PUEBLO ROM // LA UE ACEPTA EL MATRIMONIO GITANO
De ritos y leyes: 500 años de exclusión

La propuesta del Congreso de pedir perdón al pueblo gitano por la discriminación y el maltrato sufridos a lo largo de la historia devuelve a la actualidad una situación aún no superada.
Texto de Diego Ortega

07/01/10 · 0:00
Edición impresa
JPG - 107.1 KB
 
Foto: Elena Vidor

 

En diciembre de 2009 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos
(TEDH) hacía pública la sentencia
favorable a María Luisa Muñoz por
la que se reconocía la validez del
matrimonio gitano como rito de
unión entre dos personas y por tanto
el derecho, con carácter retroactivo,
a cobrar la pensión de viudedad.

El nudo de la causa giraba en
torno a la constitución de derechos
civiles a partir de ritos sin validez
jurídica en el Código Civil español.
Así, a pesar de la sentencia del
TEDH en la legislación española,
los matrimonios distintos al civil y
celebrados por otra clase de ritos
no producen efectos civiles, a excepción
de aquellos que tienen lugar
en alguna de las formas religiosas
aceptadas expresamente por el
Estado, y por tanto inscritos en el
registro civil. Según este planteamiento
jurídico, el matrimonio a través
del rito gitano sigue quedando
fuera del reconocimiento legal del
Estado español. Aunque María Luisa
Muñoz ha sido la primera que ha
llegado hasta el final, hay más gente
en la misma situación.

No es la primera vez que los rom
ven vulnerados sus derechos y costumbres.
Ya desde el siglo XVI los
gitanos en Europa comienzan a ser
perseguidos (Dieta de Augsburgo
en 1500) y en lo que se refiere al actual
Estado español entre 1499 y
1783 se aprobaron 102 medidas legales
en las que se les priva de ciertos
derechos legales y comunes, como
llevar a cabo sus propias fiestas
y ceremonias (la boda o hablar caló
entre otras). En la historia más reciente,
a pesar de los intentos de
Carlos III, la culminación de la Ley
de Vagos y Maleantes, primero, y
luego la Ley de Peligrosidad Social,
se aplicó de forma especial a los gitanos,
así como a algunos otros españoles,
por no tener un medio de
vida reconocido. De hecho, se
cuentan hasta 28 Pragmáticas Reales,
la primera la de Medina del
Campo en el año 1499, en contra
de los gitanos en España y varios
cientos de leyes de rango inferior.

Hasta el año 1978, con la entrada
en vigor de la Constitución, no se
les empezó a considerar como ciudadanos
de pleno derecho.

Petición de perdón

La intención de presentar un texto
en el Congreso en el que “se pedirá
perdón al pueblo gitano por todas
las situaciones de maltrato, discriminación
y vulneración” y en el
que se aboga por políticas inclusivas,
ya sea implícita o explícitamente,
plantea la idea de múltiples
ciudadanías que coexisten en el
mismo campo geopolítico. Este
texto, que se quiere presentar antes
de la celebración de la II Cumbre
Europea sobre la inclusión de
la población gitana, que tendrá lugar
en Córdoba el 8 de abril, no resuelve
la carencia del Tribunal
Constitucional de una interpretación
seria contra la discriminación
racial. Por lo tanto, sigue vigente la
idea de la existencia de ciudadanos
de primera, segunda y tercera
clase, cuyos problemas son meramente
socio-económicos y no legislativos,
como en el caso de
María Luisa Muñoz ‘La Nena’.


Europa se ceba con los gitanos: gobiernos de derecha y ataques ultras

Miquel Ramos // València

El asalto ultraderechista a las
instituciones europeas, así
como la presencia de partidos y
organizaciones de corte neofascista
que actúan con total
impunidad en países como
Eslovaquia, República Checa,
Hungría o Italia dibujan un
escenario difícil para las minorías.
Los gitanos se han convertido
en el chivo expiatorio de la
crisis económica y muchos
roms han decidido emigrar,
huyendo de las persecuciones
sistemáticas, a Estados Unidos,
Dinamarca o Canadá,
donde en un año se han tramitado
cerca de 1.500 solicitudes
de asilo. En Hungría, sólo
en 2009 han sido asesinados
ocho gitanos y existen grupos
violentos como la Guardia Húngara,
ilegalizada recientemente
por su carácter neonazi, y su
brazo político, Jobbik, que consiguió
el 15% de los votos en
las pasadas elecciones europeas
con un discurso muy beligerante
contra los gitanos.

Una de las reivindicaciones
que está llevando a cabo la
comunidad rom europea es la
protección de los gitanos de
Kosovo, perseguidos por los
ultranacionalistas kosovares,
que han forzado ya un gran
éxodo a base de torturas, violaciones
y desapariciones. Todo
ante la pasiva mirada de la
comunidad internacional que
tanto empeño puso en los
derechos de los kosovares.
El ultraderechista Partido Nacionalista
Checo convirtió el discurso
antigitano en el eje de su
campaña al Parlamento Europeo
afirmando que los gitanos, la
minoría mayoritaria del país, son
parásitos sociales y deben ser
devueltos a la India. Un informe
de 2005 elaborado por el defensor
del pueblo, independiente
del Gobierno checo, Otakar
Motejl, identificó docenas de
casos de esterilización forzosa
entre 1979 y 2001 realizados a
mujeres gitanas, una práctica
por la que el Gobierno checo
pidió perdón este mismo año.

Artículos relacionados en este número

_ [«Es momento de acabar con el tiempo de limosnas»->9780]

Tags relacionados: Número 117 Roms
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto