‘Gamers’ contra el machismo en las plataformas online
Mujeres a los mandos: videojuegos y feminismo

Pese a la reacción machista, el desembarco de las mujeres en el videojuego es imparable.

23/11/14 · 8:00
Edición impresa

En medio de un ambiente de reacción machista dentro del mundo de los videojuegos, un estudio de mercado surgido de las propias compañías cuantificaba a las mujeres como el 48% de los jugadores totales, superando en número por primera vez al de los hombres jóvenes. Ese dato, que cayó como una bomba en las aguas agitadas del troleo machista, no ha sido sólo interpretado como el ocaso de la cultura macho jugador, sino también como el nacimiento de múltiples subculturas femeninas gamers: desde las señoras enganchadas al cuidado de granjas en el móvil hasta los primeros grupos de jugadoras feministas, que escriben, compiten y denuncian el sexismo en los videojuegos.

Clichés

Los clichés en forma de insultos que reciben las jugadoras online van desde “que todas las mujeres que juegan a videojuegos son unas camioneras y lesbianas (lo de lesbianas lo han utilizado mucho para intentar insultarnos), que no hay mujeres jugando, que si hay alguna mujer jugando es para llamar la atención...”. La enumeración la hace Marina Amores, Blissy. Tiene 23 años. Juega “desde que tiene memoria”, tiene “mil vínculos con los videojuegos”, entre ellos, el ser autora del documental Detrás del juego, y es aficionada a todo tipo de juegos, como los shooter online, donde una vez su presencia fue anunciada con un “chicos, que tenemos un coño en la partida”. Junto a ella, Eva Cid, de 31 años, colaboradora de medios especializados y jugadora desde los 20, asegura que en el terreno de los videojuegos se ha topado con comportamientos “invasivos y obsesivos”, así como “infinidad de réplicas machistas de ese tipo”. “La verdad es que no me he encontrado nunca un trol que no fuera machista”, apostilla Jenn Scarlett, de 20 años, redactora de medios especializados y colaboradora de un canal de Youtube sobre videojuegos. Mues­tra de ello es la experiencia de la gamer María Moreno, de 27 años, quien relata una jugada donde frente a sus avances le preguntaron: “¿Seguro que no está tu novio jugando por ti?”.

Sus testimonios describen la violenta reacción de una cultura gamer considerada como masculina y juvenil ante las mujeres jugadoras. Sin embargo, para San­tia­go Busta­mante, director de Fallo de sistema, de Radio 3, la cultura de los videojuegos es una cultura heterogénea que integra tanto a hombres como a mujeres, siendo casi la mitad de ellos de entre 35 y 69 años, por lo que asociar los videojuegos a hombres jóvenes se podría considerar cosa del pasado. Frente a esto, la colaboradora de Mondo Pixel Esther Miguel afirma que el “núcleo de varones especialistas” es una realidad que se mantiene en foros y juegos online, aunque se vea debilitada con la llegada masiva de jugadoras, considerada como un signo de madurez del medio. Junto a ellas, la ingeniera de software Lauren Scott afirma que la imagen de este medio como algo masculino y juvenil es perpetuada por la propia industria, que obvia los puntos de vista femeninos en sus productos. Estas tensiones dentro del mundo gamer se han acrecentado con el nacimiento y popularización de la crítica feminista de los videojuegos, que tiene en Anita Sar­kee­sian a su máxima representante y que, según Eva Cid, cabreó a los gamers más machitos “no ya porque las chicas también quieran jugar, sino porque, encima, estas chicas se atreven a señalar defectos y a cuestionar ciertos aspectos que no les gustan en sus queridos video­juegos. Estos hombres temen un cambio radical en algo que ellos consideran de su propiedad”.

Pese a esa reacción machista, el desembarco de mujeres jugadoras es imparable y ese cambio demográfico parece que va a tener profundos efectos en el mundo de los videojuegos, como la polarización del modo en que se piensa a los usuarios calificándolos como hardcore gamers (los jugadores duros) y los casual gamers (los casuales). Los primeros tendrían un cierto prestigio por dedicarle más horas a juegos más difíciles y por la temática de los mismos (ciencia ficción o juegos bélicos), mientras que los segundos jugarían menos tiempo, de manera eventual, a través de móviles y tablets, y básicamente a juegos gratuitos y fáciles de aprender, como puzles, búsquedas de objetos y gerencias de coloridas granjas, restaurantes o pastelerías que, jugados en red, “generan comunidades de jugadores casi instantáneamente”, según Santia­go Bustamante. Aunque todos los especialistas consultados concluyen que ambos grupos forman parte de la cultura de videojuegos, existe un evidente corte de género: hardcore se asocia a masculinidad y casual se asocia a feminidad, chicas jóvenes o mujeres de mediana edad. ¿Nos encontramos en los videojuegos los mismos prejuicios que con la literatura rosa o las comedias románticas? Para la perio­dista Esther Mi­guel, “por la socialización de género las chicas tendemos a jugar a juegos menos oscuros y violentos, normalmente plataformas y mundos de colores, aunque estas características no deberían marcar la calidad de la experiencia”. Para Lauren Scott estos juegos son populares entre las mujeres por su capacidad de crear redes y porque carecen de un marcador que diga que las “chicas no son bienvenidas”.

Las verdaderas 'gamers'

Sus testimonios describen la violenta reacción de la escena ‘gamer’ ​culturalmente considerada masculina

Frente a un virulento machismo cotidiano y una industria que parece sorda y que se alimenta de la diferenciación de género en el ámbito comercial (los hombres son shooters, las mujeres son granjeras), está empezando a surgir un feminismo gamer “porque las jugadoras hemos llegado a un punto en el que ya ni podemos ni queremos aguantarlo”, asegura Jenn Scarlett, una de las autoras, junto a Eva Cid y Blissy, de True Gamer Girls, una publicación de un grupo de jugadoras que han querido responder a (y reírse de) la sexualizada revista Gamer Girls, cuyas imágenes escenifican a la perfección cómo son representadas las mujeres que juegan. Pero las mujeres que juegan a videojuegos no lo hacen en tanga ni chupan mandos. “Señalar y denunciar una situación que no nos gusta mediante algo simpático e irónico nos pareció la mejor manera de hacer la reivindicación, y aun así hubo muchísima gente que no entendió el mensaje”, explica Cid.

Blissy explica que la revista surgió de manera espontánea cuando, tras conocer a sus compañeras y “compartir experiencias sexistas que hemos tenido. Comprendimos que ahora más que nunca no hay que callarse y sí denunciarlo. Ignorarlo es permitir que otras sigan sufriendo acoso en cualquier aspecto”. “En el mundo del videojuego siempre ha habido mujeres, aunque muchas menos que ahora, y los videojuegos desde siempre han sido machistas”, dice Eva Cid, que cree que “si una sociedad es machista, un producto cultural generado en esa misma sociedad es bastante probable que lo sea”. A pesar de que autoproclamarse feminista conlleve atraer a un ejército de trols, Cid considera imprescindible la lucha feminista que está surgiendo en los videojuegos. Las jugadoras de True Gamer Girls saben que la partida no será fácil: “Autodefinirse como feminista fuera y dentro del mundo de los videojuegos es ser valiente, porque es un camino duro”, razona Scarlett. “El cambio, parece ser, nunca es bienvenido”, añade. Pero es imparable.

Señalar el acoso, las amenazas y el machismo

La creadora de la serie Tropes vs. Women (que detalla el sexismo en los videojuegos), Anita Sarkeesian, suspendió en octubre una charla en Utah por la amenaza de un anónimo de emprender un tiroteo. Sarkeesian ha denunciando amenazas constantes por su trabajo, pero no es la única. Zoe Quinn, autora de Depression Quest, tuvo que abandonar temporalmente su vivienda después de ser víctima de una campaña de acoso en las redes. También ha sido víctima de la ira la periodista especializada Jenn Frank, autora de artículos que denuncian el machismo en los videojuegos.

------

Entrevistas

Tres voces de la escena gamer explican en una respuesta el alcance del machismo en esta cultura.

¿Crees que el acoso a las mujeres es un fenómeno generalizado en el mundo de los videojuegos? ¿Crees que la industria de los videojuegos tiene alguna responsabilidad?

“No hacer nada perpetúa el problema”

Esther Miguel Trula | periodista, colaboradora de 'Mondo Pixel'

Para nada es un hecho aislado. El malestar que ocasiona este tipo de figuras, críticas con el medio y combativas contra las dinámicas sexistas, homófobas y racistas que existen dentro del mundo de los videojuegos es increíble, con respuestas que apelan a lo emocional, lo cual es muy significativo. A la mayoría le molesta, y a muchos les duele. Eso sí, los que han cometido los ataques más virulentos, el doxxing, los intentos de hackeo, incluso, si me apuras, las campañas de odio y ataques ejercidos contra ciertos medios de comunicación y periodistas concretos, son, gracias al cielo, grupos de personas aisladas, pero la respuesta del público como mínimo es intentar obviar el tema. Ni se quiere estudiar el debate ni se quiere abrir ese espacio hasta ahora libre de problemas.

Igual que en tantos otros ámbitos empresariales, cuando tu producto puede acarrear un impacto negativo en la sociedad, hay que intervenir, apelar a la responsabilidad social. Esta irrupción de los estudios culturales en los videojuegos y la respuesta masiva de los usuarios atacando a las mujeres y sus pertinentes quejas evidencia la problemática, y no hacer nada, como industria, lo único que hace es perpetuar esta problemática.

“Muchos siguen en la edad de las cavernas”

Marina Amores, 'Blissy' | periodista, autora de 'Detrás del juego'

Es una situación pésima. A día de hoy y en la sociedad occidental no me cabe en la cabeza que pasen cosas así. Los videojuegos no tienen sexo, y es algo que nunca me cansaré de decir. Si realmente es una lucha territorial, muchos hombres no están más que demostrando que siguen en la edad de las cavernas. Y sí, el anonimato de internet ha permitido que mucha gente que en persona se callaría, en la red pase del troleo a las amenazas. A veces me imagino a estos acosadores encerrados en sus cuartos, sin vida social y viviendo de sus padres con una vida muy triste, porque si no es así no me explico este afán por meterte con otro/a de esta manera. Hay que educar, y con la era de internet más que nunca, para evitar que esto se propague con el tiempo.

“Se ha abierto una ventana a la lacra del machismo”

Santiago Bustamante | director de Fallo del Sistema (Radio 3)

Quiero creer que son manifestaciones aisladas del común de los gamers, pero, eso sí, conectadas con el típico sentimiento machista que desde la autoconciencia de la inferioridad intelectual se oculta en el anonimato de las redes sociales. En cuanto a Sarkeesian (especializada en señalar el tratamiento machista en los videojuegos), uno puede disentir de ciertos argumentos por forzados y maniqueos (yo lo hago), pero todo de forma civilizada y dentro de la libertad de expresión. Lo de amenazar, insultar, denigrar... en fin, es lamentable y de vergüenza ajena, la verdad.

No lo creo. Simplemente se ha abierto una ventana a la lacra del machismo que está ahí y que debe combatirse más desde nuestras instituciones, con la educación y con la propia reprimenda de todos los gamers a este tipo de comportamientos. Solemos cargar especialmente a la industria del videojuego con responsabilidades que no tiene, como estos casos que mencionas donde el machismo y la violencia verbal han proliferado desde el anonimato de las redes. Es un tema para reflexionar, cómo al videojuego se le exige más control que a otros sectores (música, literatura y cine), porque en ellos sí se entiende que la libertad de expresión es lo primero. ¿Y en el videojuego?

Tags relacionados: feminismo machismos Número 234
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

13

  • |
    Einsteini
    |
    28/01/2015 - 8:56am
    Hola a todos,  Soy un estudiante de historia de la universidad de Barcelona y una de mis asignaturas de segundo curso llamada género y historia esta destinada a explicar el concepto de género y como ha afectado este en la historiografía (producción histórica). Uno de los objetivos del curso es la realización de un trabajo donde describir el sistema de género que establece las relaciones entre hombres y mujeres en alguna realidad ya sea esta histórica o actual. En la clase han aparecido trabajos de todo tipo que estudiaban aspectos tan diversos como las relaciones de pareja o las princesas Disney. Mi trabajo lo he dedicado a la comunidad de jugadores on-line y quería agradecer a los que habéis trabajado en este artículo ya que me ha ayudado en mi trabajo. El trabajo está en catalán porque es mi lengua materna pero si queréis puedo traducirlo si os interesa leerlo. Y gracias otra vez.  Einsteni. 
  • |
    Alberto Cruzado Bahamonte
    |
    14/01/2015 - 10:59pm
    Principalmente dirigido al comentario de <strong><span rel="sioc:has_creator"><span class="username">blackgetter</span></span></strong>, Sarkeesian es una demagoga sobrevalorada por las lamentables amenazas que a sufrido (acto que encuentro especialmente despreciable, ya que no solo es pésimo ejemplo de civismo, sino de inteligencia, dándole la razón a tus contrincantes con una actuación imbécil) Dicho esto, considero que si bien es innegable lo bien que habla esa mujer, y sin duda atina en varios puntos dignos de verdadero debate o reforma, otros de sus argumentos son......burradas. Ella dijo en uno de sus vídeos de crítica a los videojuegos algo así como; un mundo ficticio o fantasioso no se considera aceptablemente realista si no incluye alguna forma de dominación a la mujer (dígaselo a la princesa Leia con Jabba el Hutt o cualquier club de Striptease futurista) mientras doblegan la realidad con maravillas mágicas o científicas a mogollón. Si, es cierto, muchas de esas franquicias lo tienen. Curiosamente, sin embargo, también se olvida de mencionar (esperemos que fuera por error y no para enfatizar la terrible crueldad masculina de la ficción que sostenga sus quejas) que todos esos mundos de fantasía o ciencia ficción poseen todos los elementos &quot;discutibles&quot; de nuestro mundo de hoy día: guerras, hambre, miseria, represión, ejecuciones, torturas, mutilaciones, enfermedades, asesinatos, crimen organizado, etc, dios, en la Venganza de los Sith, Darth Vader mata niños. Pero claro, como Sarkeesian va a ser democrática con toda la morralla y crueldad humana representable en la ficción, y demostrarnos, al mismo tiempo, y sin genero de dudas a los demás, de lo despreciable de la representación de la mujer sometida a sumisión en mundos fantásticos? Cuando alguien retuerza así los argumentos para servir a su posición, suele llamarse demagogia. O su argumento en esos videos en contra de la mujer siendo sometida a violencia de sexo en los videojuegos, y que la intervención del jugador pueda salvarla, considerándola irresponsable representación del drama real, porque esa ayuda no acude en los casos reales. Argumento muy, muy estúpido. Para empezar, me llama la atención que los juegos que tratan de representar el abuso a la mujer como violencia sin sentido, propia de brutos, dignos de ser castigados, fueron criticados por ella irresponsable, centrándose en la mujer indefensa, sin valorar la idea de que se anima al personaje masculino a despreciar al que abusa de la mujer (demagogia nuevamente, se olvida de lo bueno, y se centra en lo malo). Y volviendo a su idea del salvador que salva en situaciones de la vida real, que son en realidad dramáticas y muchas terminan en muerte (como son los abusos de sexo). Bueno, aplicando esa lógica suya con IGUALDAD, la próxima vez que juegue al Batman Arkham City dejaré que los civiles que reciben palizas de muerte por matones morir en la calle. Sarkeesian dice que los dramas de la vida real no deben poder ser solucionados en un mundo ficticio. dejaré de jugar y ver la tele, demasiadas películas se basan en personajes que intervienen en situaciones dramáticas de la vida real, y hacen algo por ayudar a la gente. Yo pensaba que eso daba un mensaje positivo a la gente. Pero Sarkeesian dice que no, que esta mal. Con esta disertación, solo quiero expresar que Sarkeesian no es nada del otro jueves. Es otra persona que dice burradas en Internet. Solo que ella las dice y adorna mejor, eso es innegable, y muchos zonzos se lo tragan sin pensar, aplaudiendo con las orejas un discurso basada principalmente en su habilidad para venderlo. Dicho esto, considero que la representación de personajes femeninos en juegos debe aumentar. Es solo simple lógica (son la mitad de la población mundial). Y son un recurso estilístico desaprovechado en muchos sectores del videojuego (Call of Duty, me gustas, pero incluye más tías, por dios). Pero debe ser de verdad, de corazón. Porque, para finalizar, lo único más molesto que no ver más innovación con personajes (lo que incluye utilizar mujeres en su diseño) es forzar la aparición de mujeres solo porque unas cuantas quejicas se quejan de que no están. Prefiero una peli o videojuego solo de hombres, pero sincera, bien hecha por su desarrollador, que ver una peli cutre porque se incluyen personajes femeninos forzados y tontos solo para satisfacer al feminismo cutre (El Hobbit y esa elfa salida de ninguna parte. Dios, como la odio, no tiene ningún sentido, ni personalidad. Solo entorpece el desarrollo de todos los demás personajes con quienes empareja el guión). Los videojuegos del futuro deben ser autenticos, y sus mujeres, deben estar porque tienen que estar, no porque alguien fuerce a que estén. Eso será la igualdad manifiesta. Por cierto &iquest;alguien podría decirme si Kardeesian a criticado Juego de Tronos, serie que se basa en buena medidas en cuantas tetas son capaces de poner por capítulo?
  • |
    chufo
    |
    26/11/2014 - 7:45pm
    "Es genial que te lo plantees y saques tus conclusiones personales basándote en... ¿un vídeo?" "Me resulta asqueroso y penoso que haya hombres con una falta de empatía tan enorme que afirmen con semejante rotundidad algo de lo que no tienen ni puta idea." No, no tengo ni idea, sólo llevo 30 y tantos años jugando a videojuegos y ni recuerdo a cuantas ferias y reuniones he ido. Y nunca he visto ningún maltrato a las mujeres, debe ser una casualidad. "pregunta a chicas que jueguen a RPGs, a chicas que jueguen con micro, a chicas que tengan algún blog de videojuegos, y que te cuenten qué respuesta y trato reciben por parte de la mayoría de hombres." Si eso es lo que estaba diciendo, me autocito: "El único machismo que hay en los videojuegos es el de los trolls que insultan por internet." Por cierto que eso de "la mayoría de hombres", vaya falta de empatía oye, generalizando cuando es obvio que la mayoría de hombres no son trolles de internet aficionados a insultar mujeres. ¿O sí? Güeno saludetes y que usted lo juegue bien.  
  • |
    chufa
    |
    26/11/2014 - 11:37am
    Es genial que te lo plantees y saques tus conclusiones personales basándote en... ¿un vídeo? Felicidades, ya puedes dormir tranquilo. Mientras tanto, en el mundo real, SÍ hay discriminación a las mujeres en este sector. Yo no tengo todas las estadísticas ni datos del mundo, pero sí una vagina, una afición por los videojuegos y 26 años de vida, y te puedo asegurar que existe discriminación porque lo he vivido. Me resulta asqueroso y penoso que haya hombres con una falta de empatía tan enorme que afirmen con semejante rotundidad algo de lo que no tienen ni puta idea. De verdad que me gustaría saber el motivo real de ese rechazo y esa negación de la realidad. Ponte por un momento en nuestra piel, pregunta a chicas que jueguen a RPGs, a chicas que jueguen con micro, a chicas que tengan algún blog de videojuegos, y que te cuenten qué respuesta y trato reciben por parte de la mayoría de hombres. O prueba a jugar durante un tiempo con un avatar y un nick que den a entender que eres una chica... y luego me cuentas. Incluso, si puedes, pregunta a alguna desarrolladora. Aunque me temo que, aunque preguntases, seguirías buscando alguna justificación o excusa absurda porque, claro, todo el mundo sabe el que mundo gira alrededor de tu ombligo. Hay mucho machismo en la sociedad española, y el sector de los videojuegos, tradicionalmente masculino, no se queda atrás en ese aspecto. ¿No hay discriminación? Vale, lo que tú digas. Me imagino que serás del tipo de personas que le dice a un depresivo que intente ser más optimista. ¡Qué vida tan cómoda!
  • |
    chufo
    |
    25/11/2014 - 1:09pm
    Hola chufa. Pues me lo he planteado, y mi conclusión es que no hay discriminación en esos sectores. El único machismo que hay en los videojuegos es el de los trolls que insultan por internet. Mira, una chica, española y todo, jugando contra el famoso Daigo Umehara: https://www.youtube.com/watch?v=ILXRInxdBQA ¿Tu ves discriminación? Se apunta, juega, la aplauden y punto. No sé que razones genéticas y ambientales habrá para que las chicas no sean ni el 1% de este tipo de jugadores, pero discriminación por género no.
  • |
    blackgetter
    |
    24/11/2014 - 4:54pm
    Nachopalomitas, te lo pedía Grijander. Yo tengo claro que la expansión de mercado que logró&nbsp;Nintendo con sus campañas para la ds y la Wii&nbsp;donde se abrió el abanico a las niñas, mujeres, gente mayor y jugadores sociales/familiares frente al imperante pero muy inferior en número&nbsp;hardcore&nbsp;enganchado a juegos clónicos de fantasías de poder masculino, fue lo que elevó un mercado que estaba a punto de irse al garete. De toda esa nueva gente &quot;casual&quot; han surgido también varios booms en los tablets y se ha perdido la desconfianza (lógica si vemos algunos de los comentarios) que alejaba a mucha gente &quot;de a pie&quot; al percibir que este mercado estaba copado por hombres&nbsp;nerds con problemas de autoestima. Sin todo esto muchas compañías se habrían hundido y a día de hoy solo tendríamos a un par haciendo una y otra vez el mismo triple A hasta que no les saliera rentable por público insuficiente.
  • |
    Nachopalomitas
    |
    24/11/2014 - 1:49pm
    Hola Blackgetter soy una de las autoras del reportaje, aquí tienes la fuente del 48%: http://www.theesa.com/facts/pdfs/ESA_EF_2014.pdf
  • |
    chufa
    |
    24/11/2014 - 1:37pm
    Hola, chufo: &iquest;No te has planteado que eso quizá sea una consecuencia del machismo de esos sectores? &iquest;No has pensado que es normal que haya menos mujeres en sectores que son &quot;tradicionalmente&quot; masculinos? &iquest;No se te ha ocurrido que si a muchas chicas ni se les ocurre meter la nariz en terrenos tales como los eSports es precisamente porque todo lo que rodea a esos mundillos está hecho por y para hombres? No es tan difícil darse cuenta de que el acceso a esos sectores es mucho más fácil para los hombres, de que son mucho mejor acogidos, de que se sienten mucho más a gusto y de que son mejor valorados. Cuando haya IGUALDAD, cuando sea NORMAL que haya chicas en los mundos que planteas, nos dará igual si interesan más o menos a mujeres u hombres. Estamos en el mismo bando pero, por favor, ejercitad la empatía un poco.
  • |
    Klaussius
    |
    24/11/2014 - 12:33pm
    Soy maestro de una hermandad (un grupo/comunidad dentro de un juego que comparten un&nbsp;chat y recursos del juego, además de quedar para limpiar el contenido) desde hace siete años de un afamado juego en línea con un alto contenido social y que creo que debería ser paradigma de juego muy aceptado (a la fecha más de 10.000.000 de jugadores de pago en todo el mundo), con alta presencia femenina y con una paridad más que aceptable entre chicas y chicos: hablo de&nbsp;World of Warcraft. Una de las cosas que más me gusta de mi hermandad, de mi servidor y de mi juego es precisamente que como comunidad acepta a cualquier persona rápidamente, independientemente de su sexo, y no sólo eso, sino que son bienvenidos a participar en cualquier evento de los que se organizan, sin pensar en ello. Jamás una chica en esta comunidad se ha sentido incómoda sin que intervenga un Maestro de Juego para poner las cosas en su sitio, previa queja del jugador, y me consta por otras hermandades en las que milito de otros servidores distintos al mío principal y por conocimiento directo de otras gamers&nbsp;que &nbsp;las chicas son tan guerreras o más que yo, y que además pueden ser mejores o peores, según su habilidad al teclado y ratón (o la latencia del servicio de Internet claro). En este juego en concreto hay mini-juegos catalogados &quot;de chica&quot; o &quot;de chico&quot; por la sociedad en general, como pueden ser capturar mascotas de compañía, conseguir objetos para cambiar el aspecto de tu personaje, construir tu castillo, domar tu montura, practicar Jugador contra Jugador, limpiar mazmorras... Y curiosamente, todo el mundo hace todo porque todo hijo de vecino en el juego quiere tenerlo todo, desde la mascota más mona hasta la espada / armadura más poderosa. Esto lleva a lo siguiente: <strong>hay que llevar la lucha de la mujer en el mundo gamer al DISEÑO mismo de los juegos, porque &nbsp;es dónde se pueden tomar las decisiones más eficaces</strong>, al modo que lo ha hecho Blizzard. - Incluir personajes no jugadores importantes de ambos géneros (líderes y villanos). - Evitar diseñar misiones &quot;salva a la aldeana indefensa&quot;, y si se incluyen tener cuidado y poner también de &quot;salva al aldeano indefenso&quot;. - Desterrar la&nbsp;hipersexualización&nbsp;de algunos atuendos (los famosos&nbsp;bikinis&nbsp;de placas). Con esto y con <strong>una política férrea de castigo a jugadores cuyo comportamiento sea inadecuado</strong>, fin del problema.
  • | |
    24/11/2014 - 12:00pm
    Los estudios que establecen que las mujeres son cerca del 50% de quienes juegan son ciertos si se incluye el lado "casual", partidas rapidas con el movil, juegos de navegador y cosas asi. En cuanto a horas jugadas a juegos "asperos", juegan mucho mas los hombres. Pero vamos, que eso no es ni bueno ni malo, aunque haya niñatos que desprecien lo "casual": cosas de gallitos adolescentes.
  • |
    blackgetter
    |
    24/11/2014 - 10:59am
    Sarkeesian&nbsp;clava los problemas tanto del videojuego como del cómic y el cine blockbuster, el problema es cuando los gamers en vez de vernos reflejados y avergonzarnos&nbsp;para afrontar el tema de forma constructiva y con valentía, nos escondemos en rabietas ridículas por miedo a que peligre el&nbsp;status quo del niño mimado que no hacen más que polarizar hasta el absurdo y empobrecer la variedad y madurez del medio.&nbsp;
  • |
    Grijander
    |
    23/11/2014 - 1:58pm
    Como gamer que soy desde mi infancia, me gustaría conocer las fuentes del estudio que afirma que el 48% de gamers son mujeres. En mi amplia experiencia he jugado a numerosos juegos online, y ciertamente la presencia de hombres superaba ampliamente a la de mujeres (a no ser que muchas de esas mujeres se hicieran pasar por hombres, claro está). No estoy tratando de poner en duda estos datos, pero sí que me habría gustado que ofrecieran la fuente para poder observar la clase de estudio que han realizado, el tamaño de la muestra y la zona en la que se ha realizado. Eso de lanzar porcentajes así sin más no me dice nada.
  • | |
    23/11/2014 - 1:20pm
    &iquest;Que hay tarados que insultan y amenazan? Pues sí. &iquest;Que los videojuegos son machistas? Pues mira, no. La Sarkeesian, sinceramente, me parece una estafadora que se ha hecho de oro pidiendo dinero para supuestas investigaciones, consistentes en ponerse delante de una cámara y delirar sobre el &quot;machismo&quot; de que Super Mario rescate a una princesita, y no una princesita a Super Mario. <strong><em>&quot;hardcore </em>se asocia a masculinidad y <em>casual </em>se asocia a feminidad, </strong>chicas jóvenes o mujeres de mediana edad.&quot; Pues es que es así estadísticamente, en un campeonato de videojuegos son casi todo hombres, mientras las mujeres tienden a jugar mucho menos &quot;en serio&quot;. &iquest;Y eso es malo? A mí me parece muy bien que tiendan a ser menos competitivas o que prefieran jugar 10 minutos a 8 horas seguidas. Lo mismo pasa en el ajedrez, que también debe ser machista.
  • Una joven juega con una videoconsola portátil.
    separador