GRUPO KRISIS //
Crítica del valor y la mercancia


31/05/10 · 0:00
Edición impresa


El grupo Krisis surgió en el año 1986 como grupo anticapitalista marxista y crítico del valor y del trabajo. Las ideas básicas de Krisis fueron expuestas en 1999 en el Manifiesto contra el trabajo. El ensayo se centra en el desarrollo histórico de la sociedad capitalista, la importancia del trabajo y las sucesivas crisis económicas, que interpretan como crisis del sistema. Según el manifiesto, el capitalismo basa el constante crecimiento que necesita en el incremento de la productividad. Ésta se debe a innovaciones como la producción en masa. Krisis considera la revolución microeléctrica una ruptura histórica, en la que el aumento de la productividad redujo de forma dramática la cantidad de trabajo necesaria para la producción de bienes. Como consecuencia, una creciente parte de la población se vuelve superflua. Esta crisis del trabajo significa el derrumbe final del sistema y la destrucción de la civilización occidental.

Aferrados al trabajo

El grupo Krisis analiza el surgimiento de tendencias nacionalistas, antisemitas y racistas como síntoma de la desintegración del sistema actual provocado por la creciente competencia en las luchas de reparto. En este descenso, la sociedad desintegrante se aferra al trabajo como elemento constante, desde la izquierda marxista hasta los partidos gobernantes. La tendencia de mantener el sistema del trabajo a cualquier precio lleva a la creación de puestos de trabajo sólo para no cuestionar el sistema y encubrir el paro creciente. Como respuesta a este desarrollo, el grupo Krisis llama al sabotaje y al boicot del sistema capitalista siempre y cuando esto sea posible y, finalmente, a la toma de los medios de producción. Los autores destacan la necesidad de transformar estos últimos para que no sigan perjudicando a los hombres y el medio ambiente.

En 2004, conflictos entre miembros del colectivo llevaron a la exclusión de Robert Kurz y Roswitha Scholz de la redacción de la revista con el nombre del grupo. Éstos siguen publicando la revista Exit!, que desarrolla sobre todo el teorema de la separación del valor. Esta idea fue presentada en 1992 en el ensayo El valor es un hombre, de Roswitha Scholz, y retomado posteriormente por otros autores del grupo Krisis. El teorema supone que la parte del hombre no aprovechable por el trabajo asalariado, todo lo sensual o emotivo, es separada de éste y relacionada con lo femenino, mientras el modelo es masculino, blanco y occidental. Así, Scholz explica la marginalización de personas que no cumplen con una de estas condiciones en la sociedad basada en el trabajo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

[¿Trabajar más para salir de la crisis?->11051]

[¿Es necesario trabajar para vivir?->11052]

[Ciudadano Pérez: «Hace falta un discurso alternativo a la vieja religión del trabajo»->11053]

Tags relacionados: Número 127
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto