MInerva León y Antonio Moreno
miembros de la Red Creando Futuro
"Las jóvenes son más conscientes de que el futuro está en sus manos"

La Red Creando Futuro cumple una década educando a jóvenes en participación y trabajo en grupo.

, Redacción
15/04/14 · 8:00
Edición impresa
VI Encuentro de Educación para la Participación, en marzo de 2011, en la Escuela Popular La Prospe.

La Red de Educación para la Participación Juvenil Creando Futuro acompaña a jóvenes, de 13 a 20 años, para que desarrollen sus capacidades en el trabajo grupal, la acción colectiva y el análisis crítico. Cumplen diez años. Diagonal entrevista a sus miembros Minerva León y Antonio Moreno sobre la realidad de la participación juvenil a partir de su experiencia.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de participación juvenil o ciudadana?

Minerva León: hablamos de Participación, con mayúscula, cuando los jóvenes son capaces de conocerse, reconocerse, ser protagonistas de lo que está pasando en su vida y su entorno. Trabajar desde lo que son: personas que viven, sienten, piensan y son capaces de escribir su propia historia, incidiendo en transformaciones concretas.

La participación ha sido considerada por algunos autores como un fin instrumental, mientras que para otros es un medio. En este sentido, ¿participar en qué y para qué?

M.L.: Entendemos que participar es un proceso donde lo importante no es el fin. La pedagogía de la participación entiende el grupo como un elemento clave, en el que cada una de las personas aporta desde lo que es y aprende de los demás.

Hablamos de un concepto que generalmente está asociado a lo público. ¿Habría una traslación al ámbito privado?

M.L.: La educación en la participación es esencial en el desarrollo de niños, niñas y jóvenes. Creo que la educación formal no ha avanzado ni quiere avanzar en este sentido. No es interesante que los y las niñas elijan, sean capaces de autosugestionarse, tengan capacidad crítica y sean conscientes de lo que quieren. Eso supondría entender la educación y los centros cómo espacios abiertos a su contexto. Entendemos que lo privado también es público. Por ejemplo, podemos diseñar un tarde de juegos con tus hijas e hijos para llegar a consensos o podemos hacer la cena conjuntamente... pero, sobre todo, podemos escucharnos y sentirnos. La educación sentimental cobra especial relevancia. Ser capaces de identificar lo que nos sucede -rabia, miedo, alegría...- desde la infancia y trabajarlo educativamente.

¿Cómo ha sido la participación juvenil en el Estado en las últimas décadas? ¿Cuál es la situación actual?

M.L.: Se ha diseñado un modelo de políticas de juventud entendiendo a los y las jóvenes como consumidoras de actividades, donde lo importante era el hacer por encima del ser. Ahora este sistema se está desmantelando y no hay propuesta alternativa por parte de las instituciones. Las personas jóvenes han tomado conciencia, por el momento que estamos viviendo, de que quieren ser protagonistas de su vida, que quieren otro modelo y son más conscientes de que el futuro está también en sus manos.

Antonio Moreno: Todo ello frente a un modelo educativo y social que no considera la colaboración y el apoyo mutuo como aspectos prioritarios, que apuesta por la delegación y el individualismo. Existe una potente dualidad entre quienes asumen el modelo dominante y quienes están construyendo otras culturas de participación.

¿Qué puede aportar la educación para la participación juvenil en estos tiempos de redefinición del espacio de político?

A.M.: Está aportando procedimientos para que las personas jóvenes tengan mayor capacidad para construir desde abajo otro mundo en un proceso de aprendizaje permanente. Desde el estallido del 15M, han tomado conciencia y apostado por formas más horizontales, pero creemos que hace falta una mayor experiencia para adquirir las destrezas necesarias: trabajar en equipo, gestionar egos o conflictos, etc. Generar situaciones que puedan servir de aprendizaje personal y colectivo, y en la Red queremos acompañar ese proceso.

A veces estas iniciativas se concentran en espacios democráticos e informales, ¿es posible extenderlos a otras capas y espacios sociales? ¿Cuál es el posicionamiento institucional al respecto?

A.M.: Claro que sí. Entendemos la educación para y desde la participación como un enfoque de intervención, en espacios diversos. En el caso de la Red, nuestra propuesta se desarrolla en centros educativos, espacios juveniles municipales y entidades sociales. Sobre el posicionamiento institucional, no existe tanto en cuanto a la educación para la participación, pues no consideran este enfoque como parte de las políticas públicas. Lo que existe son procesos participados, centrados en planes y programas concretos, en el mejor de los casos. Esto cambiará, pues es insostenible un modelo democrático formal tal y como lo conocemos, frente a una ciudadanía capaz de generar iniciativas y soluciones propias.

¿Existe algún sesgo de género o de otro tipo en este campo? ¿Cómo los podemos abordar?

M.L.: En nuestra experiencia no existe un sesgo de género. Hay un trabajo muy importante para tomar conciencia de que vivimos dentro de estructuras patriarcales. Cobra especial relevancia en este aspecto el análisis de la violencia sexista en la que constantemente vivimos. Trabajar los sentimientos y hacerse conscientes de la violencia verbal, laboral, sexual... Construir otros modelos de relación basados en la igualdad.

A.M.: En términos generales participan más mujeres, pues el modelo patriarcal exige a los varones actitudes poco compatibles con el diálogo, la escucha, la colaboración o la expresión de sentimientos.

Se habla mucho de los beneficios de internet y las redes sociales para fomentar procesos democráticos y participados, ¿qué opináis?

M.L.: La personas jóvenes son nativos digitales. Están y viven en las redes. Pero el calor del encuentro es esencial para poner en marcha procesos participativos afectivos y efectivos. Las herramientas virtuales como complemento de los procesos presenciales son herramientas potentes que debemos utilizar y asaltar.

Tags relacionados: participación ciudadana
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto