Desobedece a las guerras en tu declaración de la renta
Campaña de Objeción Fiscal al Gasto Militar 2016

Un año más te animamos a participar en la campaña de Objeción Fiscal al Gasto Militar apoyando a Diagonal o a cualquier otro proyecto con fines sociales.

28/04/16 · 9:46

Un año más el Estado no falla y recurre al viejo truco de camuflar sus inversiones militares entre las partidas de otros ministerios para esconder a la opinión pública el gasto militar real. Por suerte, contamos con una tradición de colectivos antimilitaristas que cada año se encargan de aclarar lo que en realidad se hace con nuestros impuestos. Es así como descubrimos que el Ministerio de Defensa se ha gastado 17.465 millones de euros, un importe tres veces superior al presentado en los Presupuestos Generales de 2015, o que el 81,49% de los gastos militares se esconden en 12 de los 13 ministerios, según datos del colectivo Utopía Contagiosa

Entre las partidas que han añadido posteriormente y lo que no nos ha contado, este último año ha gastado un 121% más de lo presupuestado inicialmente, lo que viene a ser el equivalente al 1,57% del PIB previsto para 2016 o el 4% del total de los Presupuestos Generales. Un gasto diario de 47,8 millones que, dividido por el número de habitantes, asciende a 376 euros según el último informe publicado por el Centre Delàs. Y esto sin contar lo que se gastó en control social. Si además sumamos su inversión en cárceles y policías, la cifra asciende a 33.366,95 millones de euros, unos 718,76 euros por persona

Para denunciar esta práctica habitual y concienciar a la sociedad de la necesidad de reducir los gastos militares, cada año por estas fechas se pone en marcha la campaña de Objeción Fiscal al Gasto Militar. La OFGM es una campaña de desobediencia pacífica que se celebra desde 1982. Consiste en negarte a colaborar con el Estado en los gastos de preparación de guerras y mantenimiento de la estructura militar, desobedeciendo activamente en el momento de realizar la declaración de la renta. Técnicamente, consiste en aprovechar la declaración del IRPF para desviar una parte de tus impuestos a un proyecto con fines sociales. 

De esta manera denunciamos de forma colectiva y pacífica que parte del dinero recaudado con nuestros impuestos se destine a fines militares, y contribuimos a hacer realidad proyectos que permiten seguir trabajando por una sociedad más justa y equitativa.

¿Quién puede objetar?

Cualquier persona puede objetar, esté o no trabajando, y es igual si la declaración te sale a pagar o a devolver. El único requisito es no haber confirmado el borrador de la declaración.

¿Qué cantidad puedes objetar?

Cada persona es libre de decidir qué cantidad quiere objetar. Tradicionalmente el movimiento antimilitarista suele proponer la cantidad resultante de dividir el gasto militar total entre el nº de habitantes (este año serían 718,76 euros) o bien la cifra simbólica de 84 euros en referencia a los 84 países más empobrecidos del Planeta. En cualquier caso, la última decisión es tuya. 
Para todos aquellos que deseen hacer la objeción fiscal apoyando a Diagonal los pasos a seguir son:

¿Quieres apoyar a Diagonal?

1. Ingresa la cantidad que quieras objetar en la cuenta de la Asociación Punto y Coma (Caja Laboral ES3035-0376-15-3760005841).
2. Adjunta a tu declaración un justificante del ingreso a Diagonal o quédate con un recibo.
3. Justifica.
Por escrito. Tacha una de las casillas no utilizadas del apartado de "Retenciones y demás pagos a cuenta" (por rendimiento del trabajo, por rendimientos del capital mobiliario, por aplicaciones del régimen especial de atribución de rentas, etc.), y escribe encima "por objeción fiscal a los gastos militares" y el importe objetado.
Por internet. Incluye la objeción en alguno de los apartados en los que la deducción de la cantidad global se fija en "tanto por ciento".
4. Envía una carta al director o directora de la Agencia Tributaria de tu localidad alegando los motivos de tu Objeción a los Gastos Militares. Comunica el total del dinero desviado y el proyecto social que has escogido como alternativa al gasto militar.

Breve guía para realizar la objeción fiscal 

La objeción fiscal se concreta en el momento de rellenar el impreso que facilita la Agencia Tributaria para hacer la Declaración de la Renta. Lo mejor es hacer la declaración de renta ordinaria o simplificada y no la hoja de devolución rápida. Se puede hacer a mano, con la ayuda del programa informático de la Agencia Tributaria, de una caja de ahorros o banco, o incluso pedírselo a un gestor (informándole previamente sobre esta web).
Es importante dejar constancia de la demanda al Estado para que reconozca nuestra objeción, como derecho de las personas, y proceda por tanto a retirar de los presupuestos militares la parte correspondiente de nuestra cuota.

Rellenar la declaración

Para rellenar la declaración puedes apoyarte en este tutorial del Grupo Antimilitarista Tortuga, que te informará de todos los pasos a seguir.

Si no deseas esperar a la aceptación por Hacienda para hacer efectiva tu objeción, ingresa primero la cantidad de tu Objeción Fiscal en el proyecto que hayas elegido. Recuerda que estás optando por la desobediencia civil: no es necesario que el ingreso se haya realizado en el ejercicio de la declaración, aunque esa sea la norma para las "deducciones” reguladas.
Pide dos recibos: adjuntarás a tu declaración uno de los justificantes del ingreso al proyecto social y alternativo que escojas. Si no, al menos quédate con una fotocopia del recibo.

Hacemos nuestra declaración hasta llegar a la casilla "Cuota resultante de la autoliquidación", que indica los impuestos que habríamos de pagar a Hacienda. De optar por la objeción porcentual, sobre esta cantidad se calculará más adelante el porcentaje de nuestra objeción.

Tachas una de las casillas no utilizadas del apartado de "Retenciones y demás pagos a cuenta (por rendimientos del trabajo, por rendimientos del capital mobiliario, por aplicación del régimen especial de atribución de rentas, por ganancias patrimoniales incluidos premios, etc...)", que viene a continuación, escribiendo encima "por objeción fiscal a los gastos militares" y el importe objetado, y sigue el cálculo hasta el final.

Concretando: un caso práctico

Hacemos nuestra declaración hasta llegar a la casilla 737 "Cuota resultante de la autoliquidación" que indica los impuestos que deberemos pagar a Hacienda. Calculamos el 12,04% de esta cantidad o una cantidad fija si aceptamos la propuesta de la campaña. No obstante, se deja libertad para que cada una elija libremente.

Introducimos la cifra resultante en una casilla de las de retenciones que no vayamos a usar (este año recomendamos la casilla 543). Una vez rellenado el impreso tacharemos el concepto y pondremos encima "por objeción al gasto militar".

Acabamos de hacer nuestra declaración normalmente. En caso de que la declaración nos saliera positiva, a los ojos de Hacienda estaremos pagando menos de lo que nos toca. En caso de que nos saliera negativa, según Hacienda estaremos pidiendo que nos devuelvan más de lo que nos correspondería.

En el siguiente gráfico se ve como hacer la Objeción en los impresos. Representa un ejemplo de declaración negativa en el que el cálculo de lo que nos tocaría pagar según el estado -la cuota líquida- son 1.000 euros, y lo que ya hemos pagado a Hacienda son 1.100 euros. Si no hiciéramos la objeción fiscal nos devolverían 100 euros, que es lo que hemos pagado de más durante el año. Pero como utilizamos una casilla inútil como la del Plan Prever, para añadir la cantidad objetada, el total de retenciones se incrementa, y por lo tanto ahora nos devolverían más dinero del que nos tocaría:

Comunica tu decisión de objetar

Es imprescindible que adjuntes también una carta dirigida al Director o Directora de la Agencia Tributaria de tu localidad alegando los motivos de tu objeción a los gastos militares; en ella le comunicas el total del dinero desviado y el proyecto social que has escogido como alternativo al gasto militar. En todo caso, existen varios modelos de carta disponibles, dependiendo del tipo de Objeción Fiscal realizada. En la sección correspondiente de esta misma web tienes dos, a modo de ejemplo, (una de ellas para la cuota líquida cero) que puedes modificar según tu criterio personal. 

También es imprescindible que rellenes una encuesta con tus datos básicos y los de la objeción realizada y nos la hagas llegar: la puedes encontrar en la misma web

Recuerda: aunque la declaración te salga a pagar, a devolver o de cuota líquida cero, e incluso sin obligación de declarar, siempre te puedes declarar persona objetora fiscal. No se trata en este caso de algo simbólico, es una acción práctica de denuncia directa, personal y colectiva del gasto militar. Contribuye efectivamente a un debate público urgente sobre la necesidad de derivar los presupuestos militares hacia fines sociales (vivienda, educación, sanidad, cultura, etc).

www.diagonalperiodico.net

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0