El próximo lunes se firma el acuerdo supranacional con la mirada puesta en los ajustes salariales
El Pacto del Euro entra a empujones

El pacto destinado a
salvar la moneda común,
plantea diversas directivas
encaminadas a aumentar
la competitividad y reducir
el déficit de los Estados a
costa del peso de las
rentas del trabajo.

- Un señor con corbata se ha comido mi pensión

23/06/11 · 8:00
Edición impresa
JPG - 94.5 KB
Foto: Olmo Calvo

La incorporación de España a la
Unión Europea se concretó con la
firma del Tratado de Maastricht en
febrero de 1992. El escritor Manuel
Vázquez Montalbán
, en una columna
titulada "Sin empujar"
, resumía
entonces la percepción de que
ese proceso se iba a llevar por delante
cualquier consideración social:
“Ya sé que vamos para miserables
y desasistidos, pero sin empujar”,
pedía Montalbán.

Diecinueve
años después, el Pacto del Euro Plus
es la constatación de que siguen los
empujones para entrar en la senda
de Maastricht. Se trata de propuestas
de reformas sociales, políticas y
económicas
que, en algunos de sus
puntos, ya han sido implementadas
por los Gobiernos europeos.

El principal objetivo del Pacto
del Euro fue establecido en las
conclusiones de la reunión del 24
y 25 de marzo de 2011 del Consejo
Europeo; “aumentar la competitividad”
y reforzar “nuestra economía
social de mercado” son las
dos funciones básicas de un
acuerdo que será refrendado el 27
de junio
por los países de la zona
euro más Bulgaria, Dinamarca,
Letonia, Lituania, Polonia y
Rumanía, que han decidido sumarse
a este marco destinado a
“salvar el euro”.

Para José Luis
Carretero
, profesor de derecho
del trabajo, este acuerdo es un aviso
de que “el que se mueva no sale
en la foto”, o, lo que es lo mismo,
el pacto está encaminado a
homogeneizar las condiciones de
Vida
en los Estados de la zona euro
y buscar una salida a la crisis a
través de “la competitividad”.

“Aumentar la competitividad significa
mejorar la capacidad que tiene
una economía para exportar sus
productos a los mercados mundiales
en condiciones más ventajosas
que las del resto de economías”, resume
el economista Nacho Álvarez.
En esa “configuración de las condiciones
más ventajosas” se incluyen
distintos factores, como la investigación,
el desarrollo y la ‘eficiencia’,
pero el papel fundamental lo
determinan los costes laborales:
“La llamada competitividad está íntimamente
ligada a productividad
del empleo, y por tanto, al salario”,
explica Jorge Halpern, de la red
Democracia Real Ya.

No obstante, el Pacto del Euro
Plus, no habla a las claras de una
rebaja de los salarios
, sino que,
con un estilo marca de la casa (común
europea), el texto hace brindis
en esa dirección. Álvarez cree
que la reducción de los costes salariales
no va a traducirse en una
Mejora
simultánea de la competitividad
de todos ellos, habida cuenta
de que el 70% del comercio de
los países de la UE es entre los países miembros.

El Consejo Europeo también pide
medidas que garanticen que “la fijación
de salarios en el sector público
contribuya a los esfuerzos de competitividad
en el sector privado”.
Carretero señala que esta rebaja de
salarios en el empleo público tiene
un doble objetivo: por una parte, “el
hecho de que la función pública sea
un ejemplo de que se pueden obtener
unas condiciones mínimamente
dignas de trabajo es algo que tiene
que ser derribado en este momento”,
además, este empobrecimiento
busca abrir más espacios
para la colonización
por el mercado de espacios
de reproducción social, como la
sanidad y la educación públicas, de
forma que afecta a lo que se conoce
como salario indirecto.

Amaya, una
participante en la comisión de
Feminismos del movimiento 15M,
apunta que esta clase de medidas
convierte a los hogares en la institución
económica básica
en la que se
resuelve la crisis, el último colchón
para amortiguar la caída de salarios
y la depauperización de los servicios
públicos, que “deberían socializar
la carga de cuidados”.

La senda del ajuste continuo

Además, el texto del Pacto del Euro
Plus anuncia que seguirán los test
de resistencia a los bancos
e informa
de que este otoño se presentará
un informe sobre la fiscalidad del
sector financiero. El texto del
Consejo Europeo concreta más en
cuanto a los objetivos de reducción
del déficit
y empuja a los Estados
europeos a que introduzcan esos
objetivos en sus normativas, incluidas
las distintas Constituciones

nacionales.

También prescribe
el aumento de la edad de jubilación,
que el Gobierno español
desarrolló en el marco del acuerdo
global firmado con sindicatos
(CC OO y UGT) y patronal; y la promoción
de la flexiseguridad
, que
afecta a las condiciones de entrada,
permanencia y salida del puesto de
trabajo, para lo que el Consejo Europeo
recomienda una revisión de los
niveles de centralización de los procesos
de negociación, algo que ya
se recoge en el Decreto sobre Negociación
Colectiva
aprobado el 10 de
junio en el Consejo de Ministros.
¿Servirán estas medidas para
paliar la crisis? “Evidentemente,
no”, apunta Jorge Halpern, que
cree que es el momento de decidir
si se sigue “la senda de ajustes,
pactos sociales y medidas que empobrecen
a la población” o se sigue
interviniendo democráticamente
para detener este proceso.

Cómo medir la
productividad

La propuesta de ligar los salarios
a la productividad, en lugar
de a la inflación como ocurre
hasta ahora, aparece entre los
objetivos del Pacto del Euro. El
profesor de derecho del trabajo
José Luis Carretero apunta que,
el incentivo de la productividad
es intangible, especialmente en
pequeñas y medianas empresas,
«entran aspectos como
quién es más dócil, quién se
porta mejor, quién se queda una
hora más sin pedir que se la
paguen, etc.», apunta Carretero,
quien, no obstante, matiza que
el texto del Pacto del Euro «no
suelta prenda» en cuanto a qué
herramientas van a utilizarse
para medir la productividad.

Tags relacionados: Sector público Feminismos
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

2

  • |
    anónima
    |
    27/06/2011 - 11:14am
    Europa nos ha dado mucho, no podemos ser tan simplistas. La cuestión es, como dice el artículo, mejorar los medios de gobierno democrático para impedir que decisiones tan trascendentales como esta queden en manos de los jefes de gobierno y no entrañen un debate realmente democrático en las Instituciones nacionales e internas.
  • |
    anónima
    |
    25/06/2011 - 6:23pm
    SALGAMOS DE EUROPA. SI NO NOS DA Y NOS QUITA NO SE POR QUE LA MANTENEMOS.
  • Foto: Olmo Calvo
    Foto: Olmo Calvo
    separador

    Tienda El Salto