Cien meses ‘burxant’

Tras ocho años, el periódico mensual ‘La Burxa’ se ha consolidado como el arma
mediática de los movimientos sociales del barrio de Sants en Barcelona.

, miembro de la redacción de La Burxa. Más información en en barrisants.org
06/12/06 · 10:34

A principios de 1998, una
oleada de desalojos en
el barcelonés barrio de
Sants desató una importante
respuesta en la calle,
con duros enfrentamientos con la
policía que se sucedieron durante
semanas. A la represión policial
hubo que añadir la mediática, que
arremetió con dureza contra el
incipiente movimiento okupa del
barrio. En esa coyuntura, jóvenes
de Sants vieron imprescindible
dotarse de un medio de comunicación
propio para responder a la
creciente criminalización de los
mass media, pero también para
acercarse a la gente del barrio.

Así nació en marzo de 1998 La
Burxa, que se convirtió en poco
tiempo en un periódico de contrainformación
de referencia para
los movimientos sociales del
barrio, así como de Barcelona y
su área metropolitana. Al principio,
el periódico era más bien un
fanzine: cuatro páginas en las
que se entremezclaban noticias
sin demasiado orden ni concierto,
con unas temáticas relacionadas
básicamente con la okupación, el
antifascismo, y la constante represión
policial.

A principios de otoño de 2001, el
proyecto de La Burxa estaba muy
en entredicho; el cansancio y la falta
de relevo en el colectivo editor
hizo plantear a los movimientos de
base del barrio una renovación a
fondo de la publicación para tirar
adelante el periódico. La respuesta
fue muy positiva, y permitió a La
Burxa renovar los contenidos y el
formato del diario, que pasó a tirar
5.000 ejemplares y cambió el diseño
para hacerlo más inteligible y
accesible al lector. Además, entraron
en la redacción caras nuevas,
algunas de ellas no vinculadas a
los centros sociales, lo que dio más
posibilidades al rotativo, que amplió
sus temáticas, sus secciones y
su difusión en el barrio.

Un proyecto consolidado

Mes a mes, número tras número,
La Burxa llegó a su número 100
el pasado octubre. En estos cien
meses han sido decenas los colectivos
del barrio, desde okupas
a asambleas de vecinos, grupos
feministas, organizaciones independentistas,
asambleas de jóvenes,
colectivos de inmigrantes y
un sinfín de gentes disconformes
con su realidad más próxima, que
han participado del proyecto. Ha
sido gracias al trabajo de todos
los colectivos de base del barrio
que La Burxa ha salido adelante.
Su apuesta por la comunicación
popular, por la autogestión y por
la horizontalidad del colectivo
editor del proyecto le ha valido
para consolidarse en el panorama
mediático del barrio.

Afortunadamente, hoy por hoy
el periódico goza de una excelente
salud, y hasta cuenta con un hermano
en la red: Barrisants.org, un
periódico electrónico que nació en
2004 y que se ha consolidado en
paralelo a La Burxa como el portal
de los movimientos sociales del
barrio y como un arma de contrapoder
para hacer frente a la avalancha
mediática de tantos medios
afines al poder.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto