ALTERNATIVAS: EL CASO ALEMÁN
MIETSHÄUSERSYNDIKAT: ORGANIZACIÓN VS. ESPECULACIÓN

Mietshäusersyndikat fue fundado en
1992 en Friburgo por antiguos okupas
como red de apoyo mutuo de
colectivos de vivienda autogestionada.
Desde el suroeste se extendió a
otras zonas del país. Hoy en día
abarca 51 proyectos y 19 grupos, en
total unas mil personas.
Los proyectos
organizados en Mietshäusersyndikat
son diversos. Algunos se ubican
en núcleos urbanos, otros son granjas
rurales, en algunos vive sólo
media docena de personas, en otros

14/02/11 · 8:00
Edición impresa

Mietshäusersyndikat fue fundado en
1992 en Friburgo por antiguos okupas
como red de apoyo mutuo de
colectivos de vivienda autogestionada.
Desde el suroeste se extendió a
otras zonas del país. Hoy en día
abarca 51 proyectos y 19 grupos, en
total unas mil personas.
Los proyectos
organizados en Mietshäusersyndikat
son diversos. Algunos se ubican
en núcleos urbanos, otros son granjas
rurales, en algunos vive sólo
media docena de personas, en otros
más de cien. También tienen una historia
diferente: algunos edificios fueron
comprados en el mercado inmobiliario,
otros son okupas legalizadas.

Mietshäusersyndikat pone énfasis en
la autodeterminación de los proyectos,
por lo que hay pocos requisitos
para participar.
Sólo se debe aceptar
el modelo de organización que propone.
Además, se excluyen las sectas
esotéricas o colectivos de extrema
derecha. Cada proyecto es
administrado por una Sociedad de
Responsabilidad Limitada (SRL),
cuyos únicos socios son el colectivo
de los inquilinos y Mietshäusersyndikat.
Éste sólo forma parte de la SRL
para vetar una posible venta del edificio.

Este mecanismo asegura la
autonomía del proyecto por un lado y
su permanencia por otro.
La compra se financia mediante créditos
de personas afines al proyecto
y de bancos. El capital necesario
para obtener los créditos se reúne
entre Mietshäusersyndikat y el colectivo
de inquilinos. Los créditos son
amortizados mediante el alquiler,
que incluye una contribución a Mietshäusersyndikat.
El alquiler es moderado,
aunque puede llegar a exceder
el de los pisos más baratos en
el mercado.

De momento, Mietshäusersyndikat
sigue creciendo. Desde los cinco
proyectos afiliados en 2000 se ha
llegado a administrar edificios con
un valor estimado de unos 30
millones de euros en varias ciudades
del país. Según los activistas,
también se muestra interés desde
el extranjero y creen que próximamente
surgirá el primer proyecto en
Austria, Francia o España.

Artículos relacionados:

- [¿Le quieren quitar la casa? Organícese->13549]
- [Dación en pago, una solución posible y necesaria->13550]
- Entrevista a Borja Mateo, experto inmobiliario: [«Los pisos aún deben bajar entre un 40 y un 50%»->13551]
- - [Luces y sombras de la política de vivienda del Gobierno de Zapatero->13552]

Tags relacionados: Número 143
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Inicie sesión para comentar
separador