La sección salmón de Diagonal... tenía que ser contracorriente

El Salmón Contracorriente se estrena en el nº 275-276 de Diagonal con un suplemento especial de 8 páginas de economía crítica y social.

21/07/16 · 10:26

El número doble 275-276 de Diagonal que sacamos para este verano incluye una colaboración que nos hace especial ilusión: un suplemento especial de economía crítica y social a cargo de El Salmón Contracorriente, nuestro medio de comunicación preferido cuando lo que buscamos es una perspectiva contracorriente de la economía. De esta manera consumamos en el papel lo que en la práctica sucede desde hace tiempo, puesto que ya compartimos contenidos en nuestra web y un espacio común en la redacción de Diagonal.

Compartir recursos, nociones comunes, saberes, contenidos… son prácticas que fortalecen nuestra apuesta común por la soberanía informativa y que nos diferencian de los medios convencionales. Cooperar y no competir se vuelve una obligación para medios en los que las formas importan tanto como los fines y es un principio que da sentido al trabajo periodístico que desempeñamos.

Con esta nueva experiencia de periodismo cooperativo, El Salmón Contracorriente se suma a la larga lista de medios amigos con los que hemos tejido alianzas de todo tipo en los casi 12 años de vida de Diagonal, algo que hace que nos sintamos orgullosas y terriblemente afortunadas. Al igual que hicimos con Pikara Magazine en la boda del periodismo comprometido que celebramos el pasado mes por todo lo alto, queremos que esta experiencia sea un punto de partida para seguir caminando juntas y contribuyendo en equipo a la construcción de un periodismo honesto y comprometido.Y es que, como dicen nuestras compañeras argentinas de Lavaca, “de eso hablamos cuando hablamos de periodismo: de encuentro”. 

Ocho páginas de economía crítica y social 

En el suplemento de economía crítica y social del número doble de verano de Diagonal, las compañeras de El Salmón Contracorriente abordan el negocio redondo que implica para las grandes corporaciones el afán de nuestros políticos de convertir el viejo continente en una auténtica fortaleza impenetrable, desde el despliegue de las vallas hasta la limpieza de la sangre que provocan en los seres humanos que simplemente buscan una nueva oportunidad en Europa. También hablan de las alternativas, cada vez más reales, que representan los grupos de consumo en nuestro territorio y recogen una selección de eufemismos claves para entender cómo el mundo neoliberal nos quiere vender el TTIP. Todo eso, con infografías, ilustraciones y mucho más.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Boletín