Propaganda política e ideología
"Ni rojos ni azules": la historia de España vista por Ciudadanos

Un tuit de Begoña Villacís en el aniversario de la matanza de los abogados de Atocha enciende la red social y pone de manifiesto la peculiar visión de la historia de España de Ciudadanos.

25/01/16 · 12:26
Begoña Villacís, junto a Albert Rivera. / Juan Zarza / Diso Press

Incomprensión, incredulidad y estupor. Un mensaje de Begoña Villacís, número uno de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, desató una pequeña tormenta en la red social Twitter el domingo 24. Incomprensión por la gramática y ortografía, incredulidad y estupor por la apropiación partidista de un hecho con una interpretación clara como es el asesinato, hace 39 años, de cinco abogados laboralistas de CC OO y militantes del PCE por parte de un comando de ultraderecha.

No es el primer mensaje que muestra la particular visión de la historia reciente de España que ha construido Ciudadanos. Desde 2014, el líder del partido, Albert Rivera, ha patentado la fórmula "ni rojos ni azules" para situarse en el centro político. En una entrevista en Voz Pópuli, Rivera explicaba que "la España de rojos y azules está enterrada" e iba más allá de lo que ha ido en la reciente campaña electoral, al añadir una reflexión que hubiera hecho las delicias de Francis Fukuyama: "No creo hoy en día en una lucha de clases entre trabajadores y empresarios, donde los malos sean los empresarios o al revés, sino que creo en una gran clase media que se está descomponiendo y que hay que recuperar".

Por aquel entonces, un Rivera en crecimiento pero aún actor secundario, completaba su versión de la historia asegurando que "Felipe VI no está por gracia divina, sino porque hay una Constitución y una democracia y ese sistema será así mientras los españoles lo queramos". Un pequeño lapsus histórico, en este caso, si se tiene en cuenta que el rey Juan Carlos I, antecesor de Felipe VI fue elegido antes de que la Constitución fuese redactada y aprobada, y previo juramento de algo tan "azul" como los Principios del Movimiento Nacional.

Ciudadanos y omisiones históricas

A partir de aquel 2014, el candidato favorito de Metroscopia ha hecho del lema "ni rojos ni azules" una forma de presentarse ante los votantes indecisos. El paroxismo de esa visión naranja de la historia llegó con la presentación de un vídeo en Cádiz durante la precampaña electoral, vídeo que fue objeto de sátira por el programa de TV Siberia. "Ciudadanos: el nuevo proyecto común para España" da una versión anaranjada de la historia de España, que arranca en "la Pepa", la Constitución de 1812, hecha por un grupo de "ciudadanos libres" de la España que soñaba con que fuéramos "Ciudadanos y no súbditos".

 
Pocos años más tarde, continúa el vídeo, la "tiranía acabó con el sueño constitucional, pero la semilla de la libertad ya se había sembrado". Desde aquí, quién sabe si porque los autores del vídeo faltaron a clase ese día o porque no encontraron material de archivo, el vídeo pasa a 1936. Ni rastro de la primera República (1873-1874), en la que, se conoce, no hubo ciudadanos involucrados.

Tampoco merece mención la dictadura de Miguel Primo de Rivera, al fin y al cabo fueron siete años de nada, ni a la instauración de la II República, palabra que no aparece en ningún momento del vídeo. No, el capítulo de 1936 se abre con escenas de un despliegue militar (ni rastro de ninguna institución republicana) y con una frase, en el mejor de los casos, algo preescolar: "Los españoles nos dividimos en bandos y firmamos las páginas más negras de nuestra historia".

Condenas y omisiones del Franquismo

Desde su paso a la primera plana de la política, la relación de Ciudadanos con el Franquismo ha sido conflictiva. No han escaseado las condenas de esa "etapa negra" llamada Franquismo, pero los de Rivera han tenido varios deslices sobre el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, el más recordado en el Intermedio, el más simbólico, el momento en el que los diputados de C's en el Parlament de Catalunya se ausentaron de la votación de una propuesta de condena al Franquismo y el nazismo. Los protagonistas fueron el propio Rivera, entonces número uno de C'S en el Parlament, y Jordi Cañas, hoy asesor de C's en el Parlamento europeo, y señalado en aquellos días tras asistir a una manifestación, el 12 de octubre, convocada por Falange o Plataforma Per Catalunya, entre otros.

 
Más reciente es la abstención de Ciudadanos en Calatayud durante la votación de la retirada de la medalla de honor de la ciudad a Francisco Franco –abstención que fue determinante para que no saliese adelante la moción– y que se ha repetido en Aranjuez. Recientemente, Begoña Villacís ha insistido en la idea de evitar "espacios donde ofrecer al espectador atávicos enfrentamientos" en referencia a la retirada de los nombres de criminales de guerra del callejero de Madrid.

El anterior reclamo: la Tercera España

Como explican los periodistas Francesc Miralles y Pep Campabadal en su libro 'De Ciutadans a Ciudadanos', le corresponde a Rosa Díez el honor de haber realizado una mixtificación de la historia apelando a un grupo, escueto, de "personas que se habían mantenido al margen de la Guerra Civil y fuera de sus escenarios" –ni rojos ni azules–. Aquel feliz encuentro con la neutralidad antes de la Transición fue llamada la "Tercera España".

Y, aunque ese grupo es tan escueto que el posterior análisis de las trayectorias de esos equidistantes los convierte en poco equidistantes cuando no colaboradores del régimen, el hecho es que la noción de Tercera España –poco exitosa en comparación al "ni rojos ni azules"– fue parte del discurso de Ciudadanos mientras el término "partido-bisagra" era aceptable (antes de que las encuestas les aupasen a luchar por el primer o segundo puesto).

Carolina Punset, portavoz del partido naranja en el País Valenciano, ha sido la mayor defensora de esa idea de la Tercera España, si bien el mayor apoyo a ese espacio que "dice estar dispuesta a pactar con cualquiera de las otras dos Españas, con tal de que el matrimonio termine en una sola, nueva y más limpia", llegó dos meses antes de las elecciones, de la mano de David Jiménez, director de El Mundo.

Como peces en el agua en la Transición

Pero, si el Franquismo ha creado algunos episodios de incomodidad en el discurso público de Ciudadanos, la Transición política es el espacio en el que los naranjas se sienten más cómodos. Aquí, la palabra clave no es renuncia sino consenso, y el objetivo, una vez superado el empeño de ser representantes de la "Tercera España", los de Rivera se encomendaron a la titánica tarea –que ya reclamó para sí José María Aznar– de llevar a cabo la Segunda Transición.

Esa división entre rojos y azules, completamente aleatoria en el imaginario ciudadanista, se supera con el impulso de un "grupo de valientes", surgidos de la nada, como todos los personajes "ciudadanos" y "liberales" que aparecen en el vídeo presentado en Cádiz. Como recordaba el periodista Gregorio Morán, en El Precio de la Transición, el mayor éxito de esos valientes en ese "consenso histórico" llamado Transición, "consistió en trasladar sus vergüenzas a la sociedad y convertirlas en tabúes. Hicieron colectivo lo que era de pocos y en detrimento de todos". 

En ese blanqueamiento, barra, creación de tabúes, encaja perfectamente la conversión de unos abogados comunistas en víctimas de la sinrazón de "rojos o azules", hecha por parte de la concejal madrileña Begoña Villacís. También funciona para otra de las fórmulas preferidas para hablar de la Transición, la de que se consiguiera que no hubiera "ni vencedores ni vencidos", tal como ha dicho Rivera.

