Más de medio millón de personas reclaman a Europa un internet libre y abierto

El próximo 30 de agosto, el Cuerpo de Reguladores Europeos de las Comunicaciones Electrónicas publicará la versión final de las Normas de neutralidad en Internet. En el borrador se contemplan puntos que favorecen a las grandes empresas, dándoles capacidad para decidir sobre la velocidad de acceso a determinados servicios o plataformas.

21/07/16 · 13:09
Infografía de la evolución de la normativa europea sobre neutralidad en internet realizada por EDRi. / EDRi

En los últimos días de consulta pública de las Normas de neutralidad en Internet, abierta hasta el pasado 18 de julio, más de 510.000 personas han mandado mensajes reclamando la libertad en internet al Cuerpo de Reguladores Europeos de las Comunicaciones Electrónicas (BEREC, por sus siglas en inglés, según cifran desde la campaña Save the Internet. El Berec finalizará la guía y publicará la versión final el 30 de agosto.

“El apoyo a un internet abierto y libre es tan grande que el Berec no puede ignorarlo. El mensaje es claro. Esto, con suerte, arreglará la debilidad en las provisiones de rating cero, servicios especializados y gestión de tráfico en las directrices finales. Juntos, hemos demostrado a los reguladores que el público europeo no dejará el futuro de su espacio público digital a los lobistas corporativos, sino que quiere decidir por sí mismo”, afirman desde European Digital Rights (EDRi).

El borrador de las reglas de neutralidad incluye tres puntos señalados como peligrosos desde Edri. Por un lado, el 'rating cero' es una práctica comercial por la que los datos descargados desde ciertas aplicaciones o servicios no se incluyen dentro de la suscripción mensual de descarga. “A primera vista, parece como si fueras a recibir algo gratis, pero realmente se restringe la libertad de elección”, explica la campaña, que apunta que esta práctica “sólo ayuda a las grandes compañías a cimentar su posición de mercado y a aniquilar su competencia”.

"Sólo ayuda a las grandes compañías a cimentar su posición de mercado y a aniquilar a su competencia" 

Por otra parte, el punto sobre 'servicios especializados' supondría que una serie de servicios recibirían un trato diferente, como una rapidez garantizada. “Por ejemplo, si eres médico y quieres usar una aplicación de telemedicina para llevar a cabo un procedimiento, la conexión tendrá que tener una velocidad y confiabilidad garantizada. Este tipo de servicios puede que no funcionen con la suficiente confiabilidad a través de internet. Para asegurarse que la vida del paciente no se pone en riesgo, la conexión tendría un estatus de ‘servicio especializado’”, explican desde la campaña. Sin embargo, como señalan, los servicios especializados reales, como la telemedicina, no tienen nada que ver con internet. “Son servicios que pueden usar la misma tecnología, pero no pueden formar parte del internet global”. Por otra parte, otro tipo de servicios como YouTube, “no deberían ser calificados como ‘servicio especializado’”, ya que le otorgaría un trato preferencial sobre otras plataformas.

Por último, el punto sobre 'gestión del tráfico' incluido en el borrador puesto en consulta permite a los proveedores a gestionar los datos de tráfico en sus propias plataformas. “Si la red se atasca, será necesario que el espacio disponible se utilice tan eficientemente como sea posible. Se puede dar prioridad a ciertas comunicaciones mientras otras son ralentizadas. “¿Y qué pasará si tu proveedor da prioridad a una plataforma de vídeo o a un canal de televisión que tú no quieres usar, e incapacita el uso de tu plataforma favorita de tu plataforma o canal favorito? ¿Qué pasará si el proveedor alega que la red sigue ocupada y mantiene ralentizados los servicios que tú quieres usar?”, se preguntan desde la campaña.

Desde XNet apuntan que el pasado miércoles 17 de julio, un día antes de que se acabara el plazo de consulta pública de las directrices, las 17 compañías de telecomunicaciones más grandes de Europa publicaron el Manifiesto 5G. En él, presionan al Berec con definir unas directrices más laxas, amenazando con no invertir en la próxima generación de redes móviles 5G. El manifiesto fue publicado en la propia web de la Comisión Europea e incluso fue compartido en Twitter por el comisario de Economía y Sociedad Digital, Günther Oettinger.

Tags relacionados: Internet Unión Europea
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0