Montoro niega la partida de 130 millones para el rescate de la Corporación
La crisis de RTVE arrastra a González-Echenique

Plante en la redacción de TVE por el tratamiento de la noticia. CGT en RTVE despide a González-Echenique criticando su política de salarios y de desmantelamiento de la producción propia.

25/09/14 · 16:56
Guillermo Fernández Vara en Los desayunos de RTVE. / Psoe Extremadura

Con una gélida nota, la web de RTVE anunciaba, horas después de producirse, la salida de Leopoldo González-Echenique como presidente de la Corporación RTVE. La web de la empresa pública aludía a la "limitación presupuestaria como consecuencia de la crisis económica" como telón de fondo del trabajo de González-Echenique en RTVE, pero no explicaba el motivo de la renuncia: la negativa del Ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro a aprobar una partida especial de 130 millones de euros para sanear las cuentas de la Corporación. Una promesa incumplida de rescate, que ha supuesto la salida de González Echenique, quien ha sido responsable de una bajada de sueldos cercana al 10% en el conjunto de la plantilla de RTVE. El tratamiento en el Telediario de la dimisión del presidente de la Corporación ha generado malestar en la redacción de Televisión Española, donde se ha llevado a cabo una asamblea improvisada "para denunciar la manipulación en los informativos".

No todas las voces han coincidido en exonerar a González-Echenique de la responsabilidad por la situación de crisis de RTVE. Desde el sindicato CGT en RTVE se recuerda que el exdirectivo, que procedía de NH hoteles, ha presentado las peores cuentas de la Corporación, agravadas por un plan inmobiliario "fracasado", que puede poner en peligro la capacidad de RTVE para la producción propia. El plan, que consistía en la venta de terrenos e inmuebles valorados en 200 millones de euros, ha sido diseñado por la consultora KPMG. Asimismo, CGT critica el paso por González-Echenique por la corporación en lo que ha supuesto de abandono de la producción propia en la programación y, en paralelo, escándalos de conflictos de intereses que en su día fueron denunciados por Diagonal, y que supusieron la cancelación del programa I+ y la denuncia de la firma de contratos con la empresa de un consejero. Precisamente, otras de las críticas a González-Echenique ha sido la contratación de directivos externos y mandos externos, así como no atender a las críticas al giro editorial de los informativos, de Julio Somoano.La boda real, la negativa a informar sobre los desahucios o, más recientemente, el tratamiento de la dimisión de Alberto Ruiz Gallardón, son algunas de las decisiones editoriales que han generado malestar y críticas por parte de la plantilla de la televisión pública.
 

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0