Recortes de servicios salvo para la represión de la huelga
JPG - 57.3 KB
FOTO: Olmo Calvo

En la pasada jornada de huelga
(29M) se produjeron 176 detenciones
frente a las cien que se
realizaron en el año 2010
. Más
allá de lo cuantitativo, debe destacarse

19/04/12 · 11:49
Edición impresa
JPG - 57.3 KB
FOTO: Olmo Calvo

En la pasada jornada de huelga
(29M) se produjeron 176 detenciones
frente a las cien que se
realizaron en el año 2010
. Más
allá de lo cuantitativo, debe destacarse
lo cualitativo, tanto aquello
que mantiene en estos
momentos a personas en prisión
preventiva como la generación
de escenarios que tratan de
amparar una escalada de mayor
represión en esa y próximas jornadas
reivindicativas.

Hemos asistido a unos días previos
en los cuáles, pese a las presiones
en los centros de trabajo,
con abiertas advertencias de consecuencias
de despido por participar
en la huelga, y a las que se
suma la propia reforma laboral
objeto de la convocatoria de
huelga general, se ha generado
una sensación de violencia inminente
sobre las personas en el
día de la huelga
, que los propios
hechos han desmentido.

No obstante, dicho clima, que
durante días ha insistido en la
supuesta violencia de los piquetes
,
ha centrado la atención en
supuestos actos de fuerza contra
las cosas, preparando un paisaje
en el cual pudiera desarrollarse
una represión ajena a cualquier
país democrático y al ejercicio
del derecho de huelga.

Que no se proteja el ejercicio del
derecho de huelga, que no haya
actuación específica de la Inspección
de Trabajo, ni de la Fiscalía,
actuando frente a servicios mínimos
que se declaran abusivos de
forma reiterada, o frente a actuaciones
empresariales vulneradoras,
que no se vea una sola
actuación de los cuerpos y fuerzas
de seguridad del Estado
comprobando que los servicios
mínimos no se exceden vulnerando
el derecho de huelga del resto
de trabajadores, muestra nuestra
baja calidad democrática
, que
las instituciones no amparan el
ejercicio de los derechos fundamentales
y que la represión funciona
igualmente limitando y/o
no actuando frente a la vulneración
de derechos democráticos.

Respecto a las detenciones producidas,
hay que destacar y
denunciar que, como en otras
ocasiones, se utiliza la detención
como pena anticipada
, con indicios
tan endebles como la mera denuncia
de una persona en ese clima de
enfrentamiento que se ha pretendido
generar desde algunos sectores
mediáticos y políticos del partido
en el Gobierno y sin fundamento
que ampare éstas. Debe señalarse
también la innecesaria prolongación
temporal de éstas, sin diligencia
alguna que realizar que justifique
su excesiva duración
.

No cabe duda de que merece la
mayor atención la aplicación de la
prisión preventiva para detenidos
por su participación en los piquetes
,
lo que obviamente sitúa al
Ministerio Fiscal, ése que no acude
a los juicios por vulneración del
derecho de huelga, en la vanguardia
de un plan de castigo preconcebido
y organizado, instando prisión
preventiva, al menos, tanto para los
detenidos en Barcelona como en
Madrid, sin amparo jurídico, al producirse
frente a personas que están
identificadas, con domicilio y arraigo
personal, de las que no hay riesgo
alguno de fuga ni de reiteración
delictiva.

Los servicios públicos se recortan,
salvo los que enfrentan la contestación
social
, una propuesta nada
novedosa.

Artículos relacionados:

- [Órdago de Puig ante el auge de la protesta->18228]

- [La jornada de la violencia policial->18230]

Tags relacionados: Barcelona
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

FOTO: Olmo Calvo
FOTO: Olmo Calvo
separador

Tienda El Salto