Venezuela hasta en la sopa

Gracias a El País y El Mundo los españoles son los mayores expertos internacionales en la política de Venezuela

, Es funcionario. @JorgeArmesto
08/01/15 · 7:48
Joven venezolana mostrando su apoyo a Maduro en las elecciones de 2013. / Joka Madruga

Tengo que reconocer con vergüenza que yo era uno de tantos españoles que no tenía ni remota idea de la historia de Venezuela. En fin, seamos sinceros, ¿para qué andarnos con tonterías? Ni de Venezuela ni de América Latina en general. Veo una pirámide y yo que sé si es inca o maya. ¿Bolivar? Un indio que nos quitó las tierras. ¿San Martín? Un cura o algo así que sale en el tango Cambalache que cantaba Malevaje. Confundo en el mapa Paraguay y Uruguay. Y Honduras, Panamá, Nicaragua y todos esos…para qué voy a contar. Así todo.

Pero gracias a la prensa española y, especialmente, a El País y su periódico hermano El Mundo, mi burricie empieza a desvanecerse. Cierto es que sobre el resto del continente sigo sin tener ni puta idea pero, ¡ah! ¡Sobre Venezuela! Sobre Venezuela me estoy convirtiendo en una autoridad. No tengo tanto mérito. ¿Y quién no? Hasta el más tonto escribiría una tesis. En la tasca más humilde, los cuatro que juegan al dominó podrían impartir en cualquier parte del mundo una cátedra de estudios venezolanos. Tal es el inabarcable caudal de conocimientos en el que nos han sumergido los periódicos españoles. De hecho, cuando leo estos didácticos artículos empiezo a pensar que son los pobres venezolanos quienes no saben nada de su país en comparación con los españoles. Incluso me aventuro a afirmar que está pronto el día en que los españoles sepan más de Venezuela que de la propia España. Si es que ese día no ha llegado ya.

Cuando leo estos didácticos artículos empiezo a pensar que son los pobres venezolanos quienes no saben nada de su país en comparación con los españoles

Qué tiempos aquellos en que vivíamos en la más triste ignorancia sobre nuestro país hermano. A finales de los 80 el gobierno de Carlos Andrés Pérez le entregó el país al FMI. Las medidas “liberalizadoras” trajeron consigo privatización de empresas públicas, congelación de salarios, disminución del gasto público y aumento del precio de productos básicos. Una música conocida. El resultado del empobrecimiento masivo de la población fue el “caracazo”, una revuelta popular que la democracia de Carlos Andrés sofocó provocando una masacre de cerca de 3.500 muertos. En 1996, tras siete años de políticas “reformistas” y según cálculos del Banco Central de Venezuela, el índice de pobreza general era del 54,86% y el de pobreza extrema, el 30,98%. En 2009, tras diez años de gobierno de Hugo Chávez, la pobreza extrema estaba en el 7,20% y la pobreza general en el 28,50% El desempleo en 1999 rondaba el 15%. Diez años después se había reducido a la mitad. Igual reducción que tuvo la mortalidad infantil ¿Pero cómo íbamos a saber algo de esto? Entonces teníamos en España una prensa insensible, eurocéntrica y muy poco atraída por los avatares y desventuras de nuestros hermanos venezolanos. Nada que ver con la actual, cosmopolita y global.

Por supuesto, tampoco entonces nos contaron los turbios asuntillos de Felipe González y Carlos Andrés Pérez (condenado por malversación y prófugo de la justicia, murió millonario en Miami) con su amiguito el aún más multimillonario venezolano Gustavo Cisneros. Ni nos enteramos mucho de quién demonios era este tío cuyo nombre oímos por primera vez en aquellos tiempos en que el gobierno del PSOE saneó y reflotó Galerías Preciados gastando 48.000 millones de dinero público. Luego vendió la cadena por 1.500 millones al Grupo Cisneros quien, a su vez, la revendió por 30.000 a unos inversores ingleses. Resultado de la operación: -48.000 millones para nosotros +28.500 millones para Cisneros en un abrir y cerrar de ojos. Para los que crean que el PP innova: todo está inventado. La única diferencia es que antes se robaba en pesetas y ahora en euros.

Aquella prensa provinciana tampoco mencionaba que ese mismo Gustavo Cisneros era y es el propietario casi en régimen de monopolio de la mayoría de los medios de comunicación venezolanos que, desde 1999, cuando perdió el poder su compañero de negocios, se declararon ferozmente hostiles al gobierno de Chávez. Esos mismos medios que, aunque constantemente se quejan por la falta de libertad de prensa, participaron activamente en el golpe de estado contra Chávez en 2002 presuntamente auspiciado por, ¡oh! ¡sorpresa!, José María Aznar. En las horas que los golpistas creyeron triunfar declararon su agradecimiento público a las emisoras de Cisneros. Tampoco El País informaba mucho acerca de que el grupo PRISA era accionista junto a Cisneros de algunas de esas emisoras. Con respecto a la participación de Aznar como uno de los promotores del golpe, El País zanjó el asunto diciendo que “quedó sin aclarar”.

Por suerte para todos, esos tiempos de oscurantismo e ignorancia han pasado a la historia. Y en España de hoy no hay día, y digo bien, ni un solo día, en que las cabeceras más importantes no nos revelen nítidamente la mierda de país que es Venezuela y la permanente desgracia en la que viven sus ciudadanos. Hace algunos meses escribí en estas mismas páginas un artículo sobre la línea editorial de El País con respecto a Podemos. Entonces la campaña de insidias aún estaba empezando y la consulta en la hemeroteca era sencilla. Compadezco al pobre desgraciado que hoy tenga que hacer la misma recopilación. No quiero ni imaginar lo que sería bucear en más de una década de mendacidades de la hemeroteca española sobre Venezuela. Esto desanima al más pintado. Dejo para otros esa gloria. Yo soy un vago y me conformo con mirar simplemente lo que publican en la última semana. Total, para qué más.

Pese a todos los esfuerzos pedagógicos de la prensa española reconozco que mi conocimiento de la realidad política latinoamericana –con la salvedad de Venezuela– es bastante exiguo. Valentín Paniagua, Jorge Battle, Ronald Venetiaan, Bharrat Hagdeo, Lucio Gutiérrez, Sebastián Piñera, Alfredo Palacio, Tabaré Vázquez, Eduardo Rodríguez Veltzé, Federico Franco, Fernando Lugo, Ollanta Humala….¿alguien sabe quién es esta peña? Pues jefes de estado sudamericanos de los últimos 15 años. Quién lo diría, eh. Ni me suenan. Sin embargo, de Nicolás Maduro me sé hasta su talla de calcetines. El Mundo nos dice el día 2 de enero que su popularidad ha descendido hasta el 22%. ¿Poco o mucho? Si lo comparamos con la que tenía Hugo Chávez antes de enfermar, cercana al 60%, poco. Pero si la comparamos con la de Mariano Rajoy, que no llega ni al 14%, tampoco está tan mal. Claro que Rajoy, a pesar de no ser chavista, comparte el record con Hollande de ser el dirigente peor valorado del mundo por sus conciudadanos.

Antes, el 30 de diciembre, El País y El Mundo se escandalizaron por la renovación de algunos miembros del Consejo Nacional Electoral y del Tribunal Superior de Justicia de Venezuela. Aunque del funcionamiento del resto de países sudamericanos no sabemos ni palabra, largos artículos hablan sobre estas instituciones venezolanas, así como la Contraloría y la Defensoría del Pueblo. Por otra parte, nada que no supiese ya cualquier venezuelólogo avezado. ¿Y no resulta que han metido a unos chavistas en estas instituciones? ¡Qué escándalo! En la nación en la que PP y PSOE nombran a los miembros del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial, y estos a su vez nombran a los Magistrados del Tribunal Supremo y a los Presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia, la desvergüenza chavista resulta indignante.

El mismo día 30 El País nos dice que Venezuela es “el segundo país más peligroso del mundo”. ¿Más que Siria? ¿Más que Iraq? No. Se refiere a la tasa de homicidios. Uno se pregunta: ¿Y no se merecería el titular el que va de primero? Los hondureños, que son líderes, no salen ni en la entradilla.

Lo cierto es que Venezuela es un lugar espantoso para vivir: Si ayer nos enteramos nada menos de que han subido los peajes de las autovías, hace menos de una semana descubrimos espantados que había cerrado una famosa heladería. Hacían helados de garbanzos, spaguetti y hasta de cebolla. Un drama. El día 31 de diciembre El País nos dice que Venezuela está en recesión. En otro artículo aparece como un títere de ..¡Cuba! Y es que los tontainas chavistas son más castristas que los propios castristas. Ya en enero, el día 2 El País augura que el país sudamericano será uno de “los perdedores” de 2015 mientras que el 4 le dedica el editorial “El drama venezolano”. El mismo día Maduro está “en la cuerda floja” dos veces. La primera en “El mundo en 2015” y la segunda en el artículo de Bastenier “Cuatro funambulistas en la cuerda floja”. Al menos Maduro tiene el consuelo de que también Putin comparte funambulismo en ambos textos.

El 4 de enero es el “Día de Venezuela” para El País y en otro artículo describe a Maduro como otro “tirano del oro negro” junto a los tiranos de Arabia Saudí, Rusia e Irán. El articulista se cuida muy mucho de distinguirlos de las “democracias petroleras”, esto es México y Brasil. Por cierto que, con respecto a México, no resulta tan fácil encontrar noticias sobre su situación política y la emergencia de MORENA, un partido surgido de los movimientos sociales, que amenaza el bipartidismo corrupto. ¿De qué nos suena esto? Sin embargo la prensa española se cuida muy mucho de hablar de estos asuntos.

El día 5 El País nos cuenta quién gana o pierde con la apreciación del dólar. ¿Adivinamos quién palma? Sí, amigos, Venezuela. El mismo día se nos dice también quién pierde con el petróleo barato. Sorpresa: otra vez Venezuela. ¿Y quién más? Rusia y Cuba. Cuba, la pobre, que no tiene petróleo, pierde de rebote. De las dictaduras del Golfo Pérsico, ni palabra. Es de suponer que están que tiran cohetes. El articulista dice que Maduro ha redoblado sus ataques frente “a los que le critican”. Y por si su postura no nos resultase obvia añade: “como yo”. El mismo día 5 nos enteramos de que Venezuela acude a China para pedir créditos y el día 6 es El Mundo el que nos cuenta las “siete plagas de Maduro”. También el 6 sabemos que Ecuador negocia créditos en China. La diferencia de titular es elocuente: Maduro “busca alivio para la crisis” en tanto que Correa “logra 6.300 millones en créditos”. Unos villanos, otros héroes.

En fin, Venezuela hasta en la sopa. Todo esto únicamente en una semana. Es fácil imaginar lo que nos espera en el año de emergencia de Podemos. Pero, ¿por qué ser desconfiados? También podemos imaginar un futuro en el que los ciudadanos seamos iluminados por esta prensa abierta, universal y con tanta sensibilidad hacia países distintos. En que seamos ilustrados por esta prensa que nos eleva al cosmopolitismo desde la burrez cateta en que ahora vivimos. Quizá llegue el día en que se nos cuente que en Papúa Guinea han subido los peajes. O que en Eslovaquia cerró una heladería. Qué precioso reportaje. Queremos conocer esos pequeños dramas que nos pasan desapercibidos. ¿Montenegro pide un crédito a China? Necesitamos saberlo. ¿Qué tal le irá el 2015 a Moldavia y Polonia? ¿A quién han elegido para el Consejo Electoral de Yibuti? Todo nos interesa, ciudadanos planetarios. Empezaron a educarnos con Venezuela porque con alguno había que empezar. ¿Qué otra razón iban a tener?

A fin de cuentas, hombre soy, y nada de lo venezolano me es ajeno.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

22

  • |
    nekoane
    |
    Mar, 04/07/2015 - 09:39
    Me encanta el articulo, y los otros que ha escrito Jorge, gracias
  • |
    Paco
    |
    Mar, 03/17/2015 - 13:07
    Carece de sentido comparar Venezuela con España. Chile es el país más avanzado de América Latina, es bastante tramposa la comparación. Al igual que si comparas España con Alemania, parecemos del tercer mundo. Lo que hay que comparar para saber si Chávez fue un desastre o no es a la Venezuela ANTES de Chávez y la Venezuela DESPUÉS. Y en esa comparación, Chávez no sale mal parado. Y si fue un desastre, es responsabilidad de los venezolanos que lo pusieron ahí una y otra vez votandole. Al igual que los recortes en España es culpa de los españoles, que auparon a Rajoy con mayoría absoluta. Hay que dejar de tratar a los ciudadanos como a niños pequeños. Sale lo que se vota, también tienen responsabilidad, para bien y para mal. Y para acabar Venezuela es cosa de los venezolanos. Allá ellos. Hace muchísimos años que no son nuestra responsabilidad y sinceramente me da exactamente igual lo que hagan. No me importa más que Moldavia o Sudán del Sur. Y de igual modo, España es asunto de los que vivimos aquí. No queremos lecciones sobre política de nadie, y menos de los venezolanos. Cada uno a lo suyo.
  • |
    Yuri Andreievich
    |
    Mar, 03/03/2015 - 16:03
    Totalmente de acuerdo, Ángel, en que es bastante difícil hacerse una idea real de lo que ocurre en un país únicamente a través de la prensa. Pero también es cierto que, sin prensa, sería aún peor, por muchos defectos que se puedan encontrar ... Precisamente, en otros mensajes de este hilo he hablado de la búsqueda de datos objetivos para poder valorar de esta forma las distintas opiniones sobre Venezuela. Yo había mirado alguna fuente (datosmacro), y un tertuliano me ha indicado otras. Entre éstas últimas, se encuentra www.latinobarometro.org. Cuando la estuve examinando, mi primera impresión fue que los datos que se encuentran ahí proceden de encuestas de opinión a la población, y por tanto hay que valorarlos en ese contexto. Es decir, que no se trata de datos económicos extraídos de organismos oficiales y contrastados por expertos, sino de opiniones, y esto tiene pros y contras. Por otra parte, el sistema informático de latinobarómetro permite pocas comparaciones. Por ejemplo, no podemos comparar Francia con Venezuela en estas encuestas. Sin embargo, acabo de ver que con España sí que se puede. Con alguna limitación. En el caso de España, los últimos datos que aparecen son del 2010. En aquel año, el problema principal de nuestro país, en opinión de los encuestados, era el paro, con un 57,9%. En cambio, en Venezuela, el principal problema, en opinión del 64,2% de los encuestados, era precisamente el que tú comentas, es decir, la delicuencia y la seguridad pública. ¿Podríamos concluir que si la prensa te lo presenta así y las encuestas favorecen la idea, esa visión es correcta? Bueno, hay que tener en cuenta, ciertamente, que estas encuestas corresponden a 2010, y que en aquel año, sólo un 0,6% de los españoles opinábamos que la corrupción era el principal problema del país. Se ve que ha llovido desde entonces. El problema de latinobarómetro es que las ultimísimas encuestas en Venezuela y demás participantes se hicieron en 2013, y que hay que pagar una cantidad simbólica de 100 euros para acceder a los resultados. Ahora mismo, mi economía no está para esos símbolos, en opinión del 100% de mi mujer, jejeejeje ...
  • |
    Angel
    |
    Sáb, 02/28/2015 - 00:06
    No vivo en España, y -perdonen mi español muy lejano del actual "de moda"-llevo más de 57 años viviendo en Francia, así que no tengo contacto ninguno salvo por Facebook con esta lengua que conservo desde niño como algo muy interior y personal. Salvo que leo de vez en cuando para no olvidarla. ¿Y de Venezuela visto desde Francia, que pasa? Pues singularmente se oyen los ecos de la prensa española, y las olas que esta misma genera. Cuando Chavez hablaba y cortaba la palabra a Juan Carlos, pues era un crimen de "lèse majesté" en el país de los viejos revolucionarios - salen del armario a lucir solamente un día por año-, Chavez muerto la catástrofe anunciada cae sobre Venezuela y se ven imágenes de robos de almacenes por un pueblo hambriento, colas, robos de todo género, hasta los pelos de las mujeres...en Maracaibo.El ministerio francés de asuntos exteriores en su página intitulada Venezuela/sécurité pinta todo en negro : pues conozco barrios en París mismo donde ni la policía corre trás de un ladrón sin temer que se les arrojen bloques de hormigón desde las terrazas de las viviendas de alquiler moderado...Por cierto, hay que moderar muchas cosas y con mucho juicio apreciar todos los problemas, pero sabemos desde tiempos remotos que es mas fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el suyo...y no dudo que la televisión sea de lo peor para analizar las realidades y arrastrar la opinión donde quieren que siga la mirada.Si los periodistas relatan acontecimientos y no les acercan de la realidad que les rodea en su propio país, nos traen noticias que extravían al lector.Pienso en esta frase de Albert Camus, quien fué periodista, cual decía en 1951 : " Una sociedad que  soporta de ser distraída por una prensa deshonrada y por un millar de personas cínicas que la distraen corre a la esclavitud a pesar de las protestas de esos mismos que contribuyen a su degradación. "
  • |
    Yuri Andreievich
    |
    Sáb, 02/21/2015 - 11:40
    Hola, Ricardo da Silva: No tenía ni idea de que DATOSMACRO tuviera tendencia facha. Creía que se utilizaba mucho en medios técnicos. La pura verdad es que no tengo experiencia personal suficiente como para hacerme una idea de su fiabilidad. Yo la he curioseado por la facilidades de su software para comparar países. Por cierto que todo lo contrario de las fuentes que me has recomendado, que dan pocas facilidades de comparación. Además, seguro que es porque soy muy bestia, pero no consigo encontrar en ellas los mismos indicadores que posteé. Al menos, comparando países. En Naciones Unidas he sido capaz de encontrar unos pocos indicadores sanitarios, como los que puse en mi primer mensaje, uno que no publicaron por alguna razón desconocida para mí. Y la verdad, los que he encontrado son similares a los que localicé en su momento: - En Venezuela, las cifras de mortalidad materna son 20 veces más altas que en España. - En Venezuela, las cifras de mortalidad infantil por debajo de los 5 años son 4 veces más altas que en España. Hay diferencias no tan marcadas en algún otro indicador, como la esperanza de vida, el nivel de alfabetización, el agua potable, los sanitarios, pero siempre favorables a España. Esto se puede encontrar aquí: http://unstats.un.org/unsd/demographic/products/socind/ En el apartado "Health". Se pueden bajar unos ficheros xls. Pongo la URL exacta porque yo no la encontré a la primera, ni mucho menos. No he encontrado cifras de PIB per cápita, índice de desarrollo humano, índice de corrupción, etc, ni en en FAO (hay cifras sobre agricultura, que es lo suyo), ni en UNESCO ni en ONU. Pero que no las haya encontrado no quiere decir que no existan, claro está. Por eso, para no aburrirme, igual puedes tú directamente escribir aquí los que tú conoces, junto con la fuente donde se puedan comprobar. A mí me interesan sobre todo indicadores socioeconómicos generales (PIB, índice de desarrollo humano) y sociosanitarios (que son más propios de mi campo). No es que tenga gran afición a la estadística, como dices. Mis conocimientos son muy limitados. Lo que ocurre es que utilizo estos medios para hacerme una idea de cómo son las cosas, de si es verdad o no lo que se argumenta. Las estadísticas permiten algunas comparaciones que pueden ayudar en este sentido. No entierro todas mis esperanzas en ellas (jejejeje), si es a lo que te refieres. Pero son un elemento más para discernir, ¿no? Un saludo.  
  • |
    Ricardo dasilva
    |
    Dom, 02/15/2015 - 16:59
    te recomiendo ya que te gustan tanto las estadistica sobre Venezuela que investigues en las siguientes fuentes: FAO, UNESCO, ONU y para no aburrirte mas LATINOAMERICABAROMETRO. Allí veras que los datos que estas viendo en tu única fuente NO son ciertos. Claro, si quieres informarte con ABC o FOXNEWS o esa empresa estadistica con tendencia facha puedes estar seguro que NO te vas a informar sino lo contrario.
  • |
    Freddy Chopperx
    |
    Dom, 02/15/2015 - 01:49
    Acabo de leer este artículo, que desconocía, porque hace minutos lo acaba de mencionar y recomendar nuestro presidente Maduro en cadena presidencial. He reído un mundo y felicito al autor, por su tono irónico ante eso que en sus palabras dice, &quot;mendacidades de la hemeroteca española&quot;.&nbsp; Me gustaría que algún amigo colombiano hiciera lo mismo en ese país con el que España se puede dar la mano en lo que respecta al despilfarro masivo de tinta usado contra Venezuela.&nbsp; Dejen a Venezuela quieta, y a Maduro. Parafraseando lo dicho por Franklin D. Roosevelt a propósito de Anastasio Somoza, a Maduro lo podrán llamar burro, colombiano o ilegítimo y hasta hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta. <strong>Venezuela se respeta.</strong>
  • |
    Maturin Orinoco
    |
    Lun, 02/02/2015 - 22:36
    Jejejejejejejeejeje!!! Excelente artículo, desde Venezuela agradezco a mi amigo español &quot;Chino Mandarino&quot; por haberme enviado el enlace. Poco a poco se cae la farsa de los medios de &quot;comunicación&quot; que incomunican a la gente... Los pueblos nos estamos conociendo ahora, y conocernos es la base para empezar a respetarnos y apoyarnos. Por ese camino &quot;PODEMOS&quot; construir el mundo que &quot;POR AHORA&quot; seguimos luchando!!!
  • |
    Yuir Andreievich
    |
    Dom, 02/01/2015 - 23:32
    Vaya, parece que no han aprobado el primer mensaje que escribí, el de indicadores sanitarios, que es en realidad de lo único que entiendo algo. Una pena, porque éste que han publicado sólo es continuación del anterior, y no se entiende muy bien sin el otro. Igual alguien termina pensando que soy alguien que ataca por atacar. En ése mensaje no publicado venía a decir que algo me chocaba, algo no encajaba con mi cotidianidad. Porque ninguno de mis compañeros médicos venezolanos hablaba muy bien del gobierno actual de ese país. Y que además, yo conocía algunos indicadores sanitarios de Venezuela, y los escribí, comparándolos con los de España. Éstos otros indicadores, más de tipo económico, no son mi especialidad. Pero bueno, encantando de que el moderador encuentre apropiado el mensaje publicado. Un saludo. Yuri.
  • |
    Yuir Andreievich
    |
    Dom, 02/01/2015 - 18:33
    Hola de nuevo: Como creo que quedó claro en otro mensaje que envié y que aún no se ha publicado, yo no tengo muchos elementos de juicio sobre este tema. Sólo tengo elementos cotidianos para mí, indicadores sanitarios que puedo comparar entre países. Sobre indicadores de otro tipo, el índice de desarrollo humano de Venezuela la coloca en el número 63 del ranking. España está en el número 26. El PIB de España es de 22.300 euros. El de Venezuela, de 5.626&euro;. El índice de corrupción (0 es corrupción máxima y 100, mínima) en Venezuela es 19. En España, 60 (por ejemplo, en Francia es 69). Bueno, si hay que hacer caso a estos datos, Venezuela no sale muy bien parada con respecto a España. Pero si comparamos con otros países más cercanos, Chile está en el puesto 40 según el índice de desarrollo humano, y duplica el PIB per capita de Venezuela (11.836 euros para Chile). El índice de corrupción en Chile es 73, o sea, mejor que en Francia y que en España. Venezuela, a años luz. Otra cosa que llama la atención es el número de homicidios por 100.000 habitantes, que en 2012 fue de 53,70 en Venezuela, 3,10 en Chile y 0,80 en España. La fuente de esto es datosmacro.com. Bueno, con estos indicadores, que buscan por mi parte (a lo mejor no encuentran) una manera de opinar de forma objetiva (la verdad no debería estar TAN sujeta a opiniones), Venezuela no sale muy bien. Un saludo. Manuel Nevado.
  • |
    Jorge Armesto
    |
    Mié, 01/21/2015 - 18:29
    Tienes razón, pero es la traducción de: Homo sum, humani nihil a me alienum puto
  • |
    PILAR HERNÁNDEZ CABEZAS
    |
    Dom, 01/18/2015 - 18:14
    Artículo perfecto aunque yo le quitaría, o cambiaría, la frase final &nbsp;&quot;<span style="color: rgb(60, 61, 60); font-family: Georgia, Times, 'Times New Roman', serif; font-size: 16px; line-height: 22px; -webkit-text-size-adjust: 100%;">A fin de cuentas, hombre soy, y nada de lo venezolano me es ajeno. &quot; por aquello del lenguaje sexista</span> <div class="panel-pane pane-node-body art-cuerpo" style="box-sizing: border-box; padding-top: 20px; -webkit-text-size-adjust: 100%;"> <div class="pane-content" style="box-sizing: border-box;"> <div class="field field--name-body field--type-text-with-summary field--label-hidden" style="box-sizing: border-box;"> <div class="field__items" style="box-sizing: border-box;"> <div class="field__item even" property="content:encoded" style="box-sizing: border-box;"> <div>&nbsp;</div> </div> </div> </div> </div> </div> <div class="panel-pane pane-views-panes pane-tags-rel-panel-pane-1" style="box-sizing: border-box; font-family: Arial, Helvetica, sans-serif; font-size: 14px; line-height: 16px; -webkit-text-size-adjust: 100%;"> <div class="pane-content" style="box-sizing: border-box;"> <div class="view view-tags-rel view-id-tags_rel view-display-id-panel_pane_1 view-dom-id-ec3309d7f184e2797d32565d6cf2266e" style="box-sizing: border-box;"> <div class="view-content" style="box-sizing: border-box;"> <div class="views-row views-row-1 views-row-odd views-row-first views-row-last" style="box-sizing: border-box;">&nbsp;</div> </div> </div> </div> </div>
  • |
    harto
    |
    Dom, 01/18/2015 - 02:02
    Bravo. A ver si los monarquicos-cristofacistas&nbsp;españoles se van despertando.
  • | |
    Dom, 01/11/2015 - 18:50
    &iquest;Cuanto le habrán pagado los chaburros a este tipejo para escribir tantas babosadas? Es el colmo que estos adulantes, por unos churupos, pretendan cambiar la historia. Que riñones, como si uno fuese pendejo. &iquest;De donde sacaste la información para escribir todos estos cuentos de camino, de los nuevos libros de historia creados por los chaburros? Porque de El País y El Mundo no fué. Echa tu cuento como es. Esta porquería de articulo lo que da es pena ajena.
  • |
    Carmen
    |
    Vie, 01/09/2015 - 21:44
    Me gustó el artículo de Armesto, de quien no sabía nada hasta que leí &quot;Venezuela hasta en la sopa&quot;, española dirá yo. De entrada percibo un exquisito estilo irónico en sus comentarios, el cual suscribo hasta en lo que no escribió. Ojalá me pudiera llegar información científica sobre estudios serios acerca del comportamiento mediático mundial, porque las matrices de opinión españolas no se diferencian &quot;ni un pelo&quot; de las que recorren el mundo, en cualquiera de las lenguas que existen. El País de España y algunos medios que llegan &quot;al mundo civilizado&quot;, dejan su &quot;caca&quot; en los cerebros de personas que, teniendo capacidad de discernimiento, pueden construir sus propias conclusiones sobre &quot;la sopa que se cuece&quot; en la República Bolivariana de Venezuela, desde que Hugo Chávez, asumió un nuevo concepto de democracia y una forma distinta de prestar asistencia al pueblo pobre, sembrando el petróleo en una mejor sociedad. Realmente es palpable que las condiciones de vida han cambiado para ese porcentaje de familias que antes del 2000, se alimentaban con alimentos para perros, hacían biberones de agua de espaguettis, vivian bajo los puentes, sin acceso a la salud ni a la educación.Un día explotó la indignación del pueblo contra Fedecámaras y contra las medidas del FMI: fue el 27 y 28 de febrero de 1989, posiblemente con la cantidad de muertos que dice el autor. Imagine Ud. a los órganos de seguridad del estado, disparando &quot;a troche y moche&quot; sobre todo lo que se movía. Están libres, cuando en Chile y Argentina se juzga a la estirpe Pinochet y Alfonsin. Los medios nunca informarán que en Venezuela el gobierno construye viviendas (no covachas) para dignificar la vida bajo techo con servicios y de paso las entrega amobladas, nunca informarán que quienes ganan hasta 2 sueldos mínimos, tienen un subsidio del 80% y que los adultos mayores y las familias con incapacitados les subsidian el 100%. La ONU nos reconoce como un pueblo feliz. Como respuesta a un paro petrolero y total que intentó aniquilar de hambre y salud al pueblo y así obligar la salida de Chávez, el gobierno creó establecimientos y estructuras para asegurar la alimentación al pueblo. Nacieron las Misiones. Hoy Venezuela alcanzó las metas del milenio (ONU); las pensiones alcanzan 4 salarios mínimos y son puntuales.&nbsp; La educación gratuita dota a los alumnos de computadoras desde el primer grado y tabletas para los alumnos de bachillerato y universidad. Son dadas en propiedad, gratis. Se construyó el Hospital Cardiológico Infantil con hotel para las familias, venezolanas y del extranjero, gratis. El deporte de alto nivel está rindiendo sus frutos. La investigación y tecnología es accesible a quienes poseen el nivel y las competencias. Hay muchas mas obras y logros que, por razones de inconveniencia política no se informa, para que los pueblos del mundo mantengan su ignorancia sobre nuestra patria. Dulci, no puedo medir su nivel de miseria e ignorancia, así como desconozco datos sobre barriles de petróleo, creo que hay un acervo cultural, una creatividad y una fuerte dignidad que rebasa la simple valoración del ser humano por lo que tiene. Hablar mal de mi país, lo hago desde adentro, con el mismo ánimo conque hablo de mi familia, con familiares y en casa. Me desacredito si hablo mal de mi país y mi familia desde afuera.&nbsp; Gracias por esa óptica sobre Venezuela, amigo español, hay millones de seres que piensan sobre nosotros y nuestra realidad, al conocer la información morbosa de los medios de derecha. Estamos en revolución y no es fácil, pero es LO SEGURO. AQUELLOS QUE ESCRIBIERON SUS NOMBRES EN LOS PAPELES DEL FMI, &quot;ESOS, NO VOLVERÁN!!!&quot; Venezuela es la República Bolivariana de Venezuela. No es Estados Unidos ni es España. Jamás lo será. No se subestime. Cuba es Cuba y nunca será Miami.
  • | |
    Vie, 01/09/2015 - 10:08
    &iexcl;Jajaja! Me he reído un buen rato con el artículo que suscribo desde la primera letra, desde el titular. Estupendo. Luego, claro, me paro a pensar un rato en el demencial panorama mediático que padecemos en el Estado español y la indignación me sube desde el estómago en dirección a la garganta. Pero es lo de siempre y estamos entrenados. Aún recuerdo cuando hice un &quot;marcaje al hombre&quot; de El País durante la última campaña electoral a la que concurrió Hugo Chávez, y que ganó. Necesité 50 páginas para diseccionar el festival de improperios, mentiras e intoxicaciones vertidas contra Hugo Chávez y su gobierno, contra Venezuela en general, porque al final se trata de eso. Aún me sorprendo pensando en el hecho de que me lo publicasen (en Rebelion.org). Lo digo para confirmar algo que dice el articulista, Jorge Armesto: una semana da para esto y más, y llevan años así, sin descanso, y no dudo que este 2015 volverá a ser &quot;de traca i mocador&quot;, como decimos los catalanes. En fin, felicidades por el artículo, que me ha encantado, y un abrazo.
  • |
    Sergio
    |
    Vie, 01/09/2015 - 00:13
    Acertado artículo. Me lo guardo.
  • |
    Rita Conde
    |
    Jue, 01/08/2015 - 23:22
    Esta es una historia muy mal contada. Parece que la cuenta <strong>Pablo Iglesias</strong>. Señor columnista a ver si se informa mejor antes de escribir tantas estupideces.
  • |
    Charles Brown
    |
    Jue, 01/08/2015 - 18:07
    Dulci. Saludos de un español viviendo en Venezuela, de hace tres años(y viniendo desde mucho antes) y opino lo contrario que tú y también conozco esto y aquello.Mi mujer que es venezolana y también ha vivido en europa opina igual. Sin más que comentar, y sólo como referecia. Carlos
  • |
    Charles Brown
    |
    Jue, 01/08/2015 - 18:02
    Hola Dulci. Saludos de un Español que vive en Venezuela desde hace dos años y medio que lleva viniendo desde hace ocho. No voy a perder tiempo en contestarte más de lo necesario. Los lectores de Diagonal ya saben que son las personas que dicen &quot;ni de derechas ni de izquierdas&quot; por lo demás, opino exactamente lo contrario a ti. El articulo ya habla con cifras. Y mi esposa que es venezolana y ha vivido en varios países de europa también. Lo digo, por si pretendes utilizar el argumento de &quot;yo que soy venezolana&quot;. Yo vivo aqui ahora mismo y probablemente hasta sé mejor que tú las situaciones que se dan. Sólo eso. Preguntar a un venezolano fuera de venezuela, el 90% de las veces es como preguntar a un español del PP la situación de españa. Se parecen bastante a los cubanos de Miami(dónde también he tenido la desgracia de estar)con lo que como se ve en tu comentario teneis una cierta obsesión. Lo digo sólo como referencia. Saludos. P.D.- También he estado en Cuba y me parece que no se ven ninguna de las situaciones terribles que se dan en el resto de latinoamerica(incluyendo la Venezuela de ahora y mucho más la de antes).No me extiendo en esto tampoco, pero los que han visitado Cuba y otras partes de latinoamerica lo sabemos.
  • |
    Dulci
    |
    Jue, 01/08/2015 - 16:27
    Entiendo el tono irónico del artículo y comparto la visión general.Soy venezolana, nunca he sido de derechas ni de izquierdas, mucho menos&nbsp;chavista. En realidad era tan ignorante de la vida política de mi país como de la de cualquier otro. Lamentablemente es un error que comete la mayoría, perder por completo el interés en el tema por la decepción que causan los que nos&nbsp;gobiernan. Es un error porque los que tienen el poder, sean del lado que sean, hacen y deshacen, se llenan de ambición y cuando queremos librarnos de ellos ya es demasiado tarde: las leyes las han puesto a su favor.&nbsp;Esto pasa tanto en Venezuela como en España. Muchos venezolanos (casi 2 millones) volveríamos a trabajar por reconstruir un país que lo tenía todo y que ahora solo tiene petróleo, ignorancia y miseria. Volveríamos, pero no lo hacemos porque la vida no vale nada y tenemos &quot;esa manía de vivir&quot; que no se nos quita. Las instituciones y los medios de comunicación dan las cifras que les convienen. Yo he vivido aquello y vivo esto y te puedo decir que el objetivo es el mismo: el control total de las masas. Pero no tenéis que preocuparos porque &quot;España no es&nbsp;Vzla&quot;...&nbsp;Vzla&nbsp;no&nbsp;<u>era</u>&nbsp;Cuba.
  • |
    Dulci
    |
    Jue, 01/08/2015 - 16:13
    Entiendo el tono irónico del artículo y comparto la visión general. Soy venezolana, nunca he sido de derechas ni de izquierdas, mucho menos chavista. En realidad era tan ignorante de la vida política de mi país como de la de cualquier otro. Lamentablemente es un error que comete la mayoría, perder por completo el interés en el tema por la decepción que causan los que nos&nbsp;gobiernan. Es un error porque los que tienen el poder, sean del lado que sean, hacen y deshacen, se llenan de ambición y cuando queremos librarnos de ellos ya es demasiado tarde: las leyes las han puesto a su favor.&nbsp;Esto pasa tanto en Venezuela como en España. Muchos venezolanos (casi 2 millones) volveríamos a trabajar por reconstruir un país que lo tenía todo y que ahora solo tiene petróleo, ignorancia y miseria. Volveríamos, pero no lo hacemos porque la vida no vale nada y tenemos &quot;esa manía de vivir&quot; que no se nos quita. Las instituciones y los medios de comunicación dan las cifras que les convienen. Yo he vivido aquello y vivo esto y te puedo decir que el objetivo es el mismo: el control total de las masas. Pero no tenéis que preocuparos porque &quot;España no es Vzla&quot;... Vzla&nbsp;no <u>era</u> Cuba. &nbsp; &nbsp;