre, le creas
un choque. Con el nuevo plan, a
partir de preescolar los muchachos
comienzan a ver transversalmente
la materia vinculada a la
tecnología de la información y la
comunicación y en el tema del desarrollo
de software, de herramientas
de desarrollo de software libre
de forma tal que el muchacho, desde
sus primeros pasos en la escuela,
entra en contacto con herramientas
de este tipo para que le sean
naturales. En definitiva, si logramos
la conexión entre la estandarización
del Estado hacia el
software libre y una política transversal
de educación en esta materia
con una política comunicacional,
estamos seguros que vamos a
avanzar a pasos agigantados allá
en Venezuela.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto