Proyecto censored presentado el 30 de septiembre en Nueva york
Las estadísticas sobre violencia insurgente se disparan. Las últimas previsiones sugieren un coste político y humano muy elevado para el futuro inmediato.