Conflictos en los sistemas educativos latinoamericanos

Texto de H.R.L. y L.C.

07/10/06 · 19:04

MÉXICO

Mientras López Obrador y
Calderón se disputaban la
Presidencia, el 21 de
agosto entraba en vigor la
Reforma de la Educación
Secundaria (RES). Un proyecto
que el presidente
Fox inició en 2002 y aprobó
por sorpresa el pasado
26 de mayo [con el conflicto
de los profesores en
Oaxaca ya iniciado], sin
cumplir la promesa de
dedicar el 8% del PIB para
educación. Entre sus principales
deficiencias se
encuentran la disminución
de asignaturas, la unión
de tres materias en una
sola (Biología, Química y
Física) o la eliminación de
partes de la Historia como
la época precolombina y
los movimientos guerrilleros
los años ’70 y ’80.
El nuevo curso comenzó
con la imposibilidad de su
aplicación, pero no debido
a la amenaza de desobediencia
por parte de la
Coordinadora Nacional de
Trabajadores de la Educación
(CNTE). Artemio Ortiz
Hurtado, miembro de la
CNTE, denunció hace unos
días el proyecto foxista de
escuela-empresa, que
pasa por la destrucción de
la escuela pública. Los
problemas surgieron porque
ni los profesores han
sido formados para la
nueva ley, ni los libros
estaban listos al inicio de
las clases. Junto a las protestas
de algunos centros
para su aplicación, las
quemas de libros de Historia
(en el Estado de Guerrero),
los paros de profesores
o la petición de
utilización de los libros
antiguos, uno de sus
aspectos positivos es la
inclusión en los libros de
texto del erotismo, los
métodos anticonceptivos,
la masturbación o la tolerancia
a la homosexualidad
(los estados de Guanajuato,
Baja California
Norte y Yucatán han prohibido
los libros).
Entre tanto, en la UNAM
se ha creado el Movimiento
de Estudiantes No
Aceptados, que demanda
el incremento de espacios
educativos en las universidades
públicas y continuará
las movilizaciones.

GUATEMALA

Las escuelas medias están
impulsando una valiente
lucha estatal por la defensa
de una educación gratuita
y pública. La Coordinadora
de Estudiantes de
Enseñanza Media y el Sindicato
de Trabajadores de
la Enseñanza de Guatemala
continúan sus protestas
desde que el pasado 3 de
julio el Ministerio de Educación
(MINEDUC) presentara
el Acuerdo Ministerial
581-2006, que establece
agregar un año a la carrera
de Magisterio. Según un
artículo publicado en el
último número del Boletín
Inforpress Centroamericana,
del Acuerdo subyace el
interés por privatizar los
servicios educativos. Entre
2004 y 2006, el personal
fijo en educación ha
aumentado un 27%, frente
al 105% del personal temporal
y al 181% de las
transferencias estatales al
sector privado.
Las asociaciones estudiantiles
de la Universidad
Nacional de Guatemala
también comenzaron a
movilizarse en agosto contra
la utilización de los
recursos estatales con
fines empresariales (su
manifiesto se encuentra en
Indymedia Bolivia). Denuncian
el peligro de estabilidad
social de miles de
maestros y estudiantes, y
las amenazas por sus
manifestaciones públicas.
La Asociación de Estudiantes
Universitarios Oliverio
Castañeda de León sigue
exigiendo una reforma
“que consiga que la Universidad
sea un centro
científico, crítico y autónomo
al servicio del pueblo”.
El movimiento estudiantil
ha desempeñado un
papel histórico en las
luchas populares de Guatemala.
La represión contra
los estudiantes recoge
casos tan trágicos como
el secuestro, tortura y
asesinato de diez estudiantes
en agosto de
1989, abandonados en
el campus de la Universidad
de San Carlos.
El 60% de la población de
Guatemala es de origen
maya y el 86% de la
población vive por debajo
del umbral de pobreza.

