MADRID
‘Caza de brujas’ a los disidentes de la Consejería

La Consejería de Educación ha comenzado
el mes de septiembtre dispuesta
a frenar toda oposición a sus
planes educativos. El 1 de septiembre
siete directoras de escuelas infantiles,
que el pasado curso mostraron
su oposición a la nueva legislación
madrileña, fueron destituidas
de su cargo. Tan sólo dos días después,
la Federación de Asociaciones
de Padres de Alumnos (FAPA) Giner
de los Ríos debía haber abandonado
su actual sede.

18/09/08 · 0:00

La Consejería de Educación ha comenzado
el mes de septiembtre dispuesta
a frenar toda oposición a sus
planes educativos. El 1 de septiembre
siete directoras de escuelas infantiles,
que el pasado curso mostraron
su oposición a la nueva legislación
madrileña, fueron destituidas
de su cargo. Tan sólo dos días después,
la Federación de Asociaciones
de Padres de Alumnos (FAPA) Giner
de los Ríos debía haber abandonado
su actual sede.

“Buscan meter miedo para que
no se mueva nadie. Es una caza de
brujas”, opina María López García,
una de las siete directoras que ha
sido sustituida y perteneciente a la
Junta de Portavoces de Escuelas
Infantiles y Casas de Niños de la
Red Pública. “Sólo han encontrado
a siete directores durante agosto para
reemplezarnos, si no habría habido
más cambios”, denunciaba la
ex directora. Los trabajadores de la
escuela infantil madrileña comenzaron
a finales de 2007 una campaña
contra la política educativa tras
el cierre de la escuela Valle de Oro,
situación que se agravó con la presentación
en marzo de 2008 de la
declaración de mínimos, que significa
la reducción de espacio, personal
y aumento de niños, y el posterior
incremento de las tasas.

Lucha por evitar el desalojo

Si las escuelas infantiles llevan un
año en confrontación directa con la
Consejería, mucho más histórica es
la defensa de la educación pública
por parte de la FAPA Giner de los
Ríos y, en particular, su enfrentamiento
con el Gobierno del PP. “Su
excusa ha sido la finalización del
programa ‘Primeros del Cole’, ya
que para esto nos dejaron locales en
los centros, pero nos han quitado
nuestra propia sede que fue cedida
hace años por el Ministerio”, explica
Andrés Hervás, miembro de la Giner
de los Ríos. Ahora, su confianza se
centra en los recursos ante la Asamblea
de Madrid, el Ministerio o el
Defensor del Pueblo y especialmente
la fuerza de las 300 asociaciones
que la conforman. Pero el tiempo corre
en su contra, “la Comunidad ha
dicho al propietario que el día 20 se
abandonará”, precisa Hervás.

Tags relacionados: Comunidad de Madrid Educación
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto