Uno de los ejes del mayo global
Mareas blancas: pequeños logros y grandes retos contra el expolio

La lucha contra la privatización de la sanidad continúa.

07/05/13 · 18:18
Edición impresa
Las movilizaciones contra la privatización de la sanidad ha conseguido sus primeras victorias. / Álvaro Minguito

Nueve mareas blancas han recorrido las calles de Madrid desde que el Ejecutivo regional presentara el 1 de noviembre sus planes de desmantelamiento de la sanidad pública madrileña. De momento, ni las mareas, ni dos meses de encierros permanentes en hospitales, ni las diversas acciones realizadas han logrado paralizar los planes de la comunidad, pero las movilizaciones continúan y serán uno de los ejes del Mayo Global.

Según Jesús Jaén, de la Comisión de Salud del 15M en Madrid y de P.A.T.U.Salud, sí se han logrado pequeñas victorias, como el no desmantelamiento del hospital de La Princesa, la paralización de la privatización de los laboratorios y la retirada por inconstitucional del euro por receta, medida que también se tomó en Cataluña. “No es mucho lo logrado porque el último ataque de la comunidad es el producto de las leyes privatizadoras de los últimos 20 años”, afirma, en referencia a la Ley 15/97. El mayor logro ha sido “intangible”, según Jaén: “Se ha conseguido sensibilizar a la sociedad de que la sanidad pública es un derecho y una conquista social y que la privada no funciona mejor”.

A los encierros, concentraciones y manifestaciones que siguen celebrándose en Madrid se suman la convocatoria de una consulta popular por la sanidad pública entre el 5 y 10 de mayo, el anuncio de una huelga para el día 7 convocada por AFEM, la “noche de los pijamas blancos” que organizará la Comisión de Salud del 15M frente al Ministerio de Sanidad el día 11 y la celebración de actividades en las plazas en el mes de mayo. Se han logrado pequeñas victorias, como el no desmantelamiento del hospital de la Princesa

Frente al tsunami de privatización y “desuniversalización” de la sanidad en todo el Estado, las respuestas en las distintas comunidades han variado dependiendo del nivel de organización y también de la postura tomada por cada una de las administracio­nes. En Cataluña, donde el recorte a los hospitales públicos será este año del 10%, la querella contra el conseller Boi Ruiz y su equipo por delitos contra el derecho a la salud y corrupción presentada en 2012 por la PARS y otros colectivos se topaba con su desestimación en los tribunales, pero el Parlament creaba el 12 de abril una comisión para investigar las irregularidades en torno a la sanidad catalana en los últimos años.

En enero se creaba en Cataluña el Grupo de Trabajo de Defensa de la Sanidad de las Asambleas de Barrio del 15M, que trabaja en torno a los ejes de corrupción, privatización, medicalización y exclusión. Y en abril nacía la Plataforma para una Aten­ción Sanitaria Universal en Cataluña, cuyo eje de trabajo es la lucha contra la exclusión de las personas migrantes derivada del RD 16/2012. Para Iko, pediatra del Grupo de Salud del 15M de Barcelo­na, uno de los logros de estos meses, además de la desobediencia civil contra el euro por receta, es que “mediante la presión se ha conseguido que todo el mundo se pueda empadronar y que quienes se queden en situación irregular no pierdan la tarjeta, pero es mentira que se vaya a atender a todos como quiere hacer ver la Generalitat”.

En Castilla-La Mancha, la victoria más tangible la lograban los vecinos de 21 localidades que consiguieron derogaron la orden de cerrar las urgencias nocturnas En Castilla-La Mancha, donde la privatización, cierre de centros y recortes en diversos servicios se multiplican, la victoria más tangible la lograban los vecinos de 21 localidades, cuyas movilizaciones y encierros, junto a varias resoluciones del Tribunal Superior de Justicia, hacían que la Administración derogara su orden de cerrar las urgencias nocturnas.

Las mareas blancas luchan por extenderse a ésta y otras comunidades, como Andalucía, donde el recorte en sanidad este año alcanza el 10%, lo que se suma a la precarización de los profesionales sanitarios, que en 2012 mantuvieron varias huelgas. Pero las luchas siguen siendo muy desiguales. “No hay una coordinación estatal”, dice Iko, que concluye que “queda todavía mucho por hacer en la lucha contra la privatización”.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0