Leer: Ley de Amnistía: cómo apuntalar los pilares de una dictadura

Pero, para que la narración sea completa, hace falta un héroe, alguien con la altura de miras que pretende tener Rivera. Aquí es donde entra en escena otro personaje "ni rojo ni azul", tirando a naranja: Adolfo Suárez. No es un secreto que Rivera se proyecta hacia el futuro apoyándose en el recuerdo del líder de la UCD. Para ello, omite un dato importante de la biografía de Suárez como es que, antes de no ser "ni rojo ni azul", Suárez fue ministro-secretario general del Movimiento. Pero eso son minucias que se topan contra un muro como es la historia de España vista por Ciudadanos.

Leer: Adolfo Suárez: otra necrológica posible (e históricamente necesaria)

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

6

  • |
    fuerza vieja asesinos nuevos
    |
    29/01/2016 - 11:43am
    Hernando, el portavoz del PP actual, militó en Fuerza Nueva desde 1975 a 1980. Es decir era miembro del partido en el que militaban dos de los asesinos de los abogados de atocha, uno de ellos por cierto de la edad de Hernando, hijo de la secretaria personal de Blas Piñar, Lerdo de tejada, en paradero desconocido desde que un juez franquista le dejó salir de la cárcel antes del juicio. Hernando durante esos años, respetuoso como se ve que es de la "disciplian de partido", aplaudiría a los camaradas terroristas, como hicieron los asistentes al juicio, insultaría a marcelino camacho, yno se mostraria ni arrepentido ni condenaria ni este ni otros asesinatos cometido por compañeros de Fuerza Nueva. De fuerzaz nueva y "cadenero", es decir terrorista callejero de ese partido, fue el director actual de la guardial civlil. Lo mismo que hernando , hay miles de militantes de Fuerza Nueva durante aquellos años, hoy en el PP, que con toda seguridad votaron "NO" a la constitución siguiendo las directrices de su lider Blas PIñar (muy querido de Bono del PSOE, y otros BArones sociolistos). Debemos desenmascarar a todos aquellos dirigentes del PP exmilitantes de Fuerza Nueva, que todo el mundo lo sepa, que ni a título individual ni como partido, condenaron nunca los asesniatos de atocha, ni el de Yolanda gonzaéz ni ninguno de los cientos de asesinados por miembros de esa organización paramilitar franquista. El presidente de Manos Limpias, Miguel Bernalt, también militó en dicho grupo, mano derecha de piñar, justificaba han un año en una entrevista los asesinatos y actos terroristas de Fuerza nueva.
  • |
    Nexus
    |
    26/01/2016 - 4:01pm
    No pueden tener tan poca vergüenza, aquí como Aguirre, a reinventar la historia, si total, los muertos ya no se puede quejar ¿Verdad Villacis? Es indignante ver como hay gente todavía reverenciando a asesinos que detestaban la libertad y no suceda nada, en Alemania alguno de los que saliese posando con símbolos nazis ya estaría con un buen puro encima.
  • |
    WTF
    |
    26/01/2016 - 3:36pm
    A los 3-> jajaja Leer y culturizarse siempre antes de opinar por favor.
  • |
    Joan Roig
    |
    26/01/2016 - 10:28am
    Los mismos que critican a Begoña son los mismos que se olvidan de que también en estas fechas ha sido el aniversario del asesinato por parte de ETA de Gregorio Ordóñez (PP), cosa de la cual no han hecho mención alguna. Para Ciudadanos, la violencia, sea del color que sea, ES VIOLENCIA, un asesinato ES UN ASESINATO, no hay colores ni bandos, no hacemos distinciones por ideología, género, tendencia sexual,...
  • |
    Jordi Porta
    |
    25/01/2016 - 8:43pm
    Es el único partido en Catalunya al que se le puede votar. Todos los demás representan corrupción y/o odio.
  • |
    Aitor Martin
    |
    25/01/2016 - 8:42pm
    Avaaaanti Cs!!! Único partido de España que merece la pena votar!!!