CHILE

La segregación clasista es
la principal deficiencia de
la educación chilena. Las
protestas de la pasada
primavera [ver DIAGONAL
nº 32 y 33] forzaron la
inclusión de la educación
en la agenda de los políticos
y de los medios. Para
solucionarla se creó un
Consejo Asesor Presidencial
de la Educación
(CAP) y los estudiantes
dieron tres meses de tregua
al Gobierno.
El Consejo debía proponer
estos días una nueva ley,
pero ni lo hará ni eliminará
la Ley Orgánica Constitucional
de la Educación
(LOCE), principal reclamo
estudiantil. Hasta diciembre
el CAP no concluirá su
trabajo según su presidente
Juan Eduardo García-
Huidobro. Otro tema que
hace desconfiar de los
cambios es la aprobación
del proyecto de Ley de
Subvención Escolar Preferencial
el pasado 20 de
junio, que no tuvo en
cuenta a la comisión asesora,
de línea continuista.
Los estudiantes volvieron a
manifestarse en agosto,
principalmente los días 8 y
22 en los que hubo unas
300 detenciones. El retraso
e incumplimiento de las
promesas son una “estrategia
de desgaste que
tiene su origen en los intereses
de quienes componen
el CAP, miembros de
la Concertación, la derecha
y los empresarios”,
según la Asamblea Social
contra la LOCE, que a su
vez se opone a la presencia
de los voceros en la
Asamblea Coordinadora
de Estudiantes Secundarios
(ACES) en el CAP.
Por su parte, la ACES se
encuentra “en un proceso
de consolidación de su
democracia”, afirma Álvaro
Pozo, uno de sus miembros,
“y prepara nuevas
manifestaciones como el
posible paro nacional del
día 26 de septiembre”.
Además, sus voceros forman
parte del Bloque
Social por la Educación
que se reunió el pasado 9
de septiembre en un congreso
paralelo al CAP,
para “tomar las decisiones
junto con la ciudadanía”.

ARGENTINA

En el marco del rechazo a
la Ley de Educación Nacional,
federaciones estudiantiles
de todo el país y sindicatos
de enseñanza
ultimaban la marcha general
educativa prevista para
el 15 de septiembre en
Argentina. Ésta viene precedida
de más de cinco
meses de lucha en escuelas
y, sobre todo, en universidades,
donde las
tomas y paros han sido el
pan de cada día.
Estudiantes y profesores,
en especial de la Universidad
de Buenos Aires
(UBA), han reactivado el
plan de lucha iniciado el
año pasado para exigir el
incremento presupuestario
en educación, una reforma
que fortalezca la universidad
pública (con
reducción de las matrículas
y/o gratuidad), y un
mayor incremento salarial
que revalorice el trabajo
docente (en 2005, se consiguió
un aumento del
28%). Prueba de la potencia
estudiantil es el caso
de la candidatura del exfuncionario
de la última
dictadura militar A.A. Alterini
al rectorado de la UBA,
contestada cuatro veces
con la toma de facultades,
con la Federación Universitaria
de Buenos Aires a la
cabeza. Los estudiantes
en Toma de la Universidad
Nacional del Comahue
(UNCo) también ocuparon
el rectorado durante los
meses de junio, julio y
agosto (en pleno curso
escolar argentino).
Por su lado, el profesorado
de Río Cuarto realizó el
28 de agosto la primera
jornada de protesta de las
dos dispuestas para el
segundo cuatrimestre del
curso. La participación
superó el 90% y fue
secundada por 19 universidades
que se adhirieron
al paro general en un
80%: 17 de ellas forman
parte de la Conadu Histórica
(CH), una de las dos
federaciones de Docentes,
Investigadores y Creadores
Universitarios miembros
de la Central de Trabajadores
de Argentina. El 5 y
6 de septiembre la CH realizó
otro paro en Córdoba,
Rosario y Río Cuarto.

URUGUAY

El desplome económico
que sufrió el país (miembro
del MERCOSUR junto
a Argentina, Brasil y Paraguay)
en 2002 multiplicó
la marginalidad y un
millón de personas pasaron
a estar por debajo del
umbral de la pobreza. Después
de 18 meses en el
Gobierno, Tabaré Vázquez
tiene pendiente una reforma
que impulse el sistema
educativo público de
un país que arrastra una
de las mayores deudas
externas per cápita.
La educación básica tiene
problemas estructurales
como la escasa radicación
del profesorado en las
escuelas del interior del
país. En su empeño por la
defensa de unas políticas
públicas que garanticen el
acceso a la educación, el
movimiento estudiantil
uruguayo afianza redes de
movilización: el pasado
junio los estudiantes de
educación media se solidarizaban
con las protestas
chilenas y a finales de
agosto se creaba el Frente
Obrero Estudiantil (FOE),
que demanda la protección
de los menores,
mayor presupuesto para la
educación básica y la gratuidad
de la matrícula universitaria.
La educación superior está
inmersa en la segunda
etapa de su reforma. La
Federación de Estudiantes
Universitarios (FEUU) de la
Universidad de la República
está pendiente de la
discusión del Plan Estratégico
de Desarrollo de la
Universidad (PLEDUR)
2005-2009. Según la
FEUU, “el plan aparece
fragmentado por función y
servicio, un método de discusión
que es claro reflejo
de una práctica política
compartimentada, que fortalece
las visiones más
corporativas y sectoriales
de la Universidad”.
El PLEDUR 2000-2005 no
cumplió el objetivo de
abatir la desigualdad geográfica
y ampliar la oferta
académica en el interior.
Los planteamientos actuales
de la FEUU responden
a “la inclusión del concepto
de autogestión del proceso
formativo”.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto