RECORTES SANITARIOS
La Sanidad de Mas llega a los tribunales

Denuncia penal contra la plana mayor sanitaria de la Generalitat. Una plataforma contra los recortes considera que cuatro altos cargos de Salud del Govern de CiU legislan contra el acceso universal a la salud. Sospechas sobre las listas de espera y los conciertos. La denuncia señala que la mayor demora de las intervenciones y la reestructuración del sistema catalán de salud benefician a la privada.

16/04/12 · 18:56

En abril de 2011, el president de la
Generalitat catalana, Artur Mas,
anunciaba un recorte del gasto sanitario
 de mil millones de euros
. El objetivo
 de este plan de choque era
“que Catalunya no termine como
 Grecia” y el encargado de llevar a cabo
 el tajo era Boi Ruiz, consejero del
 Departamento de Salud de la Generalitat.
 Un año después, al plan de
Mas le ha salido una denuncia.

El 21 de marzo, la Plataforma de
Afectadas por los Recortes Sanitarios
(PARS) presentaba ante la Fiscalía
 Superior de Catalunya, un escrito
 conforme al artículo 264 de la Ley de
 Enjuiciamiento Criminal
(PDF) en el que se
 relatan hechos que la PARS considera
infracciones del artículo 542 del
Código Penal. Este artículo tipifica el
 delito en el que incurre aquella persona
que, en el ejercicio de la función
pública, impida conscientemente “el
 ejercicio de derechos cívicos”
a una
 persona. Las personas que firman la
 denuncia entienden que dentro de
esos “derechos cívicos” se encuentran
 los “principios rectores de la política
 social y económica” que salvaguarda
la Constitución española.

Según este escrito, “los responsables
de Salud del actual Gobierno de
 Catalunya, pese a que las leyes les
 obligaban a tutelar un derecho fundamental,
 han emprendido un decisivo
 desmantelamiento de la sanidad
 pública
, primando los intereses sanitarios
 privados sobre la asistencia pública”.

Siempre según los denunciantes,
 el consejero de Salud, Boi Ruiz,
 Roser Fernández Alegre, secretaria
 general de Salud, Josep María
 Padrosa, director del Servei Català
 de la Salut (CatSalut), y Josep Prat,
 presidente del Consejo de Administración
 del Institut Català de la Salut
–ICS, el organismo con mayores
competencias asistenciales de
 Catalunya–, han limitado el acceso
 efectivo a la asistencia sanitaria universal
 y de calidad a la ciudadanía,
 con la pretensión de favorecer a grupos
 sanitarios privados.

Ya se conocen los primeros efectos
 de los recortes promovidos por la
 Consejería de Ruiz. Más de 3.700 empleados
del sector se han visto afectados

 por Expedientes de Regulación
de Empleo, se han cerrado más de mil
 camas (plazas hospitalarias)
de las
 aproximadamente 4.000 que hay en
toda Catalunya y las listas de espera
crecieron casi un 25% en los dos primeros trimestres de 2011.

También se conocen las respuestas a esta situación: los cortes de tráfico,
las manifestaciones, los encierros y
ocupaciones de Centros de Atención
 Primaria (CAP)
han goteado en toda
la Comunidad. Con estas protestas,
 protagonizadas por sindicatos sanitarios
pero también por usuarios contra
los recortes, se ha conseguido la reapertura
 de tres plantas cerradas en el
 Hospital de Bellvitge. También mediante
la movilización ciudadana se
 pretende conseguir la reapertura del
 CAP de La Rambla de la Marina.

Cristina, de la Comisión de Salud
 del 15M Barcelona y trabajadora
 del sector público sanitario, explica
 a este periódico que a finales de
 enero más de 150 personas procedentes
 de los colectivos de defensa
 de la salud de Catalunya se reunieron
en lo que se llamó la Trobada
 de Sanitat para poner en común la s
experiencias de casi un año de luchas
 en contra de la gestión liberal
de este servicio público.

Pese a la respuesta ciudadana, la receta
 expedida por el tándem Mas-Ruiz sigue prescribiendo un progresivo
deterioro de la Sanidad. El 1 de
junio entrará en vigor el llamado copago
,
 por el que aquellas personas
 que no cobren la renta mínima de
inserción ni una pensión no contributiva
 deberán pagar un euro por
 cada receta médica si el medicamento
 cuesta más de 1,67 euros. A
 tenor del recorte en Sanidad y
Educación anunciado el 9 de abril
por el Gobierno de Rajoy, esta medida
podría extenderse al resto del
 Estado español
, en opinión de
Ramón Serna, de la Candidatura
 Autònoma de Treballadores i
 Treballadors de l’Administració de
Catalunya. A juicio de este sindicalista,
en los tres próximos meses “se
 va a modificar un sistema implantado
 desde hace más de 30 años”.

Conciertos a la privada

Pero el copago no es la única experiencia
 que ha introducido la Generalitat.
 El modelo concertado, una fórmula
 que se aplicó a mediados de los
‘80 y que dio entrada en 1995 al ánimo
 de lucro de las empresas públicas
 por medio de la Ley de Ordenación
 Sanitaria de Cataluña, refrendado
 posteriormente por la Ley estatal
15/97, ha generado un negocio de
provisión de servicios en que el control
 político brilla por su ausencia
. Ya
en 1998, el diputado del Parlament
 Joan Ridao alertaba de que “la creación de
 empresas públicas y entes instrumentales
escapa del necesario
 control político y democrático. Aunque se nutren en buena parte de
los recursos públicos y no están sujetas
 al control y la fiscalización democrática

 de este Parlamento”.
La crisis económica ha acelerado
 esta tendencia, que va en paralelo al
fomento de la sanidad privada por
 parte de los poderes públicos.
Catalunya es, junto a Madrid y
 Baleares, la autonomía que cuenta
con un menor presupuesto sanitario
público y, en paralelo, la que mayor
 número de seguros privados tiene.

No obstante, el traspaso nunca se
produce completamente, en primer
lugar porque hay pacientes demasiado
“caros” para el sector privado
,
 que, aunque ofrece ventajas en
 cuanto a confort y tiempo de espera
 a sus usuarios, no puede competir
 en cuanto a cualificación del personal
 con los grandes hospitales públicos.

En segundo lugar, el sector privado
 tiene en el modelo de consorcios
 un filón que pretende seguir explotando:
por este motivo, en diciembre
de 2011, el ICS modificó la
 ley 8/2007 para, entre otras cosas,
permitir que este organismo sea
“troceado”
en empresas, que podrán
funcionar con capital privado.

Tags relacionados: Sector público
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    anónima
    |
    30/05/2012 - 2:40pm
    I have tried everything I have read to keep my prative calendar from bleeding over to the public appointment calendar for my business no luck! I even set up a completely new account and it still bled over to and from my prative calendar, even when I was signed out of my prative calendar! Google really shouldn’t say it will keep prative info prative when it doesn’t!
  • SILBATOS CONTRA MAS. Las protestas contra los recortes han juntado a profesionales y usuarios / Foto: Albert Garcia.
    separador

    Tienda El Salto