TERRITORIO DIAGONAL
Barrio, cultura y solidaridad en Valencia

En un ambiente marcado por la especulación urbanística al servicio de los que más tienen, la actividad de la ultraderecha y una alcaldesa llamada Rita Barberá que gobierna con mano de hierro desde hace 19 años, diversas entidades siguen manteniendo su discurso y prácticas críticas y solidarias.

25/10/10 · 12:49
Edición impresa

27 años de solidaridad internacional

- Barberá llevará 19 años mandando en Valencia, pero Sodepau del País Valencià lleva ocho más impulsando la solidaridad internacional desde allí. Fue en 1983 cuando esta organización, vinculada con otras de mismo nombre como Sodepaz o Sodepau Catalunya, se dio a conocer en la ciudad con el envío del “Barco por la Paz para América Central”. Hoy en día esta zona ya no está tan agitada como entonces, cuando el imperialismo estadounidense intentaba aplacar los movimientos insurgentes, pero Sodepau ha mantenido el contacto durante todo este tiempo, y además lo ha ampliado a otros países como México, Venezuela o Marruecos. Según señala Pep Aguado a DIAGONAL, las organizaciones que actúan como contrapartes en el Sur “aspiran a formas de control auténticamente democráticas de las instituciones de sus respectivos Estados”.

Sodepau no se queda sólo en apoyar a las organizaciones populares de otros lugares, sino que trata también de incidir en su entorno. En este sentido, dos son los ejes de trabajo: por un lado, formación y sensibilización, y, por otro, el consumo responsable. En cuanto al primero, reflejado en los últimos talleres realizados sobre cooperación y decrecimiento, Aguado indica que pretenden “promover una ciudadanía dispuesta a luchar para que los derechos fundamentales de las personas prevalezcan siempre sobre los intereses de las corporaciones empresariales y los grupos de poder”. El reflejo práctico de la apuesta por el consumo responsable es la tienda de comercio justo que Sodepau mantiene en el centro de Valencia, relacionada desde 2007 con una cooperativa de consumidores de productos ecológicos.

La actividad de Sodepau País Valencià se vincula con otras iniciativas a través de redes como el Fórum Alternatiu de la Inmigració o la Plataforma pels Drets Socials.

Cultura desde Benimaclet

La Librería Primado es, según su responsable Miguel Morata, “un centro reconocido por la izquierda política y la alternativa”. Situada en el barrio popular y antiguo pueblo Benimaclet, comenzó su andadura en junio de 1987 y diez años más tarde Morata la orientó hacia los movimientos sociales que colaboran con ella, como Ràdio Klara o Salvem el Cabanyal.

Primado, que ya distribuía Molotov, predecesor de DIAGONAL, tiene como tarea principal la difusión, comenta Morata, de publicaciones de “editoriales ‘menos promocionadas’ pero de un carácter claramente crítico como Virus, Catarata, Icaria, Hiru y un largo etcétera”. Morata añade: “Lamentablemente no puedo prescindir de la facturación de otras editoriales que ofrecen best-sellers, por lo que además tengo que atender sus servicios abusivos de novedades”.

La Librería Primado, que ahora mismo está embarcada en la publicación de un libro junto al poeta Víktor Gómez, cuenta con un amplio programa de charlas y conferencias con voces tan destacadas como Carlos Taibo o Belén Gopegui. Esta actividad ha costado algún disgusto a Morata, quien recuerda un ejemplo: “Con motivo de la visita del papa Ratzinger, un grupo de beatos intolerantes me llenaron la fachada de huevos, pues ante mi negativa a colgar la bandera del Vaticano no se resignaban a dejar de adornar la roja fachada”.

De, por y para el barrio

Al igual que las dos entidades ya mencionadas, la Koordinadora de Kolectivos del Parke Alcosa tiene mucha historia: 24 años cumplirá el próximo diciembre. Nadie mejor que ellos para describir su entorno: “El Parque Alcosa es una población en forma de barrio dormitorio, situado a 8 km. al sur de la ciudad de Valencia y a dos del municipio de Alfafar. Desde que se creó allá por los años ‘60 ha tenido los problemas típicos de estos núcleos urbanos: carencia de tejido productivo, desempleo, falta de servicios y fractura social entre un sector de su población en procesos de empobrecimiento y exclusión y otro que, digamos, no se ha notado tanto: hasta ahora sus dificultades son para llegar a final de mes y pagar las letras de aquellos productos que le hacen sentirse mejor y diferente a algunos de sus vecinos”.

A lo largo de su trayectoria, la Koordinadora se ha convertido en una referencia para la organización social de la zona y ha conseguido arrancar pequeñas victorias frente a las administraciones locales. Desde finales de 2007 hasta principios de 2009, se llevó a cabo un proceso de asambleas barriales que culminaron en un “plan de medidas de urgencia” que incluye reivindicaciones respecto a sus principales preocupaciones, como la vivienda, la falta de espacios sociales o el ocio. Desde entonces se inició un proceso de lucha que llega hasta las movilizaciones de finales de septiembre de 2010. Un repaso a las acciones durante la navidad de 2009 muestra la imaginación de la que hace gala la Koordinadora: desnudo “semi-integral” delante del Ayuntamiento, además de regalos (de juguetes a niños y niñas, y de carbón al alcalde de Alfafar Emilio Muñoz) con motivo de la llegada de los Reyes Magos.

Consulta los puntos de venta de DIAGONAL en Valencia.

JPG - 198.9 KB
Tienda de comercio justo de Sodepau.
JPG - 216.4 KB
Protesta callejera organizada por la Koordinadora de Kolectivos del Parke Alcosa.
Tags relacionados: Valencia Consumo responsable
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto