ANÁLISIS // LAS CONDENAS JUDICIALES NO SON SUFICIENTES SIN REPARACIONES
Las restricciones de la justicia internacional

Dadas las limitaciones de la Corte Penal Internacional, no deberían dejarse de
lado otras herramientas como la aplicación de la Justicia Universal.

06/05/10 · 0:00
Edición impresa

En julio de 1998, la firma
del Estatuto de Roma
(ER) dio lugar a la Corte
Penal Internacional, tribunal
permanente que nace con el
objetivo de poner fin a la impunidad
de los crímenes más atroces, y
de contribuir a prevenir nuevos
crímenes. Basándose en gran parte
en la jurisprudencia desarrollada
por los Tribunales Penales
Internacionales para la ex
Yugoslavia y Ruanda, condena un
amplio catálogo de crímenes de
género, lo que permitirá que la violencia
sufrida por las mujeres en
los conflictos sea juzgada, condenada
y reparada. Desde su entrada
en vigor en 2002, la Corte ha
imputado a varias personas por
delitos de esclavitud sexual como
crimen de guerra, o de violación
como lesa humanidad.

A pesar del avance que supone la
creación de una corte permanente
en la lucha contra la impunidad, tiene
grandes limitaciones. Carece de
competencia sobre los Estados que
no han firmado el ER y tampoco
puede ser eficaz sin una auténtica
voluntad política que no supedite la
justicia a otros intereses, algo que
aún está en entredicho.
Otra muestra de la importancia
de la voluntad política para que sea
posible hacer justicia, es el principio
de Justicia Universal. Este principio
permite que un tribunal nacional,
en España la Audiencia
Nacional (AN), juzgue crímenes de
derecho internacional que han
ocurrido en el territorio de otro
Estado, cuando este último no está
investigando de forma efectiva. El
año pasado España limitó de forma
drástica el alcance de este principio,
por los conflictos políticos
que le supuso una querella presentada
en la AN contra Israel. No obstante,
es importante no dar un paso
atrás en la lucha y seguir usando
estos espacios de justicia para
juzgar los crímenes de género. En
España los esfuerzos por enjuiciar
los crímenes de género en la AN
en base a la Justicia Universal se
iniciaron en el 2008, con el caso
Atenco, presentado por Women’s
Link Worldwide, y en la actualidad
estamos trabajando para que estos
crímenes sean investigados en
otros casos, como en el del genocidio
en Guatemala durante el conflicto
interno que sufrió el país durante
los años ‘80 y ‘90.

Es necesario promover también
el enjuiciamiento de los crímenes
cometidos contra las mujeres en
los tribunales nacionales. Ejemplo
de ello es el caso de Argentina,
que desde 2003 está juzgando a
los autores de los atroces crímenes
ocurridos durante la segunda
dictadura militar.
Una vez que estos crímenes sean
investigados y sus autores condenados,
debemos seguir adelante,
porque a pesar de las condenas, no
tendremos una auténtica justicia si
no se repara a las víctimas.

JPG - 118.1 KB
CONGO. Según Caddy Adzuba, en 14 años de guerra ha habido 5.000.000 muertes y unas 500.000 violaciones contabilizadas. Pim Ras /MSF

LUGARES DONDE SE USA LA VIOLENCIA SEXUAL COMO ARMA DE GUERRA

Congo

En 2009 se produjeron 1.100
violaciones cada mes con una
media de 36 violaciones diarias.
Más del 10% eran niños
de 10 años de edad o menos.
El número de hombres víctimas
de la violencia sexual
crece: en algunos lugares
puede representar el 10% de
las víctimas de esta violencia.

Somalia, Sudán
UNICEF y ACNUR han denunciado
que se están cometiendo
crímenes de guerra y crímenes
contra la humanidad diariamente,
entre los que se incluye la
violencia sexual y el reclutamiento
de menores. Mujeres
desplazadas internas han sido
víctimas de violaciones y otras
formas de violencia sexual.

Colombia
La cifra exacta de víctimas de la
violencia sexual es imposible de
determinar. Según Profamilia,
en 2005 más de 722.000
mujeres entre los 13 y los 49
años habían sido violadas una
o más veces, la mitad antes de
cumplir los 15 años. Cerca del
20% de las desplazadas huyeron
de la violencia sexual.

Sri Lanka
Grave situación en los campamentos
de desplazados internos
–las llamadas “aldeas de bienestar”,
establecidas y controladas
por el Gobierno para la población
Tamil desplazada– que
incluye hacinamiento y falta de
intimidad y que favorecen una
creciente violencia y abuso contra
las mujeres y las niñas.

Myanmar
El ejército del país utiliza la violación
como un arma en la guerra
contra las minorías étnicas para
demostrar su poder y castigar a
quienes lo enfrentan. En las últimas
dos décadas se han documentado
unos 2.000 casos de
abuso sexual, pero la cifra real
podría ser muy superior, dadas
las dificultades para denunciar.

Artículos relacionados:

-[Aumenta la violencia sexual en conflictos->10856]
-[La verdad como único camino para la reparación->10858]

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

CONGO. Según Caddy Adzuba, en 14 años de guerra ha habido 5.000.000 muertes y unas 500.000 violaciones contabilizadas. Pim Ras /MSF
CONGO. Según Caddy Adzuba, en 14 años de guerra ha habido 5.000.000 muertes y unas 500.000 violaciones contabilizadas. Pim Ras /MSF
separador

Tienda El Salto