Guadalajara elimina parte de su callejero franquista

Con el rechazo del Partido Popular y la abstención de Ciudadanos, el Ayuntamiento ha aprobado cambiar el nombre de seis de sus calles y plazas.

, historiador
07/09/15 · 16:44

El pasado 4 de septiembre, el Pleno municipal de Guadalajara aprobaba una moción histórica: la retirada de los nombres franquistas de su callejero. La moción, presentada por Ahora Guadalajara (cuatro concejales) tuvo el respaldo de los ocho concejales del PSOE, la abstención de Ciudadanos y el voto en contra del Partido Popular, que es el partido que gobierna el Ayuntamiento en minoría. Con la aprobación de esta moción la Plaza del Capitán Boixerau Rivera, la calle del general Moscardó de Guzmán, la calle de Fernando Palanca, la calle Gutiérrez Orejón, la calle y travesía de los Hermanos Ros Emperador y la Plaza de los Caídos desaparecerán del callejero alcarreño. Junto a este acuerdo se aprobó que fuesen los consejos de barrios los que decidan los nuevos nombres que se les dará a las calles.

Una reivindicación histórica

La petición de la retirada de las calles franquistas de Guadajara no es nueva. Ya en 2004, la CNT de Guadalajara presentó un borrador de callejero a retirar de la ciudad de Guadalajara y de otros pueblos. Reivindicación que se plasmó en unas jornadas en diciembre de ese mismo año donde se pedía también expresamente la retirada de las estatuas de Franco y José Antonio Primo de Rivera que todavía lucían en la capital alcarreña.

Un año después y con un gobierno local conformado por el PSOE e IU, se retiraron las estatuas del dictador y del fundador de Falange. Se hizo con nocturnidad y sin previo aviso, intentando el Ayuntamiento que no se celebraran concentraciones a favor y en contra en el momento de la retirada, como sucedió en Madrid cuando se retiró la estatua de Franco.

Desde ese momento la reivindicación de la retirada de calles fue parte del programa de Izquierda Unida y siguió siendo caballo de batalla de la CNT. A ellos se vino a unir posteriormente el Foro por la Memoria de la ciudad, que con un estudio profundo de cada uno de los personajes, realizó una petición formal en la Subdelegación del Gobierno para la retirada de esas calles, haciendo que se cumpliese la Ley de Memoria Histórica. Previas mociones, debido a la mayoría absoluta del PP, nunca salieron adelante, a pesar de la fuerza que los movimientos sociales han imprimido a este asunto.

Guadalajara en la normalidad democrática

“La retirada de las calles franquistas significa situar a Guadalajara en la normalidad democrática”. Con esta frase resume José Morales, concejal y portavoz de Ahora Guadalajara la petición y aprobación de la moción. “Con la decisión del último pleno del Ayuntamiento vamos retirar el homenaje que supone tener una calle a los militares y civiles que se sublevaron contra la democracia”, sentencia Morales.

Para Xulio García Bilbao, del Foro por la Memoria de Guadalajara, es una noticia que conjuga alegría y amargura ya que “que en 2015 tengamos que luchar por estas cosas demuestra el tipo de país en el que vivimos, sometido en gran medida a la impunidad”. Para Xulio García y el Foro por la Memoria “no puede ni debe haber espacios de homenaje público a golpistas en una democracia”

La curiosa posición de Ciudadanos y la posición del PP

La abstención de Ciudadanos, que consiguió dos concejales en las últimas elecciones, ha sido determinante para que la moción saliese adelante. La posición del partido naranja era la creación de una comisión de expertos que determinase los nombres a cambiar. Sin embargo, para José Morales “el Foro por la Memoria ya ha hecho una investigación histórica” por lo que la propuesta de Ciudadanos se quedaba sin fundamento. El Foro por la Memoria va un paso más alla: “No hace falta una comisión de expertos para cumplir la Ley”.

La posición del PP ha sido la de oponerse a la moción. Los populares alcarreños argumentaron que no tenían claro si dichos personajes eran golpistas, a pesar de que las biografías y las historias del conflicto bélico y el franquismo en la ciudad muestran lo contrario. Para José Morales “el PP mantiene el relato de la equidistancia sobre la guerra civil y la defensa del olvido”, La polémica vino dada con el nombre de Fernando Palanca, que las investigaciones sitúan como un integrante de la trama civil del golpe de Estado de julio de 1936. Palanca había sido alcalde Guadalajara durante la dictadura de Primo de Rivera y siendo comandante de ingenieros fue retirado por la Ley Azaña de 1932. Fue autor de frases como: “Señores labradores y señores de ABRIL [“Abril era un periódico de Guadalajara]: al que hace lo que puede no debe pedírsele más. Yo no tengo mando. En un cuarto de hora, con un látigo, reducía a todos a la obediencia”. Con el golpe de Estado se puso al frente de un batallón de soldados. Mientras para el PP no queda clara la vinculación Fernando Palanca con el golpismo, para historiadores, Foro por la Memoria y Ahora Guadalajara la cosa está clara.

No han desaparecido todas las calles

Pero no todos los nombres de calles de vinculación franquista han desaparecido del callejero alcarreño. Se han retirado aquellos que tenían una relación directa con el golpe de Estado. Esto, en opinión de Morales, “hace más llamativa la posición del PP”. En esta cuestión el Foro por la Memoria coincide con otros grupos como la CNT: “Nosotros exigimos el cambio de toda calle que rinda homenaje, no sólo a los golpistas de 1936 sino también a los jerarcas del régimen que mantuvo secuestrada a punta de pistola nuestra soberanía nacional durante 40 años y a los dirigentes del partido único fascista”, sentencia Xulio García.

Aun así, tanto Ahora Guadalajara como el Foro por la Memoria coinciden en que queda mucho trabajo por hacer. Dignificar la fosa común del cementerio de Guadalajara entre otras cosas.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto