Transparencia
Lo que muestran las cuentas de Diagonal

Las suscripciones suponen más del 66% de los ingresos del medio, una forma de que la independencia sea para 'Diagonal' mucho más que un eslogan.

09/02/16 · 14:46

“Información libre e independiente”, “Un proyecto independiente”, “Diario digital, plural, libre, indomable, tuyo”, “Información independiente y útil”, “Periódico semanal independiente”, “Diario independiente de la mañana”...

Independencia. Esa parece la palabra de moda entre los proyectos periodísticos al margen de su filiación política o forma de financiación.

En Diagonal no pretendemos ser originales en esto. Sí, por supuesto, en la forma de asegurar esa independencia. Desde que nacimos apostamos por ser libres y no tener ninguna atadura económica ni política. Más de diez años después podemos decir que lo hemos conseguido.

Si la mayoría de nuestro presupuesto saliera de publicidad de grandes empresas sabemos –porque ha pasado y pasa a diario– que tarde o temprano se notaría. Por eso, hace una década decidimos no admitir publicidad de grandes empresas ni multinacionales y centrarnos en anunciar y promover iniciativas de la economía social y solidaria. Sin depender de ningún partido, sindicato o grupo mediático, antes del lanzamiento nos preguntaban con incredulidad: “Y entonces, ¿cómo lo vais a mantener?”. Nuestra apuesta fue clara: con las suscripciones.
 

 

Diez años después, las suscripciones suponen el 66,2% de los ingresos, mientras que la publicidad apenas un 7%. Una cifra todavía muy por debajo del tope del 20% que nos fijamos en 2005. Pese a las precariedades, las jornadas de 12 horas y unos sueldos de 800 euros netos, hemos conseguido cerrar el año con un superávit de 300 euros, después de varios años de pérdidas y de una llamada de socorro en 2013 en forma de crowdfunding.

Esta relativa estabilidad en el presupuesto tiene trampa: hubiera resultado impensable sin las cientos de personas que han colaborado, sin recibir remuneración alguna, con textos, fotos, ilustraciones, corrección, traducciones, en la difusión o en la distribución... Empezar a pagar estas colaboraciones es uno de los desafíos que nos planteamos para este año.

Los salarios, el principal gasto

Con respecto a los gastos, la mayoría se destinan al pago de salarios, concretamente el 47,2%, una partida que ha crecido con la incorporación de nuevas personas a la plantilla –formada por 10 personas a jornada completa y seis a media jornada–, y con el aumento de sueldo de 700 a 800 euros al mes. Un sueldo todavía muy precario, pero, por lo menos, igualitario. Otra gran apuesta es la igualdad salarial: todas las personas en Diagonal reciben el mismo salario al margen de la tarea que desempeñen.

Los gastos relacionados con la impresión del quincenal representan el otro gran bloque, con un 39% de los gastos, entre imprenta y distribución. En nuestra apuesta por la economía social y por reducir el impacto ecológico de un medio que cuenta con una edición en papel, el 40% de las suscripciones se reparte en bicicleta. En Madrid, Sevilla, Zaragoza, Barcelona, Valencia, Bilbao, Donosti / San Sebastián, Santander y Burgos pequeñas cooperativas se encargan de llevar los periódicos a los buzones. De hecho, es probable que, si estás suscrito o suscrita, en alguna de estas ciudades le pongas cara a esas manos que cada jueves te entregan tu Diagonal.

Todas las personas en Diagonal tienen el mismo salario al margen de la tarea que desempeñen

Éstas son están nuestras cuentas, una maraña de cifras que no terminan de explicar cómo es posible que el proyecto de estas características siga existiendo después de diez años, que salga a la calle cada 15 días y su web se actualice varias veces por día. Esto sería impensable sin los suscriptores, los colaboradores, las cientos de personas que cada día nos apoyan con mensajes, gestos de cariño y un potente colectivo editor de más de 30 personas que comparte algo que va más allá de un proyecto comunicativo: una forma de ver y estar en el mundo. Es la comunidad de Diagonal.

2016 es un año de cambios y apuestas y en este camino, gracia a ti, seguimos apostando por nuestra independencia.  
 

Tags relacionados: periodismo economía social
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    Anónima
    |
    13/02/2016 - 4:14pm
    Me consta de primera mano que la plantilla cobra y cotiza a la SS. Lo que no se conseguido pagar todavía son las colaboraciones de los artículos/fotos/etc.