ENTREVISTA // RONALD KASRILS, EX MINISTRO SUDAFRICANO Y EX MIEMBRO DEL CONGRESO NACIONAL AFRICANO ENTRE 1987 Y
“Lo que ocurre en Palestina es incluso peor que lo que vivimos durante el apartheid”

Este antiguo luchador
contra el apartheid en
Sudáfrica nos habla de las
similitudes entre el antiguo
régimen sudafricano y el
régimen israelí y de las
vías para denunciarlo y
enfrentarse a él.

17/03/10 · 0:00
Edición impresa

Conversamos con Ronald Kasrils entre
sesión y sesión del Tribunal Russell.
Descendiente de inmigrantes
judíos, líder antiapartheid, ex ministro
del Gobierno sudafricano y colaborador
durante décadas del presidente
Nelson Mandela y el Congreso
Nacional Africano, formó parte del
Partido Comunista de Sudáfrica y vivió
uno de los cambios más significativos
de su país: el fin del apartheid.

DIAGONAL: ¿Qué tenemos que hacer
para que la comunidad internacional
se pronuncie frente a lo que
está pasando en Palestina?

RONALD KASRILS: Tenemos que
comprometernos, trabajar duro y
movilizar a la opinión pública como
lo hicimos en la lucha contra el
apartheid. La movilización es muy
importante. Las cosas no vienen fácilmente.
No fue fácil durante la lucha
contra el apartheid sudafricano.
Tuvimos que luchar contra poderes
occidentales fuertes como
Gran Bretaña o los Estados Unidos.

D.: ¿Hay similitudes entre la lucha
contra el apartheid y la situación
de Palestina?

R. K.: Ni dos países ni dos luchas son
exactamente iguales, pero hay enormes
similitudes. Un sudafricano que
tiene la justicia en la mente y en el
corazón, cuando va a los Territorios
Ocupados, recuerda nuestro horrible
pasado, tenemos un dejà vu, pensamos
que estamos de nuevo en el
apartheid cuando vemos los check
points, los militares, el racismo en las
caras, en el lenguaje y las armas de
los israelíes apuntando a los palestinos,
que son callados y acosados con
odio. Entonces empezamos a sentir
que es incluso peor que lo que sentimos
o vivimos durante el apartheid.
Es peor porque vemos las bombas
cayendo, los tanques disparando...

D.: ¿También hay similitudes con la
doctrina misma del apartheid?

R. K.: Cuando estudiamos la doctrina
y la teoría del sionismo en el modo
en que se está aplicando, nos recuerda
cómo se aplicó el apartheid
en Sudáfrica: se decía que si tú eras
blanco eras una persona con una
“bendición divina” para hacer prosperar
la tierra, y si tenías otra pigmentación,
no tenías las “raíces” necesarias.
Eras excluido. Lo vemos
no sólo en la manera en que son
tratados los palestinos en los Territorios
Ocupados; también los palestinos
que viven en Israel son discriminados,
hay muchos prejuicios, no
obtienen las pensiones ni ayudas
para las casas... En Sudáfrica tuvimos
el mismo problema con la disponibilidad
de agua. Todo el tiempo,
en todas partes, puedo ver estas
grandes similitudes.

D.: ¿Estamos hablando de violación
de leyes internacionales?
¿Qué significará esto para la paz
internacional y para la estabilidad?

R. K.: Cuando la ley es tratada de esta
manera resurge la hipocresía de
la UE y los EE UU e Israel, y nadie
se preocupa de la violación de la ley.
¿Qué significa esto para nosotros,
aquí en España, en Sudáfrica o para
cualquier lugar del mundo? Cuando
la ley internacional es profundamente
erosionada, ¿dónde iremos
nosotros como mundo? Yo lo veo
como un levantamiento hacia la derecha,
racismo, fascismo. Debemos
defender la ley, los valores y los
principios de las raíces humanas.

D.: ¿Volvemos a 1939? Pero me decía
que usted es optimista...

R. K.: Siempre hay posibilidades de
cambiar, si hacemos algo, si actuamos,
si unimos esfuerzos, si nos organizamos
a todos los niveles: la
sociedad civil, los medios, el Gobierno...
Entonces es posible y debemos
hacerlo.

D.: ¿Ahora la UE no está castigando
a Israel pero sí a Palestina?

R. K.: Esto lo vemos a lo largo de la
historia. Esto es política. La política
de los ricos, que miran hacia los intereses
específicos que ganan a costa
de la opresión de otros. Israel representa
y defiende los intereses de los
dirigentes de la UE y particularmente
de EE UU. Por este motivo dejan
que pase. Por lo tanto, es un asunto
político, y son políticos, no les preocupa
ni la ética ni la moral ni la ley. Y
lo vemos en el modo en que se están
comportando. Éste es mi terror:
están abriendo el camino para el fascismo.
Por esta razón debemos movilizarnos
y hacer cualquier cosa para
impedir que ganen y asentar estos
principios, esta moralidad, esta ley.

D.: ¿Qué cree que conseguiremos
después del Tribunal Russell?

R. K.: Pienso que conseguiremos
despertar la alerta en la UE para que
la gente presione a los Estados y éstos
dejen de ser cómplices de la violación
de los derechos humanos por
parte de Israel. Y esto lo queremos
ver también en EE UU.

D.: ¿El silencio es cómplice?

R. K.: Sí. Es culpabilidad. Bertrand
Russell expresaba la verdad a través
de la historia. Cuando vemos
un crimen, un asesinato, si no hacemos
nada, somos cómplices de la
acción criminal. Debemos hablar.
Cuando vemos algo, no lo podemos
apartar de nuestras cabezas. No
podemos callarnos, debemos actuar.
Si continuamos callados, estamos
apoyando la acción.

D.: ¿Piensa que veremos un país palestino
libre en los próximos años?

R. K.: Lo veremos en algún momento,
porque el pueblo palestino tiene
espíritu para resistir. Lo conseguirán
mejor y más rápido con nuestro apoyo.
Si la UE cambiara su política mañana,
la lucha palestina iría hacia delante,
se presionaría a la comunidad
internacional, a la ONU, a EE UU.
Cuando podamos forzar a los estadounidenses
a cambiar de política y
tomar medidas, como en el caso del
apartheid, entonces vendrá más rápido.
Desde nuestra experiencia en
Sudáfrica y mi modo de ver y comprender
la historia, hay dos elementos
esenciales: la gente luchando por
su propia libertad y la movilización
internacional. Lo logramos con el
apartheid en Sudáfrica; debemos
conseguirlo con el tema palestino
también. Creo que podemos conseguirlo
y soy optimista con esto.


LA NAKBA CONTINÚA

LEY CONTRA LA CONMEMORACIÓN DE LA NAKBA

El Comité Legal del Parlamento israelí ha aprobado una propuesta de ley que,
de ser finalmente aprobada por el Parlamento, penalizará e impondrá sanciones
económicas a las organizaciones que conmemoren la Nakba (“la catástrofe”,
como se conoce a la expulsión masiva de palestinos de sus hogares en
1948, con motivo del nacimiento del Estado de Israel).


LA UE SABÍA QUE ISRAEL ATACARÍA GAZA

La eurodiputada Véronique de Keyser, del Partido
Socialista valón, ha denunciado que la UE estaba informada
de los planes de Israel de bombardear Gaza en diciembre de
2008 y no hizo nada para evitarlo. Fue la propia ministra de
Exteriores israelí, Tzipi Livni, quien informó del futuro ataque.


50.000 nuevas viviendas
para colonos tienen
previsto construir
próximamente los israelíes en Jerusalén
Este. En la actualidad, más de 200.000 colonos
están instalados en esta zona palestina.


1.000 días de bloqueo de la
Franja de Gaza por
Israel se cumplieron el
11 de marzo y la situación es “cada vez más
grave” según el comisionado de la Agencia de
la ONU para los refugiados palestinos.

Tags relacionados: Número 122
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador