'Charlie Hebdo' y el debate sobre la libertad de expresión

¿Quiénes ejercen la libertad de expresión? Y, más importante aun ¿sobre quiénes la ejercen?

, Escribe en Notas.org.ar
10/01/15 · 7:08

De entrada es bueno aclarar que el título es un poco engañoso. La idea de este artículo no es hablar sobre la revista humorística francesa Charlie Hebdo, pero si tomar un debate que emergió a partir del brutal ataque sufrido por su redacción el miércoles 7 de enero: el de la supuesta libertad de expresión.

La masacre perpetrada por tres ciudadanos franceses de ascendencia árabe y de religión musulmana es sin lugar a dudas repudiable. Partiendo de esa base y dejando de lado cualquier debate al respecto, resulta interesante abordar la problemática de la libertad de expresión.

Son libres de expresarse quienes tienen las condiciones materiales para hacerlo

No es una tarea sencilla, más en el mundo del periodismo que, independientemente de ideologías tiende a abroquelarse detrás de este concepto prácticamente sin matices y considera cualquier cuestionamiento de su profesión como un “ataque” a esa supuesta libertad.

¿Qué es la libertad de expresión?

Como buen concepto liberal, la libertad de expresión se basa en la igualdad ante la ley. Todos los ciudadanos y ciudadanas son igualmente libres de emitir sus opiniones. Ahora bien, no hay que ser Karl Marx para saber que esto no es tan así.

No cualquiera, en este mundo, puede y tiene acceso a difundir sus ideas masivamente en la televisión, la radio o los diarios. Ese es un atributo de pocas personas, mayoritariamente empresarios o, de mínima, gente con un capital cultural y económico importante.

Si, existen medios alternativos y populares, ¿pero cuál es su alcance? La propia dinámica en algunos casos y la escasez de recursos financieros --como pasa con Notas-- en otros, se convierte en un enorme limitante a la hora de insertarse en una disputa por la masividad.

Entonces ya logramos delimitar un primer espacio de la libertad de expresión. Son libres de expresarse quienes tienen las condiciones materiales para hacerlo.

Este primer punto está asociado con otra restricción que, si bien no es lineal, se acerca mucho y tiene que ver con el poder en una sociedad determinada. Los sectores oprimidos, marginados y excluidos suelen carecer de voz propia donde expresarse. En general, los medios de comunicación no reflejan su realidad, sus necesidades y, por el contrario, los estigmatizan y refuerzan la dinámica de dominación.

Acá es donde aparece el eje central del debate ¿quiénes ejercen la libertad de expresión? Y, más importante aun ¿sobre quiénes la ejercen?

José Antonio Gutiérrez, en su artículo Je ne suis pas Charlie (Yo no soy Charlie) se hace eco de esto y sostiene: “No me olvido de la carátula del Nº 1099 de Charlie Hebdo, en la cual se trivializaba la masacre de más de mil egipcios por una brutal dictadura militar, que tiene el beneplácito de Francia y de EE UU, mediante una portada que dice algo así como ‘Matanza en Egipto. El Corán es una mierda: no detiene las balas”.

Y acto seguido se preguntaba qué pasaría si publicara “una revista cuya portada tuviera el siguiente lema: ‘Matanza en París. Charlie Hebdo es una mierda: no detiene las balas’ e hiciera una caricatura del fallecido Jean Cabut acribillado con una copia de la revista en sus manos”. Sin dudas sería un escándalo mundial, reproducido hasta el hartazgo en todos los medios internacionales y que llegaría a gran parte de los hogares del mundo.

Sin embargo de la tapa 1099 de Charlie Hebdo nadie, más que quienes compraron la revista, se acuerda.

Derecho a la información y responsabilidad social del periodismo

Al concepto de libertad de expresión preferimos sustituirlo por otros dos, presentes en el Código Internacional de Ética Periodística de la Unesco: el derecho a la información y el de responsabilidad social del periodismo y los periodistas. “En el periodismo, la información se comprende como un bien social, y no como un simple producto. Esto significa que el periodista comparte la responsabilidad de la información transmitida”, sostiene el Código de la Unesco aprobado en 1983. Y aquí es donde más se mete el dedo en la llaga de esta profesión tan egocéntrica e individualista.

