OBJECION FISCAL 2012

La Objeción de Conciencia a los gastos militares u Objeción Fiscal consiste en negarse a pagar al Estado el dinero que destina a preparar y mantener el militarismo, y desviarlo a un destino alternativo que acredite su identificación con los objetivos de la campaña. Para ello, se debe hacer la declaración de la renta tal y como marca Hacienda, incluyendo la cantidad objetada en el apartado de deducciones y adjuntando el correspondiente justificante.

Esta documentación debe ser remitida al delegado de Hacienda junto con el manifiesto-tipo de la campaña.

16/04/12 · 17:30
Edición impresa

La Objeción de Conciencia a los gastos militares u Objeción Fiscal consiste en negarse a pagar al Estado el dinero que destina a preparar y mantener el militarismo, y desviarlo a un destino alternativo que acredite su identificación con los objetivos de la campaña. Para ello, se debe hacer la declaración de la renta tal y como marca Hacienda, incluyendo la cantidad objetada en el apartado de deducciones y adjuntando el correspondiente justificante.

Esta documentación debe ser remitida al delegado de Hacienda junto con el manifiesto-tipo de la campaña.

Un año más el periódico DIAGONAL pasa a formar parte de la objeción fiscal, como proyecto que se identifica con la construcción de mentalidades críticas hacia la militarización social. Para todos aquellos que deseen hacer la objeción fiscal apoyando a DIAGONAL los pasos a seguir son:

- Ingresar la cantidad a objetar (84 euros, en denuncia por los 84 países empobrecidos por la deuda externa) en la cuenta de la Asociación Punto y Coma (La Caixa 2100-4065-10-2200111082).

- Enviar una copia del recibo y un manifiesto-tipo al delegado de Hacienda junto con el resto de la documentación.

Desobedece a las guerras en tu declaración de la renta

#¿NOMBRE?

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    anónima
    |
    18/06/2012 - 4:09pm
    Pues me parece una iniciativa estupenda, pero se queda corta. ¿Para objetar a la pasta que se le da a la Iglesia aunque una no marque la casilla correspondiente en el impreso de Hacienda; la que se da a la CEOE, a los sindicatos, a las ONG, a esas asociaciones "kulturales" en las que casi todos son medio analfabetos funcionales, las subvenciones a empresas "alimentarias" que se dedican al genocidio carnívoro, o el dinero con que se paga la guardería pública a la que mi hijo no tiene derecho pero los de los inmigrantes sí, qué hay que hacer?
  • separador

    Tienda El Salto