ENTREVISTA A KONTXI GÓMEZ Y LOREA URETA, INTEGRANTES DE ATH-ELE
“Las trabajadoras del hogar necesitan más apoyo”

Etxe Barrukoak, la
Asociación de Trabajadoras
de Hogar de Bizkaia
, lleva
trabajando 25 años por los
derechos de las personas
que trabajan en este
sector. Entrevistamos a dos
de sus portavoces.

04/10/10 · 13:23
Edición impresa

DIAGONAL: ¿Cómo ha caído la reforma
del mercado de trabajo en
vuestra asociación?

KONTXI GÓMEZ Y LOREA
URETA:
La reforma en general se
refiere al recorte de derechos del
Estatuto de los Trabajadores que
las trabajadoras domésticas no
tienen. Por poner un solo ejemplo,
en este sector la indemnización
por despido
no es de 45 ni de
33 días, es de 7 días por año. El
PSOE introdujo en el Senado una
enmienda que ha vendido como
una mejora para las trabajadoras
domésticas, que es que no puedan
cobrar menos del salario mínimo
interprofesional en metálico.
Nosotras decimos que es falso
que se les reconozca el salario mínimo,
porque no han dicho claramente
que sea el anual de 14 pagas
,
con lo que seguiremos teniendo que aguantar que los jueces
interpreten que las empleadas
de hogar sólo tienen 13 pagas
anuales, como hasta ahora. Además,
sigue sin reconocérseles el salario
mínimo por todas las horas
trabajadas, en la medida en que sigue
siendo legal el llamado “tiempo
de presencia” no retribuido.

D.: Tras las lagunas de la reforma del
Estatuto de los Trabajadores, ¿cuáles
son los siguientes pasos a dar?

K.G. y L.U.: En este periodo queremos
sacar a la luz la reforma
pendiente, cuyos puntos son bien conocidos.
Tenemos en proyecto próximamente
una nueva movilización
contra una agencia de colocación
que se salta la legalidad y exprime a
las trabajadoras
. Como siempre, tendremos
que presionar a la Inspección
de Trabajo y al Gobierno Vasco
para que actúen, porque prefieren
mirar para otro lado.

D.: ¿Contempláis la huelga del 29-S
como una nueva oportunidad para
dar un impulso más a la lucha?

K.G. y L.U.: La huelga no tiene como
detonante ninguna de las reivindicaciones
de las trabajadoras de hogar.
Sí que nos gustaría que los sindicatos
que están en la mesa del diálogo
social hicieran suyo el asunto, lo que
hasta ahora no ha sucedido
. El
Gobierno presentó un proyecto en
septiembre de 2007, y aún no se ha
movido nada. Lo que está claro es
que las asociaciones de trabajadoras
de hogar necesitan el apoyo del resto
del movimiento obrero y movimientos
sociales.

D.: Vuestro trabajo, sobre todo, es
con mujeres migrantes, ¿cómo os organizáis?

K.G. y L.U.: Hacemos pivotar el trabajo
sobre las asesorías, y a partir de
la defensa de las trabajadoras sacamos
a la luz la situación que se vive y
elaboramos las reivindicaciones. Por
sus horarios es muy difícil para la
mayoría de las trabajadoras tener
una actividad estable. Hacemos
charlas informativas, acciones contra
agencias de colocación, participamos
en movilizaciones del movimiento
obrero como el 1 de mayo...

D.: Por último, y para hacer un poco
de historia, ¿en qué contexto nació la
Asociación de Trabajadoras de
Hogar de Bizkaia?

K.G. y L.U.: Nació en el año 1985,
cuando se publicó el Decreto que regulaba
la relación especial. Es una
organización que surgió al abrigo del
grupo de trabajo de la Asamblea de
Mujeres de Bizkaia. A lo largo de los
años ha pasado gente diferente, pero
siempre hemos trabajado desde un
planteamiento feminista. No nos
gusta que se olvide que también los
hombres son empleadores, se encarguen
o no de organizar la casa y por
tanto el trabajo de la empleada de
hogar. Y sabemos que la situación
del empleo doméstico está sirviendo
para tapar otras muchas carencias
en el reparto del cuidado y en la organización
social.

Artículos relacionados:

- [Las empleadas de hogar no se acercan al Régimen General->12180]
- [Limpiar en tiempos de crisis->12181]
- [Empleo de hogar, cuidados y ciudadanía global ->12183]

Tags relacionados: Número 134
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto