TERRITORIO DIAGONAL
L’Arcu La Vieya y Cambalache, núcleos de los movimientos sociales en Oviedo

La tienda de comercio justo L´Arcu la Vieya y la librería asociativa Cambalache, puntos de distribución de DIAGONAL, son mucho más que proyectos de economía alternativa. Sus locales son lugar de encuentro indispensable para buena parte del tejido asociativo ovetense.

03/01/11 · 11:17
Edición impresa

L´ARCU LA VIEYA

Si las paredes multicolores hablasen, tendrían una larga historia que contar. Desde que en 1998 L´ Arcu la Vieya ( El Arco Iris, en asturianu) abrió sus puertas en Uviéu han pasado por este local social decenas de colectivos. Desde la Plataforma de Solidaridad con Chiapas, la Asamblea contra el TAV y el Movimiento Antiglobalización, hasta las feministas Malas y Perversas o la Coordinadora Antifascista. Todos ellos han encontrado en este espacio un local donde reunirse y realizar actividades.

Cientos de asambleas, debates, encuentros, proyecciones, comidas, sestaferias (jornadas de trabajo colectivo), etc. han tenido lugar bajo la enorme tela de araña que cubre todo el techo del local. Allí se pintan pancartas, se fabrican muebles de cartón, se cuelgan exposiciones, se intercambian semillas autóctonas, se lee DIAGONAL y otras publicaciones alternativas y, sobre todo, se toma café. Mucho café con panela escuchando Radio Sele o Radio QK y charlando de todo un poco.

Este local se mantiene económicamente gracias a la tienda de comercio justo y de productos agroecológicos con la que comparte espacio. En la tienda se encuentran productos de primera necesidad, alimentación, productos de higiene y ropa de segunda mano así como materiales de colectivos, una pequeña librería y artesanía local. Su intención es “promover el comercio justo desde una perspectiva transformadora y anticapitalista, lidiando con todas las contradicciones que ello conlleva”, explica Íñigo González, miembro de la asamblea. “El comercio justo, tal como lo entendemos, implica el desarrollo de condiciones de trabajo dignas, de respeto al medio ambiente, de relaciones de igualdad entre los sexos, en todos los procesos que van desde la producción hasta el consumo. Por ello mantenemos contacto con las cooperativas productoras para conocer sus dinámicas de trabajo, también llevamos a cabo la tarea de concienciación hacia un consumo responsable con talleres en centros educativos y en la propia tienda, y mantenemos un puesto de trabajo a tiempo parcial en la tienda”.

L´ Arcu la Vieya aboga por un funcionamiento horizontal, no recibe subvenciones y se gestiona mediante una asamblea abierta. La asamblea gestiona los recursos del local, la biblioteca, la filmoteca, y la recién estrenada “cosateca”, para el intercambio de todas aquellas cosas que la gente ya no utiliza pero que no hay por qué desechar. “La forma de funcionamiento abierto ha permitido la continuidad del proyecto durante los 12 años que lleva en marcha. Durante este tiempo muchas son las personas que han tirado de él aportando ideas y trabajo”, afirma González.

JPG - 187.7 KB
Local de L’Arcu La Vieya.

LOCAL CAMBALACHE

El local Cambalache es otro de los proyectos de economía alternativa que distribuyen DIAGONAL. El proyecto se sostiene, en este caso, gracias a las ventas de su librería, a la editorial, a las cuotas de las personas asociadas y, en menor medida, al grupo de consumo, uno de los mayores de Asturies.

Muy diferente en su apariencia –paredes despejadas, espacios diáfanos– pero muy similar en sus contenidos a L’ Arcu La Vieya, Cambalache fue abierto en 2003 por un grupo de ex estudiantes de la universidad que se lo pensaron dos veces antes de meterse en un mercado de trabajo cruel y despiadado. Estos y estas jóvenes emprendedores se propusieron crear un un lugar de encuentro para la educación popular y el aprendizaje colectivo. En sus comienzos consiguieron mantener económicamente el local gracias a un servicio de fisioterapia que alivió pinzamientos y contracturas de buena parte de sus allegados.

Tres líneas de trabajo fueron las que centraron el proyecto: inmigración, feminismo y agroecología, cada una de las cuales desarrolló actividades propias. Además se llevaron a cabo actividades paralelas estables como las de los grupos de teatro, yoga o fotografía. Cambalache se convirtió en lugar de referencia para las charlas organizadas por otros colectivos al tiempo que se hacían exposiciones de artes plásticas y se ponía en marcha la filmoteca.

Con el paso del tiempo el proyecto ha ido evolucionando. Se sustituyó el servicio de fisioterapia por una nutrida librería que pasó a ser la principal fuente de financiación, aunque no la única. Comenzó la edición de libros, se publicaron materiales elaborados por los grupos de trabajo sobre inmigración, mundo rural, economía, urbanismo, libros infantiles, de poesía y la revista feminista La Madeja, de reciente aparición. Del grupo de agroecología surgió un grupo de consumo de productos agroecológicos que, a día de hoy, es uno de los mayores de Asturies. El objetivo es doble: apoyar la producción local de alimentos ecológicos y promover la alimentación sana y asequible entre los urbanitas.

Eva Martínez, integrante de Cambalache, explica que “el local se gestiona a través de una asamblea abierta mensual; luego cada grupo de trabajo tiene reuniones semanales propias. Las personas que estamos contratadas (tres a media jornada en este momento) participamos del grupo de coordinación que lleva los temas más técnicos”. Cada persona puede implicarse en los temas en los que esté más interesada, aunque también hay actividades comunes, como las fiestas y, por supuesto,... ¡las jornadas de limpieza!

JPG - 199.4 KB
Local de Cambalache.

- Consulta los puntos de venta de DIAGONAL en [Asturies->2111]

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto