MAPAS: MODELOS DE AHORRO Y FINANCIACIÓN
Guía básica de alternativas

¿A quién se dirigen? ¿Qué servicios ofrecen? ¿De dónde
viene el ahorro? ¿Cómo se participa? Rastreamos
algunas iniciativas veteranas y embrionarias.

02/07/12 · 10:24
JPG - 52.6 KB
 
FIARE. Junta de socios de la organización en Sabadell

El ecosistema de las finanzas éticas
tiene pelajes diversos, mapeamos
algunos ejemplos.

Banca ética. Solidaria y participada

Además de transparencia, inversión
regida por principios éticos y reinversión
del beneficio, hay una participación
directa de los y las socias y
una construcción de abajo a arriba.
Es el brazo financiero de la economía
social y solidaria (especialmente
cooperativas, fundaciones, asociaciones,
social capital y redes).

Las personas físicas sólo pueden
depositar sus ahorros, no pueden
acceder a los servicios de financiación.
Las personas jurídicas, sin embargo,
pueden tanto aportar fondos
como recibir financiación. Para
Nuria del Río, que forma parte del
consejo asesor de Coop57, éste es
un ejemplo de cómo puedes tener
gente contratada, unos pocos beneficios
y cierta agilidad: “Hay un fuerte
componente militante, pero la ideología
común ha estado supeditada
a la operativa común, lo que prevalece
es cumplir ese sueño”.

Fiare comparte la filosofía de crecer
en los territorios donde existe
una sociedad civil organizada, pero
pretende ser una banca universal.
Se acaba de fusionar con Banca
Popolare Etica
y abrirá sucursales
que progresivamente darán servicios
bancarios convencionales.
Actualmente son 3.000 personas
y organizaciones jurídicamente
vinculadas que han aportado un capital
social de casi tres millones de
euros. Para su nueva fase de desarrollo
necesitará crear más tejido.

Entidades financieras. El caso Triodos

Triodos Bank es una banca ética holandesa
que tiene delegaciones en el
Estado español, donde comenzó su
andadura en 1998. En los últimos
años ha incrementado su oferta de
servicios, abriendo oficinas y permitiendo
operar en cajeros. No cotiza
en bolsa, tiene una política de transparencia
y, siguiendo los principios
de la banca ética, en principio sólo
financia proyectos que cumplen
ciertos criterios de sostenibilidad y
no sean especulativos. Las personas
accionistas no tienen derechos políticos,
los ceden a una fundación administrativa
que actúa como accionista
único y no sigue un modelo
participado. Desde el departamento
de comunicación aseguran que se
puede ser sostenible financieramente
siendo una banca que no cotiza
en bolsa. Y que es posible ser una
banca ética sin ser alternativa, con
un modelo empresarial asentado.

Sin intereses Dirigidas al individuo

El proyecto embrionario Jak, se inspira
en el banco sueco que lleva 30
años operando bajo estas siglas, que
significan Tierra, Trabajo y Capital.
En Madrid, surge al calor de la
asamblea de economía del 15M y de
momento están en fase de estudio,
viendo cómo enfocarse a un sector
que no cubre la banca ética solidaria:
las personas individuales y autónomas,
como nos explica Carlos
Céspedes, del grupo local de Madrid.
No quieren prestamistas que
busquen rentabilidad, por eso hablan
de banca sin intereses, conciben
al cliente como una ahorrador
que a la vez puede ser prestamista.

Es un proyecto local que fomenta
que se creen grupos en otros territorios:
“Estamos estudiando crear una
asociación donde haya una cooperativa
de consumidores, de crédito y
de servicios”, apunta Céspedes.

También hay que considerar a la
Cooperativa d’ Autofinancament
Social en Xarxa
. Se autodefine como
una cooperativa financiera, autogestionada,
asamblearia y sin intereses,
que pretende ofrecer una
estructura de financiación estable a
movimientos sociales, asambleas
populares e iniciativas autogestionadas
para que no tengan que acudir
al sistema bancario convencional.
En enero de 2012 celebró su primera
asamblea de constitución.

Microfinanzas Autoayuda financiera

Las Comunidades Autofinanciadas
(CAF) son pequeños grupos de autoayuda
financiera en las que las socias
aportan pequeñas cantidades
de dinero –entorno a los 50 euros–,
con el cual se convierten en socias.
Con el fondo creado se prestan dinero
entre ellas para cubrir necesidades
a corto plazo. Se ha expandido
especialmente entre personas
migrantes, nos explica Ana Álvaro,
de la Cooperativa Transformando,
especializada en la metodología para
fomentar las CAF. “Se diferencia
de los microcréditos en que no depende
de agentes externos, favorece
la autogestión, pero también la
capacidad de ahorro y el apoyo mutuo.

En un contexto de crisis tiene
sus fortalezas y debilidades, por eso
los plazos de devolución se están
flexibilizando”.
El Fondo de Solidaridad de
Granada
probablemente es la primera
experiencia de microcréditos.
Surgida de la sociedad civil en los
años ‘80 para dar respuesta a una situación
muy concreta de paro y exclusión
social, creó un fondo –que
sigue funcionando hoy– con el que
daban pequeños créditos para iniciativas
de empleo y autoempleo.
Sus recursos proceden de las cuotas
de los socios, de los ahorros que las
personas depositan de forma temporal
y de aportaciones o donaciones
a fondo perdido. Otra experiencia
similar, en Cataluña, es la de la
Acció Solidària contra el Atur, que
ofrece préstamos sin intereses para
financiar microempresas para autoempleo,
empresas de inserción, cooperativas,
asociaciones, etc.

Crowdfunding La última sensación

Es una nueva fórmula que permite
financiar iniciativas sociales
y sobre todo culturales sumando
pequeñas donaciones privadas
a través de la red. En el ultimo
año se ha experimentado
una boom de plataformas de
crowdfunding, como Verkami y
Goteo. Algunas se suman sin tener
muy claro que no es un negocio
ni puede llegar a serlo, enfatiza
Enric Senabre, de Goteo. “No
sólo se mueve dinero, creemos
que el crowdfunding es un terreno
idóneo también para la colaboración
no monetaria, donde
conseguir una colaboración distribuida
a través de la red, pero
eso hay que especificarlo al máximo”.
Para Enric también es importante
que haya un retorno accesible,
que los proyectos que se
financien promuevan un beneficio
compartido, el procomún.

Más en este número:

- [El ecosistema de las finanzas éticas->18870]
- [El éxito de la campaña #CrowdfundPaRato->18888]
- [Trabensol: Residencia de personas mayores activas->18889]

Tags relacionados: Crowdfunding
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    anónima
    |
    03/07/2012 - 3:35pm
    Os habéis olvidado citar a Oikocredit (www.oikocredit.org y www.oikocredit.cat), que por ser de las más pequeñas en España no deja de ser importante. Se trata de una cooperativa internacional de crédito, una opción muy parecida al Coop57 en cuanto a organización y funcionamiento, con la diferencia que está especializada en financiar proyectos de la economía social en países en vías de desarrollo. En el estado español Oikocredit también es socia promotora del Proyecto FIARE. Saludos!
  • FIARE. Junta de socios de la organización en Sabadell
    separador