No da lo mismo decir tal o cual cosa. No se puede decir siempre lo que a uno se le canta. El periodismo supone una responsabilidad, y como decimos en Notas, una responsabilidad histórica. Un compromiso con nuestro tiempo y nuestro lugar.

Prosigue el Código de Ética: “El verdadero periodista defiende los valores universales del humanismo, en particular la paz, la democracia, los derechos del hombre, el progreso social y la liberación nacional, y respetando el carácter distintivo, el valor y la dignidad de cada cultura, así como el derecho de cada pueblo a escoger libremente y desarrollar sus sistemas políticos, social, económico o cultural” [la cursiva es nuestra].

La indignación que suscitó el ataque a la redacción de Charlie Hebdo está a años luz de la que produjo, en la prensa occidental al menos, el bombardeo sistemático durante más de 50 días por parte de Israel a la Franja de Gaza. Más de dos mil palestinos murieron, entre ellos más de 500 niños y niñas. ¿Esas vidas valen menos que las de los 12 periodistas franceses? Para nada. Y eso va a decir todo el mundo. Pero una cosa es lo que se dice y otra lo que se hace.

¿O cómo tomaríamos en nuestra sociedad occidental y cristiana que una revista de un país musulmán como Irán o Egipto hiciera recurrentemente caricaturas ofensivas sobre Jesucristo o la Virgen María? ¿Seríamos tan tolerantes y gritaríamos a los cuatro vientos el derecho de los humoristas islámicos a expresarse? Yo creo que no, porque la burla es siempre más sencilla sobre un otro subordinado o, en última instancia, sobre uno mismo. Yo me puedo criticar, pero ¿otros?

En Europa, continente colonialista que durante décadas oprimió y aun hoy oprime a países del tercer mundo (muchos de ellos de creencia musulmana) está creciendo una ola de islamofobia que identifica a cualquier creyente del Islam con un potencial terrorista.

Desde el periodismo y desde el humor hay que asumir una responsabilidad en este contexto (que no es el mismo que el de Argentina, vale aclarar). En nombre de la libertad de expresión no se puede reproducir la estigmatización y la lógica de opresión sobre los sectores marginados y excluidos. Sobre un otro del que vale decir cualquier cosa.

En nombre de reivindicar mi derecho a opinar no puedo apuntalar esa lógica que somete y condena a comunidades enteras.

Como sabiamente publicó en la tapa de su último número la Revista Barcelona “el mundo occidental” condenó el ataque y “reivindicó un sistema de valores, creencias y negocios que casi nunca comete genocidios, que pocas veces financia grupos terroristas, que estigmatiza únicamente a quienes lo merecen”.

La hipocresía es una práctica que debemos desterrar de nuestra profesión. La libertad de expresión es, quizás, su manifestación más importante.

Columna publicada originalmente en Notas.Arg

Regalar Diagonal encaja...
 

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

10

  • |
    Ale
    |
    Dom, 01/11/2015 - 23:18
    No entiendo la intención que hay detrás de este articulo. A pesar de estar de acuerdo con todo lo que se dice creo que el hilo lógico que hace de pegamento a las varias ideas no sea ni trasparente ni lógico. Me pregunto si es necesario hacer un listado de todas las violaciones de los derechos humanos que se cometen a diario cuando nos encontramos frente a una nueva atrocidad para luego clasificarlas en un cinico ejercicio de gravedad. Siempre estaremos bajo el riesgo de olvidar a alguien. Los palestinos, los migrantes, los estudiante mexicanos, los defensores ambientales, sindicalistas, las mujeres, la Madre Tierra, los trabajadores, los desahuciados...Hay que mencionar siempre a todos? Necesito a un máximo de X muertos? Necesito una guerra de por medio? Y si se hiciera la carátula "Charlie Hebdo es una mierda: no detiene las balas" no sería un escándalo para todo el mundo, no, para nada. Y buen pedazo del mundo podría reir a carcajadas, otro pedazo ni se daría cuenta. Vamos, por un lado se relativiza todo y por el otro nos creemos de estar en el centro del planeta. Por terminar, creo que el periodismo sea una cosa, la sátira otra. Por ella no valen códigos internacionales de conducta o de ética. Y se existieran sería los primeros en ser violados.
  • |
    Dobledewhisky
    |
    Dom, 01/11/2015 - 23:16
    El razonamiento que plantea este articulo contiene una clara perversión, tan manipuladora y mendaz como  los supuestos ideológicos del fascismo. Prohibamos los pocos reductos de libertad de expresión que nos quedan, pongamos mordazas, ya que "solo la pueden ejercer quienes tienen medios materiales para hacerlo". Si señor, así haremos prosperar a la humanidad. Prohibamos también el conocimiento, la ciencia, la literatura...porque solo unos pocos disfrutan de condiciones materiales para hacerla. Volvamos a la caverna. Nadie es responsable de nada por dibujar a Mahoma , al Papa o a quien le salga de los huevos, ni por cachondearse de la religión y las ideas. Muchas de las formas y dogmas de pensamiento de hombres a los que respeto por el solo hecho de ser humanos y estar vivos,  deberían ir a parar al estercolero de ideas más cercano.   Quien en este artículo se expresa como lo hace parece no caer en la cuenta de que aquí hay muertos por el mero hecho de hacer bien su trabajo, que es hacernos reir, y muchas veces de nosotros mismos. Y por cierto: todo eso de la responsabilidad social del periodismo es una milonga. Soy periodista y esa expresión es un invento fruto del engreimiento propio de esta profesión. Responsabilidad social la tiene un butanero, que me soluciona el problema del agua caliente cuando me sube la bombona a cuestas a un tercer piso sin ascensor. En general, los periodistas somos una cuadrilla de vanidosos cuyo escaso ámbito de influencia gustamos amplificar con expresiones tan rimbombantes como la que usa en su artículo. Pero que si, que suena bien eso de la "responsabilidad social del periodismo". Nos sitúa en una dimensión mística por encima de la gente, del bien y del mal. ¡Tenemos una labor que hacer, un mandato superior que cumplir!  Y si, coincido con Franck en que usted parece conocer esta publicación solo por referencias. En España, tenemos también algunos excelentes ejemplos de ese tipo de humor, profundamente sarcástico, a veces incluso cruel, muy característico por otra parte de los países latinos, y bastante alejado del modelo periodístico que usted parece defender. En fin... las balas que salen de los lápices pican o mueven a risa. Que pena que a algunos, que se mosquean por nada, les mueven a matar. Por nada, por menos que nada.
  • |
    Vanessa
    |
    Dom, 01/11/2015 - 17:50
    Pero ¿vosotros cuando opináis sobre un artículo, primero lo leéis detenidamente entendiéndolo? Porque os leo y mezcláis todo lo que el autor ha dicho, os vais por otros derroteros. Si no comenzamos por entendernos, no vamos a ninguna parte.
  • |
    Terry
    |
    Dom, 01/11/2015 - 14:41
    No me da la impresión de que esa mención sucinta al activismo contra el FN dé el contrapunto. Pero sobre todo no explica la idea de que la revista es homófoba, racista, sexista (y toda la cadena) que se extiende a tres artículos que ni acreditan conocer la revista ni parecen tener en cuenta que la literalidad y la viñeta satírica no suelen ir de la mano. En fin, cosa vuestra. Simplemente copio y pego una frase para que la releáis todo lo que podáis porque se ha publicado en vuestro periódico y me parece bastante antológica, por no decir muy muy antológica: "Nos llenan de estupor ciertas interpretaciones del Corán que incitan a la violencia pero en cambio, en aras de la libertad de expresión, nos hacen gracia ciertos dibujos igualmente violentos. Será que nadie se toma en serio las cosas dichas en broma." Es que ya no es el papanatismo de igualar una viñeta que puede estar diciendo lo contrario de lo que representa con una llamada a las armas, es que el paternalismo y la condescendencia que rezuma con el pobre idiota musulman incapaz de entender lo que es el humor es apoteósica.  Me ahorro más calificativos.  
  • | |
    Dom, 01/11/2015 - 12:11
    Hola, hemos reconocido el papel de Charlie Hebdo como polemista y en contra del fascismo en un artículo que está en la home: https://www.diagonalperiodico.net/global/25310-la-unidad-democratas-tras-atentado-charlie-hebdo-se-resquebraja-francia.html  
  • |
    Terry
    |
    Sáb, 01/10/2015 - 22:52
    Ya van dos artículos donde se hace uso de la idea de que Charlie Hebdo es islamófoba (sexista, racista, etc..) como cabeza de turco para dar la chapa en temas en los que el grueso de lectores de esta publicación está de acuerdo por defecto. Sin embargo nadie se ha tomado la molestia de justificar todos esos calificativos demostrando conocimiento de causa. Y claro, molaría&nbsp;que os tomaseis la molestia de acreditar una idea que, en caso de ser equivocada, sería bastante obscena. Por estar en otro contexto es difícil de saber de la idiosincrasia de la publicación pero si nos vamos a internet uno de los muertos se defiende de la siguiente manera (Charb): &quot;los que nos acusan de eso no leen Charlie&nbsp;Hebdo. En 1058 numeros solo hay 3 portadas sobre el islam&quot; (2012). Sabe Periódico Diagonal que CH se considera antiracista y anti FN? Sabe que en su redacción publica Riad Satouff, de origen argelino directo? Conoce alguno de laos autores la ratio de contenidos criticando la religion&nbsp;islámica en relación a otras dianas? En fin, vais a sustanciar esta idea que estáis propagando o estáis en plan libertad digital? Ánimo chicos, yo de vosotros se lo encargaría a alguien con conocimiento de causa, eso sí. entrevista a Charb. <h3 style="margin: 0px 0px 15px; padding: 0px; border: 0px; outline: 0px; vertical-align: top; color: rgb(35, 35, 35); font-family: Roboto, sans-serif; font-size: 19px; line-height: 19.5px; text-align: justify; background: rgb(255, 255, 255);"><strong style="margin: 0px; padding: 0px; border: 0px; outline: 0px; vertical-align: top; background: transparent;">Pourtant, vous conviendrez que ce n&rsquo;est pas la première fois que vous publiez des caricatures du prophète Mohammed. C&rsquo;est pas un peu de l&rsquo;acharnement ?</strong></h3> <p style="margin: 0px 0px 15px; padding: 0px; border: 0px; outline: 0px; vertical-align: top; font-family: 'Open Sans', sans-serif; font-size: 14px; color: rgb(68, 68, 68); text-align: justify; line-height: 1.7em; background: rgb(255, 255, 255);">Ceux qui disent ça ne lisent pas Charlie Hebdo. Sur 1058 numéros, il y a seulement trois couv&rsquo; sur l&rsquo;islam. Toutes les semaines, on défend les sans-papiers, dont beaucoup sont des musulmans, on lutte contre le racisme et les discriminations, on est pour le droit de vote des immigrés&hellip; Et à titre perso, j&rsquo;étais contre la loi contre le port du voile. Mais les médias ne parlent jamais de Charlie Hebdo pour ces prises de position, qui sont plutôt en faveur des musulmans.</p>
  • |
    Eunuca
    |
    Sáb, 01/10/2015 - 22:38
    Solo decir que la portada de la semana que viene de Charlie Hebdo y el comentario del compañero francés deja el ánimo correctivo de este artículo perfectamente subrayado.&nbsp; <a href="http://aristeguinoticias.com/wp-content/uploads/2015/01/Portada-charlie-hebdo.jpg" target="_blank">http://aristeguinoticias.com/wp-content/uploads/2015/01/Portada-charlie-hebdo.jpg</a>
  • |
    Franck RICHARD
    |
    Sáb, 01/10/2015 - 14:30
    Hoy en el Mundo, Jean-Marie Le Pen comparte vuestro opinión : <a href="http://www.lemonde.fr/societe/article/2015/01/10/jean-marie-le-pen-je-ne-suis-pas-charlie_4553403_3224.html">http://www.lemonde.fr/societe/article/2015/01/10/jean-marie-le-pen-je-ne-suis-pas-charlie_4553403_3224.html</a>
  • |
    Franck RICHARD
    |
    Sáb, 01/10/2015 - 14:15
    <style type="text/css"> p { margin-bottom: 0.25cm; line-height: 120%; }</style> <p style="margin-bottom: 0cm; line-height: 100%">Soy francés y fui un lector irregular de Charlie Heldo. &iquest; Realmente lo leyó una vez este periódico ? Charlie Hebdo defendía sobre todo la laicidad y la posibilidad de criticar todas las religiones. Críticas contra el papa era particularmente agresivas. Puede hacer una búsqueda en Google utilizando las palabras &laquo;&nbsp;charlie hebdo pape&nbsp;&raquo; para verificarlo.</p> <p style="margin-bottom: 0cm; line-height: 100%">La posibilidad de criticar las religiones es importante porque la ley de 1905 que garantiza la separación entre la iglesia era el resultado de la gran Revolución francesa que había proclamado la exigencia de laigualdad de los derechos ciudadanos.</p> Jean Jaurés podía así decir: &quot;La ley de separación es la marcha deliberada del espíritu hacia la plena luz, la plena ciencia y la entera razón&quot;. La laicidad, garantizada por la separación de las Iglesias y el Estado ES la democracia. <span style="background: #efefef">Soy ateo y considero que las religiones son sólo unos sistemas ideológicos que se puede criticar </span><span style="background: #efefef">de la misma manera que </span><span style="background: #efefef">podemos criticar </span><span style="background: #efefef">el liberalismo, el socialismo (</span><span style="background: #efefef">y </span><span style="background: #efefef">todas las palabras </span><span style="background: #efefef">en ismo&hellip;)</span> <p style="margin-bottom: 0cm; line-height: 100%"><span style="background: #efefef">Niego que las iglesias me impone cualquier cosa y el proyecto de ley contra el aborto en España nos recuerda la importancia de la laicidad en las luchas por las derechos de las mujeres y de los ciudadanos.</span></p> <span lang="es-ES">Y ES un derecho por los musulmanes de criticar </span>Jesucristo o la Virgen María y de producir caricaturas muy ofensivas contra el cristianismo ! Charlie hebdo ha sido muy crítico con la homofobia, la extrema derecha, el racismo y el fundamentalismo religioso. Ha ridiculizado sin piedad a Marine Le Pen, el Papa, Hollande y demás personajes. <p style="margin-bottom: 0cm; line-height: 100%">Y sobre todo, debemos defender también el derecho de las mujeres musulmanas de vivir libremente y sin religión si lo desean.</p> <p style="margin-bottom: 0cm; line-height: 100%">Viva la libertad, viva los musulmanes, viva Charlie Hebdo !</p>
  • |
    HieloNegrotxt
    |
    Sáb, 01/10/2015 - 11:13
    Ni todas la opiniones son libres(ya que las masas no tienen acceso a los medios de comunicación <strong>de masas</strong>). Ni todas las caricaturas son iguales en libertad de expresión. El Jueves fue secuestrado bajo el gobierno de Zapatero por la portada sexual del actual Rey español cuando era Príncipe. La editorial del Jueves censuró la portada de la abdicación del Rey. Ayer o antes de ayer un colaborador de la Tuerka ha sido imputado por la Audiencia Nacional(antiguo tribunal de orden público TOP) como si fuera un vulgar narcotraficante o un peligroso terrorista por una parodia sobre el partido gobernante en España. Me gustaría escuchar&nbsp; a esos eunucos mentales que llenan todas las tertulias radiofónicas y televisivas hablar de ello en los momentos actuales donde la libertad de expresión &iquest;está en peligro? O como dice el sr. Ministro del Interior del Estado Español es la <em>esencia de las democracias occidentales.</em>